GRUPO PLAZA

entrevista al director general de avance para la sociedad digital de la generalitat

"Las telecomunicaciones son la única infraestructura que revierte la despoblación"

6/09/2021 - 

ALICANTE. Juan Ignacio Torregrosa López es, del pasado mes de mayo, el director general para la Avance de la Sociedad Digital, dependiente de la Conselleria de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, con sede en Alicante. Es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Alicante y  doctor  por la UPV desde 1995, y profesor e investigador en la UPV desde el año 2000. Fue miembro del equipo de dirección de la Escuela Politécnica Superior de Alcoy (EPSA-UPV) desde 2007, campus que dirigió entre 2015 y 2020. En esta conversación con Plaza, desgrana las prioridades de su dirección general.

-¿Qué objetivos tiene su dirección general?

-Mi dirección general tiene tres patas. Por un lado, todo lo que tiene que ver la coordinación con la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, que es quien tiene todas las competencias sobre el despliegue de las telecomunicaciones a nivel estatal; por otro lado, tenemos la transformación de todo el tejido socioproductivo a través de la digitalización; es una tarea que compartimos con otros entes de la Generalitat como Ivace, la AVI, Distrito Digital, y una tercera pata, también de coordinación de digitalización que hace la Generalitat de puertas hacia dentro. No somos directamente los responsables de hacer eso, pero sí de informar a todas las partes de todo lo que se está haciendo. Y dentro de este objetivo, estamos con el reto de elaborar una Ley de Sociedad Digital, que contemple varias partes: la relación del ciudadano con la administración y viceversa; poner en valor el dato y la economía del dato para la transformación del tejido socioproductivo, y lo que queremos que sea el ciudadano digital, más relacionado con la ciberseguridad, el tratamiento de datos, formación la reducción de la brecha digital, que todo el mundo tenga acceso a la banda ancha, etc. Sería una especie de carta a la ciudadanía digital que esa ley debe contemplar.

-¿Qué grado de digitalización tiene en este momento la administración autonómica?

-El grado de digitalización es alto. Y también va en función de sectores. Por ejemplo, Educación está haciendo esfuerzos importantes; Sanidad está entre las primeras; hay otras partes que ya han hecho un gran esfuerzo. Y ahí hay que distinguir dos partes: lo que es la administración dentro y la relación con el ciudadano. Insisto, hay mucho hecho, pero es un trabajo que no acaba; va estar constantemente en actualización porque las herramientas digitales avanzan. No se trata de no generar papel solo, sino que la administración debe ser transparente y que la información esté a disposición del ciudadano; que esté donde esté, el ciudadano se pueda relacionar con la administración, de manera fácil y rápida, y la digitalización ayude a que funcione mejor para la toma de decisiones y que genere una economía del dato. Ese es el gran reto de esta administración, como del resto.

-Hay alguno modelo en el que se fija esta administración…

-Hay países bálticos que están muy avanzados. También hay países pequeños en Asia. Normalmente, los países de menor tamaño, donde tienen unas economías potentes, como Singapur, que es muy buen ejemplo. Las empresas petrolíferas han invertido mucho en digitalizar esas ciudades-estado, lo que hace que las relaciones entre la administración y el ciudadano sea muy rápida y ágil. Son ejemplos a seguir, aunque su tamaño sea el de una de nuestras provincias. En Europa, los estados son mucho más complejos, por lo general. La digitalización requiere de un cambio de cultural y de una inversión, que se está haciendo.

-¿Cómo ve la digitalización en la empresa privada?

-Las empresas grandes y medianas sí que tienen programas de digitalización, y han encontrado en esta digitalización una oportunidad porque su tamaño se lo permite. Lo que nos preocupa más son las pymes, que es el tejido fundamental de la Comunitat Valenciana y que se beneficien de esta transformación. No sólo de la digitalización, sino de las tecnologías habilitadoras en general. Y que eso les permita incorporarlas a su funcionamiento, con nuevos servicios y productores, y mejores servicios, a menor coste. Y es ahí donde hay que hacer mayor esfuerzo pues es donde hay una mayor distancia con, por ejemplo, países como Alemania donde el tamaño medio de las empresas es más grande que en España. Por eso, nos estamos volcando con las pymes para que puedan optar a tener programas de digitalización. Ayudas a las pymes y formación que llegue al tejido socioproductivo.

¿Qué grado de digitalización hay entre las pymes de la Comunitat?

-Habría que saber qué grado de digitalización tiene cada una. La solución para cada una de ellas es muy dispar, va en función de sus necesidades. Los grados de digitalización son muy distintitos.

-Has hablado de que una de vuestras competencias es el desarrollo de la banda ancha. ¿Qué situación tiene la Comunitat Valenciana y especialmente las zonas con riesgo de despoblación?

-Las telecomunicaciones son la única infraestructura que está revertiendo el proceso de despoblamiento. La población se está concentrando allí donde han estaciones de puertos, tren, aeropuertos o buenas comunicaciones por carretera. Las telecomunicaciones son las únicas que permiten no moverse de un sitio, y que con la pandemia, están atrayendo nómadas digitales, si cuenta con una buena red. No sólo es una oportunidad para las empresas, que pueden atraer otras, sino que también fomentan el turismo. Una buena banda ancha permite una mejor relación con la administración, o que tengan un entretenimiento como en una gran ciudad.

-¿Hay algún municipio que sea un ejemplo a seguir?

-Aras de los Olmos, en la provincia de Valencia, ha hecho de la ruralidad y la tecnología un elemento diferencial. Han hecho una apuesta especial por ello gracias a las ayudas del Estado, de EU y de la propia Comunitat Valenciana, y a una buena política municipal.

-¿Qué te parece que varias administraciones de la Comunitat tengan su propia estrategia digital?

-La estrategia que marca la UE es la que adoptó el Gobierno de España. Y a partir de ahí, se ha desarrollado las de las comunidades autónomas. Después, cada administración, tanto municipal, como diputaciones, desarrollan las suyas de acuerdo con sus competencias. Por ejemplo, la ciudad de Alicante ha desarrollado la suya, Alicante Futura, como es el proyecto de Smart city, que es muy atractivo, y está basado en poner una capa de inteligencia artificial en la recogida de datos, para analizarlos y tomas decisiones, y lo hacen en sus competencias. Nadie más puede hacer eso. ¿Cómo lo hacen? No puede hacerlo de otra manera diferente, sino que deben hacerlo de forma coordinado con el Estado y con la UE. Las diputaciones tienen un papel muy importante en los pueblos pequeños a la hora de apoyar a las administraciones para su digitalización. Ejerce sus competencias. Y la coordinación se produce, por ejemplo, con las diputaciones de Valencia y Castellón cuando hay problemas de banda ancha.

-¿En que puede ayudar a la Comunitat que tengamos una ministra de Innovación que es de aquí?

-La ministra conoce muy bien todo este ámbito. Primero, por formación, es ingeniera en Telecomunicaciones; tiene un campus de la UPV de su ciudad, Gandía y ha interaccionado mucho y muy bien durante estos años; y porque una sede del Distrito Digital en el ámbito de salud está ubicada en Gandía. Con lo cual es conocedora de todo ello. Siempre tener a alguien que te conoce de antemano es bueno. Con Pedro Duque también la relación era muy buena.

-Antes ha hablado de banda ancha, ¿en que situación se encuentra el despliegue del 5G en la Comunitat?

-El 5G ha comenzado a desplegarse recientemente. Es una tecnología que tiene muchas ventajas y pocos inconvenientes. No es la telefonía que conocemos hoy en día. Hasta hora, el 4G, nos ha permitido tener entretenimiento en nuestro móvil; el 5G irá mucho más allá: desde el punto de vista industrial va a haber un salto, pues permite un desarrollo económico destacable. Y España va a ser uno de los países con uno de los despliegues más rápidos y completos, no sólo de Europa, sino de todo el mundo. España ya es uno de los líderes de fibra óptica y con el 5G también seremos punteros. El 5G nos va a permitir tener coches autónomos, industria robotizada…va a facilitar mucho la digitalización de la industria y va a llegar muchos más rincones de lo que lo hace la fibra. En este contexto, España irá muy rápido, muy por delante de otros países competidores.

-¿Es una oportunidad para las zonas despobladas?

-Lo es. El 5G va a llevar la banda ancha a muchos sitios. Y eso va a ser una mejor solución que llevar la fibra a los hogares. Lo que pasa es que el 5G debe tener una estructura detrás que le dé soporte, como por ejemplo, estar conectada con fibra y a un centro de proceso de datos que se le saquen partido. El 5G va a permitir hacer cosas desde el móvil que son impensables con el 4G, como por ejemplo la digitalización de la agricultura y la ganadería.

-¿Cuándo se podrán ver esos cambios?

-Acaba de salir el concurso del Ministerio para el despliegue del 5G: el objetivo de España es tener banda ancha de 100 megas antes de 2025. Actualmente, la Comunitat tiene el 80% del territorio con 100 megas, lo cual significa que dentro de unos pocos años mucha población tendrá un giga de velocidad. Es una barbaridad con las necesidades que tenemos ahora.

 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email