GRUPO PLAZA

14 nuevos municipios de alicante entran en la renovación de medidas y cae en 24 de valència 

La presión sube en zonas turísticas: el toque de queda aprieta a Alicante y se atenúa en Valencia

14/08/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Sanidad ha decidido mantener el toque de queda selectivo en un total de 68 municipios de la Comunitat Valenciana hasta el 6 de septiembre con el fin de controlar la incidencia de la covid-19 en la autonomía. Una limitación de movilidad de 1 a 6 de la mañana que ahora ha virado su expansión hacia municipios turísticos alicantinos y ha atenuado la presión en la provincia de Valencia, la más azotada por la pandemia en los últimos meses.

Ahora, la movilidad en los municipios alicantinos de la costa, con una frecuentación de turistas más alta en temporada estival, ha llevado a que un número considerable de estas localidades, como Jávea o Altea, pasen a tener restricciones de movilidad nocturna y la limitación de reuniones a diez personas. La provincia mejor parada es la de Castellón, que ha sumado cuatro localidades -Alcora, Benicarlò, Castelló y la Vall d'Uixó-, mientras que siete han salido tras la segunda prórroga. De hecho, todos los municipios incluidos en esta última restricción de movilidad mejoraron su situación en la finalización de este tramo de medidas, menos Oropesa del Mar.

Los municipios del litoral, en riesgo extremo

En la provincia de Alicante, hay nueve municipios más que tendrán toque de queda. De acuerdo con la propuesta de la Conselleria de Sanidad, avalada por el TSJ, se incorporan principalmente municipios del litoral y de la comarca del Vinalopó, todo ellos, en riesgo extremo, aunque con una incidencia dispar. Así, en la Marina Alta, salen dos municipios de la lista, Gata de Gorgos y Ondara, y entran Pedreguer, y Xàbia. El caso de este último municipio es curioso, pues no ha tenido toque de queda durante todo el mes de julio pese a tener, junto con Calp, una de las incidencias más elevadas debido al turismo joven. Xàbia tiene ahora una IA de 635 casos por cada 100.000 habitantes, cuando, al igual que Calp, la ha tenido por encima de 1.000.

En la Marina Baixa, se incorporan Altea y Finestrat, dos municipios eminentemente turísticos y con mucha movilidad. Altea tiene en la actualidad una incidencia que supera los 600 casos por cada 100.000 habitantes, y Finestrat, algo menor, de 300. Más hacia al sur, también se incorpora el municipio de El Campello, de características muy similares a los mencionados. El Campello tiene una incidencia de unos 500 casos, hasta hace poco no solo tenía toque de queda, sino que permitía el uso de sus playas por la madrugada. Hace 10 días cerró las playas de madrugada y prohibió los botellones.

Más singular es el caso de la comarca del Vinalopó: se han incorporado Aspe, Monforte del Cid, Monóvar, Novelda y Villena. En el caso de Novelda, Monforte y Monóvar se trata de municipios con mucha actividad agrícola y con incidencias que ronda los 1.000 casos por cada 100.000 habitantes. En menos medida, Villena y Aspe. Pero todos ellos no figuraban en la anterior lista de localidades con toque de queda.

Ya por el sur, se mantiene Santa Pola, en el litoral, y se incorpora Almoradí, el único de la Vega Baja ahora con toque de queda

La presión del toque de queda, menor en Valencia

Mientras, la provincia de València ha sido una de las que más ha mejorado durante este segundo toque de queda por el vaciamiento de municipios debido a las vacaciones. Esto ha generado que, aunque se han incorporado 9 municipios al toque de queda, 24 han salido de la lista. Por ejemplo, Albal, que ha bajado de 603,25 a 271,46. Aldaia, cuyo descenso tras la entrada en las restricciones fue de 655,2 a 285,65; o Benifaió, Bétera o Burjassot, que han bajado en más de 200 casos su incidencia.

De hecho, han sido prácticamente todos los municipios incorporados en este segundo toque de queda los que han mejorado su incidencia de covid. Tan solo València ciudad, actualmente con una incidencia alta de 1.155 y Vilamarxant, con 454, empeoraban su situación.

Mientras, sí han entrado en el corte Alcúdia de Crespins, con 625,86 de incidencia acumulada, Banigànim, con 1.245,89; Cheste, donde ha subido a 423,58; Godella, con 495,01 o Guadassuar, con 830,23. También se han incorporado algunos grandes municipios como Torrent, cuya incidencia está en 325. 

Foto: KIKE TABERNER

Cabe recordar que la fecha en la que decaerían las nuevas medidas -el 6 de septiembre- sería posterior a la celebración de las Fallasaunque cabría la posibilidad de que el Gobierno valenciano optara por relajar las medidas previamente a las fiestas josefinas. Y es que, el toque de queda impide el desarrollo de trabajos señalados en la semana fallera, como los que se realizan durante la madrugada de la plantà y de la cremà. 

Mientras, la incidencia acumulada a 14 días en la Comunitat Valenciana descendía en la última actualización hasta los 387,06 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 406,40 del día anterior, y sigue por debajo de la media nacional -462,23-, según los datos del Ministerio de Sanidad. Una jornada en la que se notificaron 1.439 casos nuevos de covid y 6 nuevos fallecimientos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email