GRUPO PLAZA

entrevista

Norma Comes y Lidón Valer: una conversación entre las nuevas directoras de la música valenciana

28/01/2022 - 

CASTELLÓ. Norma Comes y Lidón Valer tienen muchas cosas en común. Además de ser de Castellón, ambas acaban de convertirse en directoras de bandas autonómicas. La Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana ha elegido a Comes para liderar la Banda Simfònica de Dones en la temporada de 2022; mientras que Valer ha sido nombrada directora de la Joven Banda Sinfónica, también para esta temporada. Sus caminos se cruzan en un momento en el que, eso sí, no son pocos los retos. 

No han quedado las bandas tampoco exentas de las consecuencias de la pandemia. Cifraba la FSMCV unas pérdidas de más de cinco millones de euros solo entre marzo y mayo de 2020, pero desde que apareciese la covid, son muchos los conciertos y proyectos que se han quedado en el tintero. Además, las sociedades musicales tienen que lidiar con la continua cancelación de ensayos por casos positivos de coronavirus, algo que, aseguran, está lastrando la formación. Tampoco encuentran muchas bandas locales suficientemente amplios para ensayar y la 'fuga' de músicos se está convirtiendo en un problema generacional urgente de resolver. Sobre todas estas cuestiones, pero también de los retos que tienen por delante, hablan Norma Comes y Lidón Valer con Castellón Plaza. 

Capítulo 1. Dos mujeres al frente

-¿Con qué objetivos asumís este nuevo puesto?

-Norma Comes: Diría que el principal objetivo es disfrutar y hacer disfrutar. Es un proyecto que ha nacido con mucho cariño. Todavía no las conozco, pero me consta que en la Banda de Dones hay mucha ilusión. Es un reto que además me preocupa mucho, porque no saber quiénes son ellas, de dónde vienen, o qué nivel tienen, complica todavía más la elección del repertorio. Me preocupa ser muy exigente o que se aburran, pero en principio lo tomo con ilusión.

-Lidón Valer: El primer objetivo siempre es aprender más, ganar experiencia y aumentar mis conocimientos. El segundo, no menos importante, disfrutar de la música y crear momentos que valgan la pena recordar para siempre. Pero diría, que el mayor desafío es aportar algo significativo a la banda. Son personas ya muy formadas, a punto de terminar los estudios en algunos casos, y una piensa, ¿qué voy a poder aportarles yo para hacerlos mejores músicos?

Lidón Valer. Foto: ANTONIO PRADAS

-En tu caso Lidón, que dirigiste la Banda Simfònica de Dones en 2017, ¿cuál dirías que es el mayor desafío que tiene Norma por delante? 

-Lidón Valer: Cuando asumí la dirección en su momento no estaba del todo convencida con el proyecto. Siempre he abogado por la igualdad y no le encontraba sentido a tener una banda solo de mujeres, pero me bastaron unos pocos días para entender lo importante que es todavía hacer iniciativas como esta. Escuchaba comentarios del tipo, "uy que hace una chica tocando la tuba" o se me preguntaba si, por ser mujer, conseguía que la formación me hiciera caso. Comentarios que no son propios del siglo en el que estamos. Es necesario que vean que una mujer toca el trombón al igual que la flauta, por mucho que se vea como un instrumento para hombres. Por eso, por desgracia, toca todavía hacer proyectos así. Llegará un momento en el que la Banda de Dones no sea necesaria, tiene fecha de caducidad, pero no sabemos cuándo será. 

A Norma le digo que disfruté mucho. En mi caso, el repertorio que planteé fue fifty fifty de mujeres y hombres, acorde con mi convencimiento de promover la igualdad. También traté de hacerlo más actual, pero es complicado

-En general, ¿programan las bandas pocas piezas compuestas por mujeres?

-Norma Comes: Muy pocas veces podrás escuchar obras de mujeres, solo en días señalados como el Día de la Mujer. El resto del año se programa poquísimo y es una pena. En mi caso, es cierto que también estoy teniendo el problema añadido de que para la Banda de Dones nos piden no repetir repertorio, con lo cual es muy complicado encontrar obras. Entre que hay poco repertorio y que no debemos utilizar el que han usado otras compañeras anteriormente, es todo un reto, pero al final se consigue. También, he optado por hacer una mezcla y la mitad de las obras serán de mujeres y la otra serán de hombres, aunque el hilo conductor de estas piezas siempre tendrán algo que ver con la mujer.

Norma Comes. Foto: ANTONIO PRADAS

-Lidón Valer: En la dirección ocurre lo mismo. Si hay 500 directores en toda la Comunitat Valenciana, nueve o diez somos mujeres. Es complicado acceder al cargo. Este año coincide que dos mujeres somos las directoras de las principales bandas de la federación, pero no es lo habitual. Y como eso, ocurre también que es complicado encontrar el material de mujeres compositoras, porque o no se ha recuperado o no se ha conservado bien. 

-Ahora que tomas la batuta de la Joven Banda Sinfónica de la FSMCV, ¿cuál dirías que es el mayor cambio que se dará?

-Lidón Valer: Es una pregunta difícil, no lo sé... Espero que la gente pueda aprender y disfrutar, que ganen más nivel. Por lo que respecta al repertorio, cogeremos uno que sea, por su puesto, paritario. 

Capítulo 2: Las bandas ante la 'fuga' de músicos

-¿Cuáles han sido las peores consecuencias de la pandemia a nivel colectivo?

Lidón Valer: Con la pandemia se ha perdido ese vínculo que era tan importante en las bandas. Durante el confinamiento la gente dejó de preocuparse por sus compañeros, porque veían a este a través de la pantalla. No podías saber si a esas personas les pasaba algo. Ese vínculo que ha desaparecido, nos ha costado y nos está costando mucho de recuperar. Por eso, hay personas que se han descolgado de las bandas. No tienen la relación que tenían con estas y es algo que costará arreglar. Pero, además de esta parte más emocional, se han perdido conciertos y proyectos emocionantes que no sabemos si volverán a mostrarse. Ahora en abril -cruzo dedos- recuperaré un proyecto que iba a hacerse en abril del año pasado, pero tampoco ahora se sabe si podrá hacerse. Ayer me avisaba un músico que ha dado positivo.

-Norma Comes: Yo también he perdido músicos. Muchos de estos, adolescentes que venían a tocar a la banda, por la cena de después o por los viajes, pero da igual, hacían música. Ahora prefieren quedarse en casa viendo Netflix o jugando a la play. Me preocupa que haya una generación que quede colgada, que pierda esa costumbre de ir a ensayar. Perder un músico siempre es malo. 

-Porque, ¿cuáles son las mayores preocupaciones de los músicos noveles?

Lidón Valer:Lidón Valer: La covid... es de lo que hablamos constantemente. Hay bandas que con suerte tienen un espacio grande donde ensayar, pero otras están dejando de quedar porque no tienen ese espacio. Y esto es un problema. 

Capítulo 3: El futuro

-¿Qué es lo más urgente para la recuperación?

-Lidón Valer: Ayudas para la conciliación habrían estado bien, no ahora, ya hace tiempo. Cuando un niño está confinado, los padres deben quedarse en casa. También los de la banda, pero es un conflicto que no se está resolviendo. Además de esto, cualquier ayuda económica iría bien, como siempre. 

-Norma Comes: Deberían facilitar espacios más grandes para poder actuar. Muchas veces ocurre que no nos dejan incluir ni un músico más y sería más fácil crear espacios más grandes. 

-Lidón Valer: La cultura es necesaria y ha habido meses con cero cultura. Algo que nos vuelve ignorantes. No podemos estar sin cultura, hay que respaldarla y ayudar a la gente que forma parte de ella. Está claro que cada ayuntamiento hace lo que puede, pero muchos han evitado cualquier responsabilidad. 

Foto: ANTONIO PRADAS

Epílogo

-¿Cómo fue vuestro comienzo en la música hasta llegar aquí?

-Norma Comes: Yo era una niña como cualquier otra, no tenía en principio interés por la música, pero hubo un día en el que fui a ver al tío de un familiar y recuerdo que su hijo empezó a tocar la trompeta y el piano, acababa de empezar en la banda y quería que lo escucháramos. Lo recuerdo como un hito, porque me gustó mucho. Cogí la mano de mi padre y le dije que quería hacer eso. Así que mi padre me metió en una banda y el profesor con el que empecé a hacer clases me animó a entrar en el conservatorio. Empecé en el clarinete, que es mi especialidad, y al mundo de la dirección llegué más tarde también de rebote. El director de la banda de mi pueblo me pidió un día que estaba muy atareado que cogiera la banda joven. Yo no me sentía preparada, me semi obligó un poco, pero me gustó. Tanto que quería repetir y hacerlo bien.

-Lidón Valer: Dos de mis hermanas tocaban el piano, las escuchaba todo el día, y llegó un momento en el que yo también me metí a solfeo. Mi comienzo no es nada del otro mundo. Si te gusta la música no puedes separarte de ella de ninguna manera. Y como la vida nos lleva por tantos caminos, terminé especializada en clarinete y piano, y también dirigiendo. 

-Un compositor y obra con la que os quedéis.

-Lidón Valer: La escuché ayer, 'La Vall de la Murta' de Andrés Valero. Me encanta este músico. Es una preciosidad. 

-Norma Comes: Bert Appermont, es un compositor belga que me gusta muchísimo. De hecho, su obra 'Rubicon' la interpretaremos en la Banda de Dones. El Rubicón es un río del norte de Italia que Julio César cruzó para combatir a los líderes de Roma y terminar gobernándola. Era muy complicado y por eso la frase "pasar un rubicón" significa hacer algo que te cuesta la vida. Aunque Appermont no es una compositora, su mensaje nos viene perfecto, porque para hacer música las mujeres han tenido que pasar un rubicón.

Foto: ANTONIO PRADAS

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email