X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

SIN TECHO DE CRISTAL

El turismo tiene voz de mujer

El papel de las mujeres en las empresas ha crecido, desde la insignificancia hasta lograr ahora una importante visibilidad. La paridad está lejos todavía, pero uno de los sectores más avanzados es el turístico, donde la mujer asume responsabilidades y liderazgo. Así lo detallan seis de sus protagonistas en la provincia de Alicante, quienes llevan la voz cantante y aún esperan que la igualdad deje de ser una utopía para el resto

28/03/2019 - 

ALICANTE. La mujer ha estado relegada a un segundo plano desde que hay conocimiento de la existencia del ser humano. Pero siempre han destacado mujeres que demostraron que la discriminación por sexos era una cuestión que no obedecía a la inteligencia. Y en esa lucha sigue la sociedad. Uno de los ejemplos claros está en el sector turístico, con empresarias que han conseguido cargos que tradicionalmente se han asociado a los hombres: los puestos directivos. «En este ámbito hay una mayor incorporación de la mujer al trabajo, alcanzando más del 50%», afirma Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, la patronal hotelera de la Comunitat Valenciana. Para Montes, que conoce el día a día de los alojamientos de uno de los puntos turísticos más importantes de España y de Europa —esto es Benidorm—, el sector turístico es uno de los que más posibilita la incorporación de la mujer relacionada con los colectivos más desfavorecidos, «con un empleo digno y estable a pesar de su formación». En este caso, teniendo en cuenta todos los puestos que abarca un hotel. 

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Benidorm precisamente cuenta con una de las circunstancias más machistas de la historia. En los años cincuenta los padres dejaban en herencia a sus hijas las 'peores' tierras, es decir, las que están pegadas al mar, porque en principio no tenían aprovechamiento hortícola. En cambio, las parcelas de interior eran para los hijos varones, para que pudieran cultivar comida. Al final, el tiempo provocó que las mujeres fueran las que se quedaran con los terrenos por los que ahora todo el mundo paga millones para el 'cultivo' del turismo, que es el que ha terminado triunfando en la ciudad alicantina. Pero eso no era todo, el papel de la mujer en la incipiente actividad turística fue más allá, ya que eran las que se quedaban en Benidorm cuando sus maridos pasaban largas temporadas en el mar. 

* Lea el artículo completo en el número de marzo de la edición alicantina de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email