X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El retraso en la condonación de la deuda de La Marina obliga a pausar su proyecto de skatepark

17/11/2019 - 

VALÈNCIA. El retraso en la condonación de la deuda de La Marina por parte del Gobierno central empieza a tener consecuencias en algunos proyectos impulsados por el Consorcio Valencia 2007. Uno de ellos, por ejemplo, es la construcción de un skatepark y la urbanización de la Plaça de l'Ona, que el consorcio se ha visto obligado a poner en pausa debido a los problemas de tesorería por los que atraviesa.

El Gobierno de Pedro Sánchez anunció a finales del pasado año que asumiría la deuda que arrastra La Marina desde la celebración de la Copa América y que asciende a 373 millones de euros. La intención, de hecho, se plasmó en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2019 como una "condonación parcial" de las obligaciones contraidas. Así pues, el consorcio contaba con que se produjera la operación, algo que finalmente no se consumó porque los Presupuestos no salieron adelante. La falta de gobierno desde entonces todavía no ha posibilitado que se lleve a cabo dicho compromiso.

Con estos mimbres, el organismo que dirige Vicent Llorens continúa con parte de los ingresos embargados y con problemas de tesorería, motivo por el cual debe priorizar unos gastos e inversiones sobre otros: hacer frente primero a lo estrictamente imprescindible. Así, la situación ha empujado al consorcio a tener que ralentizar temporalmente las "grandes inversiones en el espacio público", tal y como confirman fuentes internas.

Fundamentalmente, se trata del proyecto de skatepark, que se va a construir entre La Base y el futuro museo del Mar, así como la urbanización de la propia Plaça de l'Ona, cuyas licitaciones ascienden a un valor estimado de 216.000 euros y 178.400 euros respectivamente. Así pues, deberá ser aplazado durante unos meses, hasta que el nuevo gobierno salido de las urnas el pasado 10N cumpla con la condonación de la deuda. En el consorcio esperan que vuelva a aparecer en unos nuevos Presupuestos Generales.

Es una situación "paradójica", explican las mismas fuentes, dado que la situación económica del consorcio ha experimentado una notable mejoría en el último ejercicio. De hecho, La Marina ha conseguido ser "operativamente sostenible" y acabará 2019 con un incremento sustancial de los ingresos. Pese a todo ello, que el gobierno central no haya acometido la condonación de su deuda está lastrando la tesorería del ente.

La pista de patinaje, acompañada de un mirador y un auditorio

La actuación para la construcción de la pista de patinaje y de la reurbanización de la plaza se basará en la propuesta ganadora de un concurso de ideas que se realizó el año pasado. Con el nombre 'Marjal Urbana', el proyecto elegido contempla un espacio singular, inclusivo, accesible, con zonas verdes y lomas, que albergue distintos usos ciudadanos en torno a una pista de patinaje para todo tipo de usuarios, y elementos como un mirador, pérgolas, un quiosco o un auditorio.

Proyecto. Foto: VP.

El proyecto se engloba en la estrategia de espacio público de La Marina, que identifica cinco puntos de acceso ciclopeatonal que pretenden convertirse en cinco plazas o lugares de convivencia. En cuanto al 'skatepark', el contrato fija consideraciones de tipo social como la organización de actividades de formación para colectivos en búsqueda de empleo, en particular un taller de autoconstrucción abierto a estos colectivos (comunidad patinadora, jóvenes o mayores).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email