Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Entrevista a la SECRETARIA GENERAL DE HOSBEC

Nuria Montes: "La marca Comunidad Valenciana no es nada"

La secretaria general de la patronal hotelera de Benidorm analiza la situación del sector turístico valenciano, que estos días vive pendiente del referéndum sobre el 'Brexit' en el Reino Unido

20/06/2016 - 

VALENCIA.  Si alguien piensa en un modelo de éxito turístico en la Comunitat Valenciana todo el mundo mira  a Benidorm. Con el 60% del turismo en la Comunitat y calificado como irreplicable, destaca por tener el lobby con más influencia de la autonomía, la asociación hotelera Hosbec. 

Su secretaria general, Nuria Montes, achaca su éxito a la profesionalización de la organización, que cuenta con 232 empresas asociadas que agrupan 74.000 camas. Aunque nacieron en Benidorm, su vocación es autonómica ya que muchos de los propietarios de hoteles en la ciudad se están expandiendo a otras localidades. 

-¿Se consideran la patronal más representativa del sector turístico en la Comunitat? 

-Hosbec es la asociación más representativa de la Comunitat. Actualmente tenemos 232 empresas asociadas que significan unas 74.000 camas hoteleras. Desde el año 2011 tenemos ámbito de comunidad autónoma y ahora mismo hay asociados desde Pilar de la Horadada, que es el sur de la provincia de Alicante, hasta en el norte de Castellón, en Vinaròs, Peñíscola, Benicàssim y Gandia fundamentalmente. Que nuestro núcleo central de actividad esté en Benidorm tiene dos motivos: nuestro origen, porque somos una organización que nace allí en el año 77, estamos a punto de cumplir 40 años de existencia.

"El 60% del turismo de la Comunitat se realiza solo en la ciudad de Benidorm"

El otro motivo es que el 60% del turismo de la Comunitat Valenciana se realiza solo en la ciudad de Benidorm. El 70% de todo el turismo es en la provincia de Alicante. Aunque la capital administrativa y económica de la comunidad es la ciudad de Valencia, la capital turística es Benidorm sin lugar a dudas. Es donde está la mayoría de empresas hoteleras, donde radica el 70% de asociados y por lo tanto nuestra sede está ahí. Pero hoy en día lo de las sedes físicas tiene cada vez menos importancia. Las tecnologías te permiten estar en cualquier lado y en cualquier momento. Nosotros no le damos una especial importancia, pero sí que queremos ser una patronal de referencia autonómica. 

-Llevamos un año de cambio de Gobierno, ¿han visto mejoras en la política turística?

-No hay grandes cambios porque tampoco ha habido grandes problemas, pero sí que es verdad que notamos que los responsables actuales de la política turística es gente preparada y que sabe de lo que está hablando, que pisa con los pies en la tierra. Nuestra relación con Francesc Colomer es muy fluida. Son gente con sólidos conocimientos del sector y con vocación, cosa que en otros gobiernos y otras épocas no nos hemos encontrado. Se ha dado la encarnación de las competencias de turismo dentro del área de Presidencia y pensamos que es un acierto. De momento nuestras relaciones con ellos son acertadas y fluidas. Han atendido todas las reinvindicaciones que tenemos. Sí que es verdad que cuentan con un presupuesto muy reducido y en esta época de recortes no se puede pedir mucho más.

Sí que es verdad que en la actividad turística, al menos la que representamos nosotros de sol y playa, es una actividad que nunca ha recibido demasiada atención por parte de la administración ni demasiada inversión económica. Que no exista ahora tampoco es ninguna repercusión negativa. Son actividades que existen porque son rentables de por sí.

-¿Cuáles son las principales reinvindicaciones que habéis hecho en este último año?

- Desde reinvindicaciones de pequeño calado, más del ámbito normativo, a otras de gran calado. Por ejemplo creemos que en esta legislatura, tanto en la autonómica como la nacional, se debe luchar contra los apartamentos ilegales, que es una de las amenazas principales con la que nos estamos encontrando. También tenemos la financiación de los municipios turísticos. Cualquier municipio de España, por su número de habitantes, recibe entre el 30 y el 40% de su presupuesto del Estado y un municipio de Benidorm recibe apenas el 15%, por lo que se acumulan años y años de infrafinanciación al ser municipios con muy poca población de derecho, pero que tienen que atender una población de hecho que multiplica por cinco su propia población. 

"Se debe luchar contra los apartamentos ilegales"

Benidorm puede recibir la misma financiación que recibe Alcoi, con las desavenencias de población flotante y los servicios que tiene que facilitar a los turistas. El tercero es un tema de infraestructuras. Reivindicamos con mucho derecho, por nuestra importancia turística y como uno de los dos diamantes de la comunidad, la necesidad de comunicar la Marina Alta y la Marina Baja. Son dos áreas absolutamente abandonadas en infraestructuras de comunicación y transporte. En los últimos 40 años lo único que se ha hecho en esta zona es una autopista de peaje. No tenemos trenes, ni AVE, ni accesos, las carreteras nacionales son las mismas que hace 50 años. Otro problema es el agua. Miramos todos los días como están las reservas. De momento tenemos garantizados recursos para uso humano porque se han hecho a última hora las infraestructuras y nos podemos conectar a las plantas desalinizadoras que nos garantizan el suministro, pero cualquier problema relacionado con el agua puede afectar a la campaña turística. No es necesario vivir al lado de una central eléctrica para tener electricidad, hay en toda España, pues lo mismo debería ser con el agua.

-¿Por qué todo el mundo dice que el modelo de éxito de Benidorm no es replicable?

-No, es cierto que no es replicable. En su inicio como Benidorm moderno, en los años 50, se da una combinación de determinados factores que es muy difícil que se repitan en otros lugares. Por un lado, un factor natural de ubicación geográfica, un territorio que está orientado al sur, con dos bahías grandes, unas playas espectaculares que le permiten protegerse de los vientos del norte durante el invierno y una frescura durante el verano por las montañas que lo rodean. Benidorm tiene un micro clima y en muchos casos hasta mejor que Canarias, a pesar de que se llevan toda la gloria.

"El modelo de Benidorm no es replicable"

Luego otra es de tipo histórico. Pedro Zaragoza fue el alcalde que diseñó el Benidorm moderno de 1954 en una España pobre recién salida de la posguerra y en un población de 2000 habitantes. La convirtió en una ciudad con avenidas de cuatro carriles, con edificios de libre altura, una cosa absolutamente impensable en cualquier otro lugar de España. Tenía una causa lógica, y es que gran parte de la población de Benidorm se dedicaba a la marina mercante. Era gente que había visitado los grandes puertos del mundo. No habían estado en Madrid pero sí en Nueva York, en Sidney, en Buenos Aires, en Singapur, y sabían que su territorio era una tierra pobre para el cultivo y la única forma de hacerlo rico y productivo era dedicarlo al turismo. Y por eso imaginaron un ciudad de rascacielos en una España de posguerra. 

Después hay un tercer factor sociológico que es la propia implicación de la gente de Benidorm. Es una ciudad en la que la inversión hotelera es de los propios residentes de Benidorm. Tenemos 160 establecimientos hoteleros, casi 40.000 camas, que son propiedad de gente o que bien ha nacido en Benidorm o se estableció allí hace muchísimos años y ha hecho de esas ciudad su lugar de residencia. No hay presencia de grandes cadenas hoteleras, a penas algún establecimiento que pertenece a Meliá y a Barceló, y son los propios empresarios de Benidorm los que siguen reinvirtiendo en sus propios establecimientos porque es una ciudad donde prácticamente no se venden hoteles. Lo poco que se vende lo compran otros de la ciudad.

-¿Y eso por qué?

-Hay varios motivos, y es que a pesar de que en Benidorm hay muchos hoteles y muchas plazas, los hoteles son pequeños para lo que ahora puede ser una estructura de cadena y otra es que no hay oferta. Para que entrara una cadena hotelera debería haber alguien dispuesto a ceder más la gestión que la propiedad, porque ahora las cadenas solo quieren gestionar, pero la verdad es que allí no hay nadie que quiera ceder la gestión. Son empresas muy solventes, no están apalancadas, no tienen deudas, han navegado por la crisis de forma exitosa, sin grandes problemas de financiación, de despidos de personal, ni nada parecido. Pero de hecho, en las pocas que están, no salen. Saben que son los hoteles más rentables que tienen.

-¿Y los hoteleros de Benidorm se expanden?

-Ahora sí. La capacidad de crecimiento en Benidorm ya está limitada. En la Comunitat Valenciana no existe una moratoria hotelera como en Baleares, no hay una prohibición de realizar más hoteles, pero el propio sector se ha regulado de una manera muy comedida. Desde el año 95 hasta hora, cuando han pasado más de 20 años, apenas se ha incrementado un 25% la capacidad de la planta hotelera mientras que en Valencia y otras zonas se ha multiplicados por dos y tres veces y ha crecido de forma desordenada y desmesurada. Ahora estamos muy estabilizados en las 40.000 camas y no hay grandes proyectos de grandes hoteles. Lo único nuevo que abre es el hotel de Terra Mítica, aunque sí que se han hecho reformas de hoteles existentes muy importantes.

-¿Y hacia dónde está siendo la expansión?

-Pues hay de todo, desde los grupos que han hecho expansión internacional como el grupo Marconfort o Ferri, quienes estuvieron en El Caribe con la CAM. Y otras que están creciendo en Murcia, Gandia, Castellón, Vinaròs y Peñíscola, sobre todo. El perfil de empresarios que tenemos requiere una cierta capacidad de control territorial. Que donde se haga la inversión no esté excesivamente lejos de tu sede territorial para poder ir al hotel y tenerlo controlado de una manera sencilla y fácil.

-Hosbec tiene mucha influencia pero falta un gran lobby en la Comunitat, ¿qué ha hecho para organizarse de una forma que no ha conseguido el resto?

-Sobre todo porque somos gente que tenemos los pies en la tierra y sabemos el suelo que pisamos. Sabemos cuáles son nuestros objetivos y nunca hemos perdido que la razón de ser son nuestras empresas asociadas. Nosotros no creamos una organización para la propia organización, sino es el hotelero al que prestamos servicios porque nuestra financiación principal son las cuotas. No tenemos prácticamente impagos, porque queremos que las empresas perciban que recuperan lo que pagan con creces en servicios y que si tuvieran que contratar en el mercado sería mucho más caro. Por eso estamos muy atentos a lo que necesitan.

"Nuestra financiación principal son las cuotas"

También incide la circunstancia de que para los hoteles de este tipo es algo mucho más útil que para los hoteles de cadenas, que no necesitan este tipo de soporte. Pero nunca hemos gastado más de lo que tenemos, no nos hemos endeudado, nunca hemos hecho sueños faraónicos. Ocupamos la misma oficina que en el año 92, con los mismos muebles que en el año 92, y en lo único que hemos invertido más ha sido en aparatos informáticos y en comunicaciones, que ahí sí que tenemos que estar a la última. 

"No nos hemos financiado nunca a cargo de subvenciones públicas"

Y aunque somos grandes, somos una organización modesta. Hay nueve personas trabajando de los cuales cinco prácticamente se enfoca servicios técnicos. Por ejemplo, uno de los servicios que tenemos es hacer control de cocinas, higiene de cocinas, de aguas, manipulador de alimentos, todo el tema que tiene que ver con la salud y la seguridad. Es una tarea callada, de la que no se hace publicidad, pero que lo hacemos precisamente para que no haya ninguna noticia relacionada con algún tema sanitario en los hoteles. Y para el resto de organización empresarial somos cuatro. No nos hemos financiado nunca a cargo de subvenciones públicas y esto nos ha permitido mantener una estabilidad.

-¿Cómo se ve el tema de una posible marca de la Comunidad Valenciana?

Las marcas no se crean por decisiones administrativas. Las marcas las potencian y  mantienen los mercados. Desgraciadamente, la marca Comunidad Valenciana no es nada ahora mismo en un mercado turístico. La podemos utilizar como marca turística paraguas pero es como Illes Balears, no significa nada y encima en catalán que los ingleses no saben ni que les nombras y te dicen que van a Ibiza o Mallorca. Además, es muy difícil crear marcas cuando hay otras muy superiores detrás como Benidorm o Costa Blanca o Alicante, que tiene una posición en los mercados relevante para ser reconocido en los mercados, que es quien debe reconocerlas.

"Es muy difícil crear marcas cuando hay otras muy superiores detrás"

Nosotros propugnamos que es necesario ir bajo un paraguas porque la competencia la tiene el Gobierno autonómico. Pero sí que hay que ir a cada mercado con la marca predominante.  Por ejemplo, nosotros nunca iríamos a América o a Asia con la marca Benidorm porque pensamos que no es la marca tirón, sino que es Valencia ciudad. Pero en Reino Unido sí somos nosotros y el 90% de los turistas de esta nacionalidad que vienen a la Comunitat vienen a Benidorm. Las cifras de británicos al resto de la comunidad son anecdóticas. Pero es cierto que este equilibrio es complicado cuando hay tanto intereses de partidos políticos y de distintas administraciones. 

-¿Y la tasa turística?

-Ni es tasa ni es turística. Es un impuesto para los hoteles, campings y apartamentos reglados. Es una carga más impositiva para unas empresas que están absolutamente asfixiadas con la fiscalizad de la Comunitat Valenciana, que es de las más altas de España, y con una tasa que es selectiva porque no afecta por igual a todo el sector turístico, a todos los que generan ingresos. Es un impuesto bastante atractivo para los políticos porque no tiene coste electoral. El perjudicado es el turista que es alguien que no vota en el territorio pero refleja una falta de conocimiento de cómo funciona esto. Cualquier encarecimiento en un mercado competitivo como el de hasta ahora en los costes al turista nos perjudica. 

"La tasa turística es atractiva para los políticos porque no tiene coste electoral"

En Cataluña, que lo tiene implantado, el 80% del mercado catalán es Barcelona, que funciona de una manera muy distinta al que funcionamos aquí y la tasa turística se creó para tapar el agujero de Spanair. Y Baleares tienen unas connotaciones especiales por su característica insular y la presión del turismo puede hacer daño. Pero el sector hotelero balear está absolutamente horrorizado con estos costes adicionales. Y luego tenemos la segunda parte, y es el destino. Podríamos estar de acuerdo, pero además de que lo paguen todos los que viven del fenómeno turístico, si el destino es revertirlo en la actividad turística podría aceptarse. Pero si el destino no se sabe o es para rebajar el déficit en la Comunitat no es de recibo. De donde se puede sacar dinero es de toda la economía sumergida, del fraude fiscal de todo el alojamiento en viviendas y una regulación para quiénes lo ejercen de una manera profesional recaudarían dinero.

-¿Hay mucho problema en Benidorm con las viviendas turísticas?

-Es grave pero lo es mucho más en las ciudades. El producto de sol y playa, cuando eligen el hotel de sol y playa también lo hacen por el servicio, pensión completa, bebida, piscina. Y es competencia, y cada vez más fuerte, pero es cierto que Alicante o Valencia tienen mucha oferta y viviendas que sí que te dan lo mismo que un hotel, porque allí prácticamente lo utilizas para dormir, ducharte y como mucho desayunar. Y hay viviendas de tremendo nivel y lujo y cada vez mejor equipadas. Pero lo que tiene que cumplir un hotel es 500 veces más exigente que lo que tiene que cumplir una vivienda cuando se dirigen al mismo mercado con las mismas oportunidades de negocio.

-¿La situación geopolítica va a beneficiar a la Comunitat y Benidorm?

- Ya el último trimestre de 2015 fue muy bien y este va a ser un año de récords en España. Que influye la situación de los países que se han ido cerrando, por supuesto. Túnez desde hace tiempo, pero que Turquía y Egipto no levante cabeza, por supuesto y el principal beneficiario es España.

-¿Y las elecciones?

-Nosotros hemos detectado, y lo hemos achacado a las elecciones, que la demanda nacional, a pesar de que todos los indicadores decían que se iba a retomar con fuerza, no se está dando como debería. Se frenó mucho en Navidad, coincidiendo con las elecciones. La semana Santa fue muy bien, la primavera también, pero ahora que hay incertidumbre sobre quién va a formar Gobierno vuelve a ralentizarse. En el mejor de los casos, repitiendo datos del años pasado pero no creciendo. 

-¿Cómo creéis que puede afectar el Brexit a Benidorm si los británicos votan salirse de la Unión Europea?

-Es la gran incógnita. El Brexit afectaría fundamentalmente a Benidorm por la recepción a turistas británicos pero también afectará en la medida que repercuta en su economía. Habrá un primer factor que influirá, el cambio de la libra al euro. Y en el momento que la libra se deprecie y a ellos se les encarezca más el poder venir a destinos de euro va a perjudicar indudablemente. Ya sufrimos hace unos cuatro o cinco años el encarecimiento de los viajes por el tipo de cambio. Luego la recesión que puede sufrir el propio Reino Unido. Tienen tasas de paro técnico prácticamente inexistentes y un alto poder adquisitivo. Y hay que recordar que es el principal turista para toda Europa por encima de Alemania. Por lo tanto es algo que nos preocupa mucho. Actualmente son el 60% de los turistas de Benidorm y el efecto no sería desdeñable. Veremos lo que pasa. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email