GRUPO PLAZA

La Generalitat y Paterna harán un Memorial de Víctimas de represión franquista

Foto: EVA MÁÑEZ
17/12/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). La Generalitat y el Ayuntamiento de Paterna colaboran para la realización de un "Memorial de las Víctimas" de la represión franquista en el cementerio de esa ciudad, para lo cual el Gobierno valenciano destinará un millón de euros.

El pleno del Consell ha aprobado este viernes el convenio de colaboración entre la Conselleria de Calidad Democrática y el Ayuntamiento de Paterna para la ejecución y mantenimiento de la primera fase de la obra del "Memorial de las Víctimas" de la represión franquista.

El memorial consistirá en la creación de un espacio que incluya un recinto de acceso público y una estructura de obra que simbolice y sirva para homenaje y recuerdo a las víctimas de la dictadura franquista que murieron en defensa de la democracia y el régimen constitucional de la II República, y que hayan sido exhumadas de las fosas comunes del cementerio de Paterna.

En el memorial se alojarán los restos exhumados no identificados del cementerio de Paterna, así como todos aquellos que, habiendo sido exhumados e identificados, sus familiares decidan su reinhumación en esta ubicación.

De esta forma, se convertirá en un espacio público en el que se conjugue adecuadamente el respeto hacia las víctimas y la tranquilidad y comodidad para las personas visitantes, según ha explicado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior a la reunión de este viernes del Gobierno valenciano.

El espacio será declarado Lugar de la Memoria de la Comunitat Valenciana, de acuerdo con los artículos 20 y siguientes de la Ley 14/2017 de Memoria democrática y para la convivencia. Para ello, será señalizado convenientemente para la difusión y divulgación de los valores democráticos que representa, en concreto, los derechos de las víctimas y sus familiares a la verdad, justicia, reparación y garantía de no repetición.

La Generalitat hará una inversión total de un millón de euros para la realización del proyecto de la estructura de obra y del recinto, coste que se financiará a través de la Conselleria de Calidad Democrática.

El convenio estará en vigor hasta la finalización de las obras del proyecto y, en cualquier caso, el plazo máximo de vigencia será de cuatro años, prorrogables por cuatro años más mediante acuerdo de las partes.

Por su parte, el Ayuntamiento de Paterna autorizará el uso especial temporal de la parcela del cementerio ubicada en el primer tramo del cuadro 3 del mismo para que se lleve a cabo la ejecución de las obras. Se encargará también de la gestión, mantenimiento y conservación asumiendo los gastos correspondientes de la estructura de obra y del recinto, una vez finalizado y recibido.

A su vez, pondrá a disposición de la Conselleria de Calidad Democrática los medios técnicos municipales para asesorar en la fase de preparación de la documentación técnica y participar en el seguimiento y supervisión de la obra y en la aprobación de su recepción.

En el Cementerio Municipal de Paterna existen alrededor de 135 fosas comunes donde fueron depositadas las víctimas de la represión franquista después de ser ejecutadas en 'El Paredón' o 'El Terrer', situado a unos 500 metros del cementerio y en otros lugares del municipio.

En total fueron asesinadas 2.238 personas provenientes de diferentes municipios de la Comunitat Valenciana, así como de otras localidades del territorio nacional. Eran hombres y mujeres comprometidos con la defensa de los valores que representaba la II República; valores de libertad, igualdad, progreso, solidaridad y ciudadanía, según los datos facilitados por la Generalitat.

El cementerio de Paterna es el lugar de la Comunitat Valenciana donde se constata la ejecución del mayor número de crímenes contra la humanidad una vez acabada la guerra y el segundo de España tras el muro del cementerio del Este de Madrid.

"El inicio de este genocidio", según la Generalitat, empezó el 3 de abril de 1939, dos días después de la declaración del fin de la Guerra Civil, hasta el año 1956, momento en el cual se produjo el último asesinato de un guerrillero antifranquista en el Terrer.

Los familiares de estas víctimas, constituidos en asociaciones, comenzaron en el año 2010 a llevar adelante procesos de exhumaciones en el cementerio de Paterna. En la actualidad son cerca de mil los restos no identificados que esperan, almacenados de manera provisional bajo custodia del Ayuntamiento de Paterna, encontrar "un lugar digno para su reinhumación".

Esta cifra es previsible que vaya en aumento a medida que avancen las exhumaciones, dado que hasta el momento el porcentaje de identificaciones ha sido bajo, principalmente por incompatibilidad de los familiares o por el estado de degradación del ADN de los restos óseos, así como por las técnicas de extracción empleadas, según la Generalitat.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email