GRUPO PLAZA

entrevista al portavoz de ciudadanos en la ciudad de valència

Fernando Giner: "En 2008 no habría hecho la ampliación del Puerto pero ahora se habla de acabarla"

10/07/2022 - 

VALÈNCIA. Un año para los municipales y las diferentes formaciones políticas ya empiezan con las campañas preelectorales. Uno de los partidos más tocados en los últimos meses es Ciudadanos, especialmente tras las elecciones andaluzas. Su portavoz en València, Fernando Giner (València, 1964), cree que el partido resistirá en las elecciones de 2023. Se muestra duro en las críticas al alcalde de València, Joan Ribó (Compromís), a quien acusa de no "aprovechar la oportunidad" que ha tenido València mientras Barcelona estaba inmersa en el procés. "Se ha dedicado a hacer política", señala, "y sólo a favor de los suyos". Y asegura no entender el rechazo a la Copa América, que precisamente ha recalado en la ciudad condal.

El portavoz de la formación naranja celebra haber podido acordar medidas presupuestarias con el gobierno municipal del PSPV y Compromís, como la ampliación del cheque escolar, pero carga contra las formas utilizadas para implantar los proyectos de transformación urbana de la capital del Túria. Y aunque apoya una progresiva peatonalización y de reducción de carriles para el tráfico rodado -presenta una futura calle Colón con sólo un carril para transporte público y vecinos-, censura la falta de diálogo del actual ejecutivo local.

En cuanto a la ampliación del Puerto, admite que en 2008 no habría aceptado el proyecto y que la habría llevado a Sagunto. "¿Habría hecho la ampliación en 2008? No, pero ya está hecho, y tengo que trabajar con lo que está hecho", sentencia al respecto, e insiste en que las obras actuales son para acabar la ampliación ya empezada entonces. Y en ese sentido, clarifica: "Si me demuestran que las obras de ahora afectan a las playas del sur, me pongo del lado de Ribó".

Sobre estas y otras cuestiones de actualidad, Giner habla con Valencia Plaza en las dependedncias municipales.

- Siete años desde que cambiara el gobierno municipal. ¿Qué valora positivamente de estos dos mandatos?
- El acuerdo de presupuestos al que llegamos en el momento más crítico de la crisis sanitaria y económica y que supuso 33 millones de euros y ampliar el cheque escolar; llegamos a beneficiar a 6.000 familias. Y también a la hostelería, que tuvo bonificado el impuesto de mesas y sillas durante aquel año, lo que supuso dos millones de euros para el sector.

- Recibieron críticas por parte de los partidos de su derecha.
- Ahora todo el mundo habla de moderación, pues bienvenidos. Pero yo he podido demostrar que el entendimiento no es una moda y no es un postureo, sino una convicción. Por lo tanto, aplaudo que todo el mundo ahora quiera llegar a acuerdos porque en estos tiempos que vivimos no hay otro camino. Eso no quita que se tenga que hacer críticas cuando sea necesario.

- ¿Y en la columna de los fracasos, qué pondría?
- La gran penalización de Ribó es que no ha aprovechado el momento. En la situación de Barcelona por el procés, hemos tenido una oportunidad histórica y Ribó no la ha sabido aprovechar porque se ha dedicado a hacer política con València, no para València. Si estuviese en Madrid llegando a acuerdos para traer inversiones y financiación, yo estaría encantado y estaría a su lado. Pero está haciendo política y sólo a favor de los suyos. Es un alcalde sectario y dogmático que se ha olvidado del resto de la ciudad.

La pobreza se está disparando: hay 2.007 personas sin hogar en València frente a los 1.300 de Barcelona. En vivienda, hay 3.588 valencianos esperando una vivienda pública y el Ayuntamiento no ha construido casi ninguna. Siete solares están en venta para construir vivienda pero todavía no hay nada, de los diez edificios previstos por Aumsa con 323 viviendas, sólo hay tres en marcha. En urbanismo, hay 38 planes funcionales en la ciudad pendientes, como el del Cabanyal, con 62 observaciones de la Consellería. El desarrollo urbanístico de la ciudad está paralizado, ha vencido el urbanismo táctico a la planificación urbanística. 

Y por otro lado, todos queremos llegar a la agenda 2030, a una Valencia más sostenible, donde podamos respirar un aire mejor y que València sea capital verde. La pregunta es: ¿cómo lo está haciendo Ribó? Lo ha intentado hacer de la noche a la mañana, con sanciones e imponiendo su criterio. Una transformación tan importante de la ciudad requiere tiempo y sobre todo, mucho diálogo y convencimiento.

- ¿Qué proyectos que se están emprendiendo le agradan?
- Estoy de acuerdo con Grezzi cuando habla de crear un espacio personal en la zona del Museo de Bellas Artes. También apuesto por el soterramiento de la Ronda Norte para unificar Benimaclet con la huerta. Y creo que es importantísimo el soterramiento de las vías de Serrería. También hay que acabar el viejo cauce del río Túria para que llegue hasta el frente litoral y conectarlo con un corredor verde desde Alboraya hasta El Perelló.

- ¿Le convence el proyecto de renaturalizar el nuevo cauce del río?
- No, yo acabaría el viejo. Y para eso es fundamental soterrar las vías de Serrería. Si se pudiera técnicamente, yo estaría dispuesto a que València anticipara el dinero y se lo pidiera a Madrid, porque capacidad tenemos.

- Sobre la transformación de la movilidad que está llevando a cabo el gobierno local, ¿Ciudadanos comparte el fondo? ¿Las críticas son sólo por las formas?
- Por las formas de su dogmatismo. El enemigo no es el vehículo, sino la combustión. Tenemos que saber contra qué estamos peleando y en favor de qué estamos trabajando. Las convicciones de Ribó de una València sostenible las aceptamos todos, pero no aceptamos su postura sectaria.

- Entonces están a favor de más peatonalizazciones y de reducir los carriles al tráfico privado.
- Estamos a favor. De hecho, vamos a encargar la redacción de un plan estratégico de movilidad, de manera dialogada, especialmente para la zona del primer anillo de la ciudad. Queremos planificar el futuro de la movilidad porque tenemos la sensación de que aquí se va a martillazos.

- Ya existe un plan de movilidad de la ciudad aprobado en 2013.
- Existe un plan de movilidad pero queremos ver cómo se puede aplicar y desarrollar un plan estratégico con diálogo y consenso. Tiene que considerar, en primer lugar, los accesos a la ciudad, parte importantísima. Tenemos 130.000 coches entrando por la pista de Silla y sólo 40.000 personas que vienen en cercanías. Esa cifra nos debería hacer pensar que está pasando para que la gente no quiera coger los servicios públicos. En segundo lugar, toda la gente que llega de fuera a Valencia tiene que tener parkings disuasorios y tiene que poderse mover con una frecuencia y una calidad adecuada. Y no existen ni esos parkings ni esa frecuencia en el transporte público. Y en tercer lugar, pensamos que hay que ir a un proceso de peatonalización del centro comercial e histórico. Pero por este camino: siempre con consenso.

- Hace poco propuso Ciudadanos una reforma de la controvertida calle Colón con un único carril, como propuesta inicial para debatir con asociaciones y vecinos.
- Ese sería el destino de todo este plan de diálogo. La idea sería una ampliación de las aceras y homogeneizar todo el pavimento y el mobiliario urbano del Pla del Remei,  del Ensanche y el centro. Y efectivamente, pensamos que el transporte público tiene que llegar hasta el mismísimo centro de la ciudad, pero no son necesarios dos carriles de transporte público. 

- Para que quede claro: quedaría sólo un carril restringido al transporte público y vecinos.
- Tendrían acceso transporte público y lógicamente las personas que vivan, las personas que trabajen y las personas que vayan a los parkings comerciales. De todas formas, esto ha de ser el resultado de ese plan.

Otro aspecto que planteamos es la existencia de una lanzadera. El alcalde tiene que estar pensando ya en una lanzadera de Valencia a Sagunto por la nueva factoría de Volkswagen para invitar a los trabajadores a que vivan aquí. Y luego también me interesa la ampliación de aceras: vamos hacia una población de personas mayores y los vehículos de movilidad reducida personales van a ir a más.

- Es una propuesta, la de Colón, mucho más ambiciosa que la puesta en marcha por el edil de Movilidad actual. Con la controversia que ha traido la actual reforma, ¿cómo considera que puede recibirse su proyecto por los vecinos?
- Nosotros hemos conseguido obligar en el pleno a Grezzi a que se sentara con comerciantes y vecinos, y espero que ese encuentro sea productivo. Nosotros no queremos proponer nada que no esté consensuado, eso que quede claro. La sociedad civil tiene que tener protagonismo en el futuro de la ciudad.

- ¿Cómo ven los comerciantes su idea?
- Hemos presentado el proyecto explicando que ese sería el destino final después de todo un proceso de diálogo. Lógicamente los vecinos y comerciantes tienen sus cautelas. Por eso creo que lo importante es alcanzar a un consenso. Y no hay ninguna prisa. Vale la pena hacer las cosas bien cuando llegue el momento y que todo el mundo se sienta a gusto y con orgullo.

- Ahora la Generalitat está elaborando el Plan Metropolitano de Movilidad, y propone que en una década se llegue a ampliar la ORA hasta el 80% de las plazas. ¿Cómo lo ve?
- En absoluto. En contra, en contra. Punto. Eso es recaudar y recaudar y recaudar.

- También se plantea un sistema de peajes en algunas zonas concretas para desincentivar el uso del coche.
- ¿Pero por qué no mejora en cercanías? Volvemos al principio: es la actitud. Si te fijas, todos son sanciones y prohibiciones. Hay que mejorar la oferta alternativa al vehículo privado y que sea por convicción que tú dejes el vehículo privado y cojas el transporte público.

- Y si primero se hacen esas inversiones en transporte público y se mejora, ¿estaría a favor de esas medidas?
- No, en absoluto. Ni estoy a favor de la ORA, ni de los peajes, ni de las multas de las cámaras en Ciutat Vella. Cuando vea las inversiones, te diré, pero de entrada no. No quiero peajes, es una barbaridad.

- ¿Quitarían carriles bici?
- Estudiaría los carriles bici de la calle Alicante y el de Antiguo Reino de Valencia. Y sobre todo lo que han hecho en Pérez Galdós, que no sé cómo llamar a eso, de verdad te lo digo. No lo entiendo. El de la calle Colón entrará dentro del plane estratégico, pero además de estar ya dentro del plan de Rita Barberá, está hecho con fondos europeos.

- Hablaba de Barcelona. Albergará la Copa América que las instituciones han rechazado en València alegado el excesivo coste para la ciudad.
- Y no estoy de acuerdo. Se ha ido Pilar Bernabé [concejala de Desarrollo Económico] y no ha sido capaz de explicarme el desglose de los 200 millones de euros que dijo que costaba la Copa América. ¿Cómo es posible que para el mismo evento en Barcelona estén hablando de 70 millones y aquí de 200? Hemos pedido que nos expliquen esa diferencia y no me la dan porque no es verdad.

El otro día, su compañero, el señor Sanjuán reconoció en el pleno que sólo vieron un powerpoint. Y me parece muy poco serio rechazarlo así. Barcelona no estaba en la carrera por albergarla y de repente, viene el señor Collboni [concejal de Economía de Barcelona, del PSC], se introduce y en un tiempo récord, lo consigue. ¿Qué le explicó y le regaló la vicealcaldesa de València? Todo se ha hecho de una manera muy sospechosa: parece que València le haya regalado a Barcelona la Copa América. Y creo que tiene que ver con un sometimiento del PSOE de València al de Barcelona.

- Ampliación del Puerto. ¿Entiende las razones de Compromís para rechazarla?
- No las entiende ni Ribó. Sus razones son electorales: está gobernando para los suyos punto por punto. Si el alcalde me explica cómo la ampliación del puerto y la inversión afecta a las playas del sur y me lo demuestra, yo me pongo de su lado, porque yo no quiero la degradación de las playas del sur. Pero no ha demostrado técnicamente la correlación con dicha degradación y dicha regresión de las playas del sur.

- ¿Y por qué se produce la regresión de las playas del sur?
- Por las obras que se hicieron en 2008. Pero es que ahora lo que se va a hacer es acabar esas obras. Si yo tuviese que tomar la decisión en el 2008, seguramente la ampliación la habría llevado a Sagunto. Pero estoy con 2022 y de lo que se habla es sólo de acabar la ampliación que se hizo entonces. En todo caso, tampoco se ha explicado cómo se pensarían devolver los 200 millones que costó la obra a Europa, porque se hizo con fondos europeos. Y tampoco qué se haría con las toneladas que saldrían ni dónde se llevarían. No han explicado nada.

- Dice que no se ha estudiado cómo se haría eso. En aras de proteger las playas del sur, ¿Fernando Giner estaría dispuesto a estudiar lo que supondría ese desmantelamiento de las obras de 2008?
- Yo he estado dispuesto a escuchar al alcalde, pero no ha dicho nada.

- Si gobernara usted, ¿lo estudiaría?
- ¿Pero estudiar el qué? El alcalde es el que habla de desmantelarlo, tendrá que explicarlo él. Él dice que tiene un estudio pero no lo ha enseñado. Por lo menos, los estudios que me constan... Lo diré de otra manera: si me demuestran que las obras de ahora afectan a las playas del sur, me pongo del lado de Ribó. El desmantelamiento me parece imposible, haría falta una declaración de impacto ambiental y eso llevaría un proceso de años. ¿Habría hecho la ampliación en 2008? No, pero ya está hecho, y tengo que trabajar con lo que está hecho.

- Abordemos la situación de Ciudadanos. ¿Cómo está después de las andaluzas?
- Ha sido un duro golpe, pero tenemos que trabajar e ilusionarnos, no puede ser de otra forma. Estoy convencido de que el proyecto es necesario y por lo tanto voy a trabajar para ello.

- ¿Cree posible que el partido resista en Valencia y en la Comunidad Valenciana?
- Sí, tendremos representación.

- ¿Cuentan con encuestas sobre la situación?
- No tenemos encuestas de después de Andalucía, pero sí de antes y contamos con las del CIS. Nos estaban dando un 7%.

- Ya se está hablando incluso de personas de Ciudadanos que pudieran pasar a formar parte de listas del PP. ¿Usted aceptaría un puesto en una lista del PP?
- Mi sitio es Ciudadanos, un proyecto liberal.

- Puede asegurar que no le veremos en la lista del PP.
- Así es.

- ¿Se lo han propuesto?
- No, no. Es verdad que he leído algo por ahí, pero nadie me ha dicho nada.

- ¿Entiende a la gente que plantea abandonar el proyecto e irse al Partido Popular?
- Más que entenderlo, lo respeto. Pero yo te voy a decir una cosa: queda un año y estamos otra vez ante una crisis económica sin precedentes; creo que el ciudadano no puede entender nunca que los políticos estemos ahora hablando de dónde vamos a estar todos dentro de un año. Me parece una frivolidad. Respeto profundamente que los periodistas habléis de ello, pero que la dirección de un partido y un político esté hablando ahora de dónde va a estar dentro de un año con la que está cayendo, me parece una frivolidad y no es estar donde tenemos que estar. Al final entiendo la desafección de los ciudadanos de la política

- ¿Le gustaría repetir con el mismo equipo en 2023?
- Sí, estoy encantado.

- Ahora que se abre un proceso de refundación, ¿hacia dónde debe caminar el proyecto?
- Hay que escuchar a los afiliados, a la sociedad civil y a los expertos porque estamos viviendo un cambio de época y se exige que los proyectos se adapten a la nueva realidad. Tenemos que adaptarnos, no hay otra. Y hay que ir hacia donde la sociedad nos necesite, dentro de nuestros criterios y valores. Debemso caminar hacia un proyecto valiente que diga la verdad sin ningún tipo de complejo. La verdad, guste o no guste. Por ejemplo, e insisto en que esto es un ejemplo: si no hay que subir las pensiones porque no se puede, que se diga sin miedo. Hay que ser un proyecto valiente, que sea esclavo de la verdad, liberal y de centro, capaz de entenderse a un lado y a otro, siempre y única y exclusivamente en beneficio del ciudadano.

- ¿Cree que María Muñoz sería la mejor candidata a nivel autonómico?
- Aquí hay unas primarias. Yo lo que haré es defender las primarias en su día votando. Yo no tengo que defender a nadie: votaré como un afiliado más y ya esta.

- En el contexto actual, ¿cree que será posible presentar una lista en los mismos municipios donde concurrieron en las últimas elecciones o habrá algunos donde no se pueda?
- Creo que va a costar, pero tampoco tiene que ser una obsesión. Es mejor presentar listas con gente comprometida y que comprenda el proyecto, que forzarte a sacar una lista por sacarla. Tenemos que ir donde podamos ir y cumplir lo que hemos prometido.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme