GRUPO PLAZA

cultura

Max Aub:  un legado que no tiene precio

La fundación, que se dedica a potenciar la figura y obra de Max Aub, celebrará durante todo un año dos aniversarios: sus 25 años de actividad y los 50 del fallecimiento del escritor criado en València

19/06/2022 - 

VALÈNCIA.- Es la calle San Antonio, en Segorbe. Un callejón angosto con casitas sencillas y modestas, cuyos residentes —quizá sin saberlo— custodian un importante patrimonio cultural que salvaguarda un inmueble austero con el número 11 que una placa identifica como propiedad del Ayuntamiento. A simple vista es un edificio antiguo, conservado, con una puerta grande de madera y un balcón estrecho del cual sobresalen las banderas de España y de la Comunitat Valenciana. Nadie se imagina que en el interior hay un importante legado cultural: el abundante archivo personal del escritor francés, español y hasta mexicano —por naturalización— Max Aub, así como su amplia biblioteca y hemeroteca.

Todo traído desde México, hace años, como un reconocimiento a un escritor universal que quizá en su tiempo era conocido en ciertos círculos intelectuales, pero no en la dimensión actual de España. Hasta que surgió la Fundación Max Aub, que se ha encargado de difundir y potenciar su figura y su obra, y que en coordinación con los patronos y miembros del patronato, ha diseñado un amplio programa conmemorativo para celebrar, este año, veinticinco de su creación y cincuenta del fallecimiento del escritor.

En el interior del inmueble se encuentra la sede. De sus paredes cuelgan grandes fotografías de Max Aub en diferentes momentos de su vida y en algún espacio o rincón se divisan sus libros. En la planta baja hay una sala que, para sorpresa de conocedores y no tan conocedores de la obra de este autor nacido en París el 2 de junio de 1903, alberga su amplio patrimonio bibliográfico y documental. La biblioteca, con diez mil volúmenes de los siglos XIX y XX en español, inglés, francés y alemán —dado que el escritor hablaba varios idiomas y era un gran lector—,  entre los cuales hay diccionarios y hasta enciclopedias.

La hemeroteca personal, que reúne más de tres mil piezas con documentos, revistas y recortes de periódicos, y —para mayor sorpresa— el abundante archivo personal del autor de La gallina ciega, que contiene desde libretas con apuntes escritos de su puño y letra, hasta fotografías, cintas, discos, carteles cinematográficos y libros, además de una gran cantidad de cajas que celosamente guardan otro gran tesoro entre el gran tesoro: diez mil cartas que intercambió con amigos, políticos, escritores, artistas, intelectuales y demás.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

Sin duda alguna, una variedad de documentos reunidos y organizados casi metódicamente durante toda una vida, quizá con la intención de dejarlo como su legado personal. En esto coincide María José Calpe Martín, encargada del archivo, quien ha dedicado casi treinta años de trabajo a leer,  catalogar y organizar el enorme patrimonio del escritor fallecido el 22 de junio de 1972 en México, donde se había exiliado treinta años antes. Una intensa labor también compartida con la que sigue haciendo Paco Tortajada Agustí, director gerente de la entidad desde 2009 y miembro de la fundación desde que esta se creó en agosto de 1997. Ambos han visto crecer y evolucionar la institución durante 25 años y ahora participan en el programa conmemorativo que se inicia el próximo 1 de julio y que culminará el mismo día de 2023.

Obras de teatro, mesas redondas, jornadas literarias, exposiciones, actividades de fomento a la lectura y publicaciones de libros  son algunas de las acciones que contempla el programa para recordar a quien fuera escritor, periodista, guionista de cine, traductor y adaptador. Todo ello con el apoyo y organización de los patronos de la fundación: Presidencia de la Generalitat Valenciana,  Ministerio de Cultura, las diputaciones de Castellón y Valencia, la Conselleria de Cultura, el Ayuntamiento de Segorbe, la Fundación Bancaja y la familia Aub.

* Lea el artículo íntegramente en el número 92 (junio 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

el dedo en la llaga

El vigilante de las alcantarillas del Palau

Por  - 

El nombre de Alfred Boix no dice mucho entre la opinión pública, pero sí para la publicada, aunque su nombre no aparezca habitualmente en los medios, salvo honrosas excepciones. Y eso que el personaje tiene su relevancia 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme