GRUPO PLAZA

opinión

Ni el IPC americano en máximos de 40 años sorprende ya a los mercados

Solo cuando veamos subir los tipos de interés será momento de observar cuán consistente es la fortaleza de la economía real, según explica el analista

17/01/2022 - 

MADRID. El pasado miércoles conocimos el dato de inflación de Estados Unidos respecto al mes de diciembre, que el consenso de analistas había valorado en una estimación del 7 %. Finalmente el dato ofrecido al mercado coincidió con esa estimación, que si bien acabó por no sorprender a las plazas bursátiles, fue complementado por el optimismo de los mensajes lanzados por el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell; en cualquier caso supone un dato crítico y extremo que históricamente no se volvía a ver desde 1982, es decir, hace 40 años.

El hecho de que este dato finalmente se ajustó a las previsiones evitó que viéramos sobresaltos en el sentimiento de inversión en los mercados financieros. Concretamente los valores vinculados al ciclo tales como acereras, compañías de bienes de consumo y productos básicos o el sector turístico. Aunque también se observaron movimientos positivos en valores defensivos como las petroleras.

Es importante tener en cuenta como uno de los principales organismos económicos mundiales -como la Reserva Federal americana- indica que fruto del incremento de los precios se adopta una política de tipos de interés más agresiva, llegándose a comentar que incluso podrían suceder hasta cuatro subidas de tipos de interés durante este año 2022. No son sino mensajes positivos al conjunto de la población global para transmitir el inicio de la deriva positiva de la recuperación económica, a expensas de la situación real de la economía.

Si bien aquí habrá que observar cuál es el impacto real que tendrán estos próximos incrementos de tipos de interés en la economía real, que debido al incremento de los precios ha visto reducir drásticamente su poder adquisitivo en términos reales. Los mercados traducen el contexto actual como el inicio de un proceso alcista de esos valores cíclicos como las acereras o las compañías de bienes duraderos y el turismo, pero sin dejar de lado la incertidumbre actual con subidas en las petroleras, valores tradicionalmente defensivos.

Sin embargo, el problema está en que durante estos últimos 24 meses los bancos centrales han sido agentes activos de la economía; mientras tanto los mercados financieros como la economía real han estado actuando en base a una gran liquidez antes inexistente. Por lo tanto, el uso de este apalancamiento económico prácticamente a coste cero es preocupante para la evolución orgánica de la economía, es decir, sin intervención monetaria. Solo cuando veamos subir los tipos de interés será momento de observar cuán consistente es la fortaleza de la economía real.

Darío García es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email