GRUPO PLAZA

ANÁLISIS

Así es la nueva hoja de ruta del BCE

La inflación en la zona euro se sitúa actualmente en el 1,9%, pero rebasará este crecimiento con claridad en los próximos meses a medida que la economía reabre... siempre y cuando la variante Delta lo permite

16/07/2021 - 

MADRID. El Banco Central Europeo (BCE) ha tomado la decisión de cambiar su objetivo de inflación. Hasta la fecha, el objetivo estaba “cercano, pero por debajo del 2%”, sin embargo, el Consejo de Gobierno del banco central ha acordado elevarlo hasta el 2%, en la primera revisión que se lleva a cabo en cerca de 20 años. El prisma temporal de evaluación será el medio plazo, y aunque las desviaciones positivas o negativas son consideradas igual de indeseadas, se podrán producir de forma temporal sin que salten las alarmas. Así pues, un período de inflación excesivamente baja como el actual, conlleva el uso de medidas contundentes y podría implicar un período transitorio en el que la inflación se sitúe ligeramente por encima del objetivo. 

La inflación en la zona euro se sitúa hoy en el 1,9%, pero rebasará este crecimiento con claridad en los próximos meses a medida que la economía reabre (si la variante Delta lo permite). Por último, el BCE anunció también que, dentro de su control de los precios, empezará a prestar más atención al precio de la vivienda, y comenzará a considerar lo que se conocen como alquileres imputados o rentas equivalentes, que no son ni más ni menos que el servicio 'ficticio' que pagarían los propietarios de una vivienda por tener un techo donde cobijarse. Con este cambio, el mercado inmobiliario tomará un poco más de protagonismo en el control de precios de la institución.

La semana pasada el Banco Central Europeo presentó su nuevo marco de trabajo para el periodo 2021-2025, con la novedad de que la institución tendrá en cuenta el cambio climático en sus decisiones de política monetaria. La hoja de ruta que va a poner en marcha el BCE se sostiene sobre seis puntos: 

  1. Análisis macroeconómico: Desarrollo de nuevos modelos y análisis para el seguimiento de las implicaciones del cambio climático y de las políticas al respecto para la economía, el sistema financiero y la transmisión de la política monetaria. 
  2. Refuerzo de las estadísticas sobre cambio climáticoNuevos indicadores que cubran los instrumentos financieros verdes y la huella de carbono de las instituciones financieras, así como su exposición a los riesgos físicos relacionados con el clima. 
  3. Exigencias de publicación de datos medioambientales en los colaterales o compras de activos: Exigencias alineadas con las reformas en materia de difusión de datos de sostenibilidad. 
  4. Refuerzo de la valoración del riesgo: Test de estrés a todos sus activos para valorar el riesgo climático. Analizará si las agencias de rating están incorporando los riesgos medioambientales en sus notas crediticias de crédito y creará un sistema interno de valoración de riesgos. 
  5. Reforma del marco para los colaterales: El BCE tendrá en cuenta los riesgos relacionados con el cambio climático en los marcos de valoración y control de riesgos de los activos movilizados como garantía (colaterales) para las operaciones de crédito dentro del Eurosistema. 
  6. Programa de compra de deuda corporativa. Aplicará criterios climáticos en las asignaciones de compras de activos. 

Además, el BCE comenzará a divulgar información relacionada con la exposición al cambio climático del programa de compras de deuda del sector empresarial (CSPP) en el primer trimestre de 2023.

 Equipo de Portocolom AV

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email