GRUPO PLAZA

El empleo en I+D en la Comunitat supone el 10% del total

30/03/2021 - 

VALÈNCIA (EP). El personal empleado en actividades de I+D en la Comunitat Valenciana se sitúa en torno a las 20.000 personas, lo que representa un 10% del total del empleo en este territorio, una proporción inferior a la media española.

Por lo que respecta al gasto en innovación y desarrollo, entre 2010 y 2019 ha ido creciendo en la Comunitat Valenciana y, aunque está por debajo de la media española, se da una creciente implicación de las empresas valencianas en las actividades de I+D. El sistema universitario, en 2019 absorbió el 42% del gasto total en I+D de la Comunitat Valenciana, y cuenta con la mayor disponibilidad de capital humano en el Sistema Valenciano de Innovación (SVI).

Estos son algunos de los datos más destacados del documento 'Análisis de la Economía Valenciana y el Sistema Valenciano de Innovación. Diagnóstico en el contexto actual', que se ha presentado en la jornada 'Diagnóstico PostCOVID de la I+D en la Comunitat Valenciana en el Marco de la Estrategia de Especialización Inteligente RIS3CV', realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas.

La inauguración, transmitida en directo por la web, ha contado con la participación de la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual; el presidente de la CEV, Salvador Navarro, y de Ernest Reig, catedrático de Economía Aplicada de la UV, que ha presentado el informe.

A finales de 2016, la Comisión Delegada para la Ciencia, Tecnología e Innovación del Consell de la Generalitat aprobó la Estrategia de Especialización Inteligente para la Investigación y la Innovación en la Comunitat Valenciana (RIS3-CV). La Evaluación Intermedia se llevó a cabo en la segunda mitad de 2019. Es necesario disponer de un nuevo análisis del contexto de la I+D+i valenciana, que preste atención a las implicaciones que tendrá la nueva situación post-covid-19

El nuevo documento 'Análisis de la Economía Valenciana y el Sistema Valenciano de Innovación. Diagnóstico en el contexto actual' es, por tanto, la base para el diseño de las políticas de investigación e innovación y la reformulación de la Estrategia de Especialización Inteligente que deberán llevarse a cabo para el próximo periodo operativo 2021-2027.

De acuerdo a la información, el Sistema Valenciano de Innovación se caracteriza por la heterogeneidad de sus agentes y su dispersión geográfica a lo largo del todo el territorio de la Comunitat Valenciana, lo que exige un importante esfuerzo de coordinación y conexión entre sus componentes.

La proporción de empresas que innovan es mayor entre las grandes que entre las pequeñas, pero la intensidad de innovación en las pymes valencianas es mayor que en sus homólogas españolas y también mayor que en las grandes empresas (tanto valencianas como del conjunto de España).

El sistema de innovación requiere especialmente de personas formadas en materias STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) y el porcentaje de personal empleado que cuenta con este tipo de cualificación es menor que en regiones que cuentan con un sistema de innovación más desarrollado, como es el caso de Madrid, Navarra, País Vasco y Cataluña.

Con motivo del estudio se ha realizado una encuesta a miembros de más de 250 instituciones, asociaciones empresariales y empresas individuales, contando con la colaboración de la Dirección General de Innovación, lo que ha permitido alcanzar un total de 140 cuestionarios completados.

Tras analizar los resultados, los encuestados han destacado como fortalezas reconocidas del Sistema de Innovación Valenciano, la disponibilidad de personal investigador y tecnólogo, la financiación proveniente de Fondos Europeos y de la Generalitat y el trabajo de esta última para fomentar la innovación y coordinar a los agentes que forman parte del sistema.

"Debilidades críticas"

Aparecen como "debilidades críticas", en cambio, la dificultad para desarrollar una carrera científica estable, la financiación de la I+D+i por parte del sector privado y la eficiencia en la obtención de resultados. En esta categoría se encuadran también tres aspectos relacionados con las políticas públicas, como son la difusión de los resultados obtenidos, las acciones dirigidas al fomento de la inversión privada y el grado de prioridad concedida a la I+D+i por las administraciones públicas.

Las dos oportunidades que han sido identificadas como más importantes están relacionadas son el impacto de la actual pandemia, y se trata de la puesta en valor de la innovación y la investigación y la aceleración de las tendencias tecnológicas preexistentes.

Otros dos aspectos que adquieren una importancia notable son las oportunidades que ofrece Europa, tanto por el incremento de los fondos europeos destinados a la I+D+i como por la prioridad que la Unión Europea concede a la I+D+i en los programas de financiación que está lanzando.

La amenaza más importante para los encuestados es la excesiva burocracia y el complejo marco regulatorio al que se deben enfrentar las organizaciones que desean actuar en materia de innovación.

También son importantes, la infrafinanciación que padece la Comunitat Valenciana, la dificultad para atraer y retener capital humano de excelencia, los riesgos de deslocalización de las actividades productivas, la dificultad de las pymes para ser innovadoras y la falta de adecuación del capital humano a las demandas específicas del mercado, en lo referente a la necesidad de contar con suficiente personal formado en las disciplinas del área STEM.

El documento incluye información sobre el impacto de la pandemia en el tejido productivo y de la sociedad valenciana que ha evidenciado una notable vulnerabilidad ante los efectos económicos. Sin embargo, se ha constatado cómo la crisis sanitaria ha revalorizado enormemente el papel de la investigación y de la innovación como mecanismo de resiliencia y de respuesta ante un shock exógeno de gran magnitud.

La encuesta ha revelado que la RIS3 es ampliamente conocida por los agentes del SVI. La gran mayoría de los encuestados (un 68,6%) opina que el nivel de innovación en la Comunitat es similar al de España, un 22,1% que se sitúa entre las comunidades autónomas que más innovan y solo un 9,3% que entre las que menos. Son los empresarios los que tienen una mejor percepción sobre la innovación que se desarrolla en el territorio valenciano, seguidos de los científicos y científicas y tecnólogos y tecnólogas.

Destaca también la importante oportunidad que supone la instrumentación y aplicación de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3-CV) una vez adaptada a la situación post-Covid-19. El nuevo marco financiero plurianual 2021- 2027 de la Unión Europea y la posibilidad de aprovechar los fondos procedentes del programa Next Generation EU son aspectos clave para la Comunitat.

En cuanto a la valoración de la situación en que se encuentra la Comunitat en materia de innovación, el consenso es muy amplio a la hora de reconocer que el SVI cuenta con una buena dotación de capital humano, tanto en lo referente a personas investigador científico como tecnólogo.

Los aspectos peor valorados están relacionados con las políticas públicas para incentivar la inversión privada en I+D+i y con la difusión y promoción de los resultados que se alcancen en materia de innovación.

En su intervención, Carolina Pascual destaca que "una de las fortalezas de la Comunitat es contar con una Conselleria que aúna Innovación, Universidades y Ciencia". "Tenemos la posibilidad de actuar sobre el sistema investigador, conectarlo a través de la Innovación con las empresas, apostar por los medios tecnológicos necesarios y cohesionar, apoyar y potenciar el sistema científico valenciano y, finalmente, generar y atraer talento, como pieza básica en todo este engranaje", ha finalizado.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email