X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

INAUGURACIÓN DEL CURSO

El rector de la Universitat de València se suma al de la Politécnica en la batalla por la financiación

Mientras Morcillo reclama “suficiencia financiera” ante los miembros de la Generalitat, Mora alude a la a reducción de las tasas y el incremento de las becas. El conseller de Educación responde que ellos tienen la voluntad, “pero no los recursos”

10/09/2016 - 

VALENCIA. El rector de la Universitat de València (UV), Esteban Morcillo, ha echado leña a la hoguera encendida el jueves por el rector de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), Francisco Mora, al reclamar una mejora en la financiación de la institución. Lo ha hecho apelando a la “singularidad” de la institución, que ha calificado de “patrimonio de los valencianos”, durante la inauguración oficial del curso 2016/2017 en el edificio histórico de La Nau, y frente a una amplia representación institucional.

Morcillo ha incidido en “el retroceso experimentado como consecuencia de esta crisis”, pero ha precisado que no se extiende “por igual” a todas las instituciones. Así, en su discurso ha recordado que las características “propias y específicas” de la UV no les permitirán, desde ya mismo y para el presupuesto 2017, “mantener la calidad de servicios por más esfuerzos de contención de gastos que podamos hacer y por más compromiso del profesorado y personal de administración y servicios de la institución”.

Por este motivo, el rector ha defendido que la universidad pública requiere “suficiencia financiera y estabilidad en su marco de referencia académica, para poder continuar generando docencia e investigación de calidad y evitando la pérdida de talento”. Además, ha señalado los problemas que la incertidumbre política provoca en la gestión de las instituciones, en referencia directa a la falta de consenso para aplicar la LOMCE. “Ni las universidades ni la educación en su conjunto, ni por supuesto las y los estudiantes, pueden vivir así”, ha afirmado, manifestando la necesidad de soluciones.

No es la primera vez que la UV alza la voz para protestar por su delicada situación presupuestaria, pero sus palabras cobran intensidad al amparo de las de Mora, rector de la UPV, que ayer reprochaba al Consell su falta de apoyo durante la apertura de curso. “Teníamos otras expectativas respecto a este Gobierno, más cercanía hacia nuestros problemas”, espetaba, en medio del discurso de investidura honoris causa del científico Roger Malina. A la vez, insistía en que esta situación no se pude “mantener por más tiempo, resulta ya insostenible”, y en que este curso “ deberá ser el de las soluciones”.

"Tenemos que poder gestionar a nuestro personal con libertad académica, Y ESO PASA POR DISPONER DE UNA CORRECTA FINANCIACIÓN"

El rector de la UPV ha solicitado a la Generalitat que lleve a cabo la reducción de las tasas y el incremento de las becas para su cuerpo de estudiantes. Asimismo, reclama el aumento de la financiación autonómica para las universidades públicas y pide que se cumpla el principio de autonomía universitaria: “Tenemos que poder gestionar a nuestro personal con libertad académica. Las limitaciones para la contratación de profesorado o de profesionales de la administración impiden planificar y poder tener una relación de puestos de trabajo acorde con una universidad del siglo XXI”, argumenta.

Aunque celebra que los Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2016 “invirtieran el signo de los recortes en servicios públicos fundamentales”, protesta por el hecho de que la financiación ordinaria siguiera anclada en su posición original de recorte de 2015, sin recibir ningún pequeño margen adicional, “sólo con la actualización del 1% de los gastos de personal y los pagos comprometidos por su deuda histórica".

La respuesta del Consell

En la inauguración de curso de la UV han estado presentes varios miembros de la Generalitat. En concreto, el conseller de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà; pero también el conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz; la consellera de Justicia, Gabriela Bravo; la consellera de Sanidad, Carmen Montón, y el presidente de Les Corts, Enric Morera.

Además, ha contado con la presencia de la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Pilar de la Oliva, y el presidente del Consell Social, Manuel Broseta. Una amplia representación institucional que, pese a todo lo sucedido, no ha frenado la reivindicación de Morcillo.

Al finalizar el acto, y tras escuchar las reclamaciones de Morcillo, Marzà ha querido ofrecer una respuesta cordial. “Compartimos muchas de las reivindicaciones del sistema universitario público para mejorarlo y en ese cambio estamos trabajando”, ha defendido. Sin embargo, ha asegurado que muchas de estas cuestiones “vienen motivadas por el Gobierno del Estado”, por lo que no disponen de recursos “para actuar con mayor celeridad. “No tenemos los recursos suficientes, pero sí la voluntad”, ha resumido.

Alineados con las becas

En el plano que sí ha incidido la Generalitat es en el de las becas. El conseller Marzà ha agradecido al rector Morcillo “el pleno apoyo a la política de becas y prácticas”, que excluye de la concesión de las mismas a los alumnos de las universidades privadas. “Hablar de financiación del sistema universitario público es hablar también de tasas y becas”, decía Morcillo en su discurso, antes de criticar que el esfuerzo del Estado en los últimos años “está por debajo de los porcentajes del PIB” y valorar la voluntad de la Conselleria “en este duro contexto” por desarrollar políticas “dirigidas a fortalecer el sistema universitario público”.

Quienes también han querido sumarse a las reivindicaciones han sido los miembros de la Plataforma en Defensa de la Universitat Pública, desde donde aseguran que el nuevo curso comienza “con los mismos problemas que nuestra Universidad sufre desde hace años”. Recuerdan que ellos celebraron "la llegada de un nuevo contexto político", pero que un año después siguen pendientes de resolver temas como “la financiación, la reducción de tasas, el incremento de becas, el reconocimiento de la carrera pofesional del PAS y la mejora de las condiciones laborales del PDI”, entre otros asuntos que preocupan a la comunidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email