X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 13 de diciembre y se habla de Alexis Marí APV puerto de valencia retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

La cooperativa ha impulsado cinco proyectos tras la crisis

Libra inicia las obras de una de sus dos promociones en Malilla

13/12/2017 - 

VALÈNCIA. La cooperativa Libra ha vendido a Aelca uno de los solares que iba a construir en Malilla, pero el movimiento no les aleja del negocio de la promoción -ni en la ciudad ni en el propio barrio-. Según explica Miguel Palmero, arquitecto y director general de la firma, la enseña inició este lunes las obras de Nuevo Parque Malilla, uno de sus dos proyectos en el lugar.

Se trata de un complejo dotado con 44 viviendas, según detalla la cooperativa, que afirma que el total de los inmuebles "ya están vendidos". El proyecto ofrece pisos grandes, de cuatro dormitorios, destinados a la vivienda de reposición.

Además de este complejo, Libra impulsa en el lugar otro edificio de 50 viviendas denominado Nuevo Parque II, en una parcela 'gemela' a la vendida a Aelca -la promotora participada al 75% por el fondo americano Värde-. El proyecto ya está en fase de comercialización, con un 30% de las viviendas vendidas.

Fuera de Malilla, Libra impulsó en Patraix el complejo Jacinto Lavaila, de 52 viviendas; otro de 67 Viviendas de Protección Oficial en Quatre Carreres; y ultima la comercialización de otra pequeña promoción de 22 viviendas junto a las Atarazanas, en El Cabanyal-Canyamelar.

El método de Libra consiste en la construcción a cargo de de una sociedad cooperativa creada expresamente para la promoción, en la que los socios son los futuros propietarios de las viviendas. ¿La principal ventaja? El precio, según la enseña. Al no haber un intermediario de por medio los compradores "se ahorran alrededor de un 15%".

Por contra, el sistema cuenta con el inconveniente de que, como socio cooperativista, el dueño del piso asume los riesgos propios de la construcción, si bien la compañía madrileña presume de que garantiza el precio cerrado de la compra desde el inicio de la gestión del proyecto.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email