GRUPO PLAZA

análisis

La Eurozona crecerá menos de lo que pronostica el BCE en 2018

Así lo considera el equipo de análisis de Intermoney Gestión, que contempla un promedio del cruce euro/dólar en las 1,22 unidades para el próximo ejercicio

18/12/2017 - 

MADRID. La actualización de las previsiones del BCE se convertía, con diferencia, en el aspecto más interesante de la última gran cita de 2017 con la entidad y no sólo desde la perspectiva de la inflación. Las estimaciones de crecimiento del PIB de la UEM eran revisadas al alza en línea con lo esperado, si bien las relativas a 2018 marcaban la diferencia, ya que sorprendía su mejora desde los cálculos de 1,8% en septiembre hasta el 2,3% anunciado ayer.

El BCE se convertía en el principal protagonista de la jornada más por la actualización de sus previsiones que por un encuentro que se saldaba sin cambios ni en su guía de largo plazo y ni en sus acciones, en línea con lo previsto. De vuelta a las previsiones, sobresalía la revisión al alza del crecimiento previsto para la UEM en 2018 hasta 2,3% (1,8% ant.), aunque los inversores en bonos se quedaban con las previsiones de inflación de nuestro banco central. Respecto a 2018, en línea con nuestras expectativas, se revisaban desde 1,2% hasta 1,4%, viéndose este hecho ensombrecido por el recorte de la estimación del IPC subyacente de la zona euro desde 1,3% hasta 1,1% para el mismo ejercicio. Unas cifras que convivían con una senda proyectada para el agregado del IPC hasta 2020 que, en algunos foros, podría considerarse insuficiente por lo paulatina de la misma y su nivel de llegada de 1,7%.

En conjunto, aunque existía predisposición en el BCE para articular un tono positivo hacia la inflación en la Eurozona, el problema es que éste no era todo lo consistente que cabría desear. Así pues, las perspectivas del BCE de una menor inflación subyacente no acababan de encajar con los PMIs preliminares de diciembre de la UEM, dado que éstos seguían dibujando un escenario al alza de la inflación, aunque la componente de precios cobrados moderase en el mes de diciembre. Donde se daban coincidencias era en el crecimiento, pues los mencionados PMIs ofrecían una imagen muy positiva de la actividad en la Eurozona que concordaba con la revisión al alza del PIB previsto para 2018 (desde 1,8% hasta 2,3%), según el BCE. No obstante, en este caso, lo importante era quedarse con la tendencia positiva descrita por el PMI compuesto, dado que las respuestas a la encuesta podrían estar sobrerreaccionando positivamente y creemos que resulta excesivo el avance del 0,8% trim. para la UEM que se extraía del dato.

No obstante, en Intermoney somos algo más prudentes de cara al futuro próximo y situamos nuestra previsión de crecimiento de la zona euro para el próximo año en 2,1%. En primer lugar, aunque no nos alarma el escenario político, sí se dan ciertas incertidumbres que pueden arañar alguna décima vía inversión y, además, nuestra previsión de tipo de cambio promedio del euro para 2018 es de 1,22 frente al 1,17 tomado por el BCE.

Sin embargo, las anteriores diferencias son algo menor frente a lo verdaderamente importante: la favorable tendencia de fondo de la actividad en la Eurozona y el cambio en el escenario. De hecho, Draghi introducía un matiz significativo al considerar que la política monetaria del BCE ha dejado de acompañar a la recuperación de la UEM y, ahora, lo hace a la 'expansión'.

Equipo de análisis de Intermoney Gestión

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email