GRUPO PLAZA

aumentan las sanciones contra rusia

A Putin le atacan para frenar la guerra por el flanco que más le duele: el sistema financiero

1/03/2022 - 

VALÈNCIA. Vladimir Putin está cada vez más acorralado por la OTAN y sus aliados encabezados por Estados Unidos. Y no precisamente en el campo de batalla sino en otro campo, que es donde más le duele al presidente duro: el sistema financiero. Sin duda, la arteria principal de cualquier estado por lo que en cualquier momento el conflicto podría derivar hacia otros derroteros.

El líder ruso ha visto como en cuestión de horas su divisa, el rublo, se ha hundido a mínimos históricos; la agencia internacional de rating S&P ha metido a Rusia en 'bono basura' -Moody's y Fitch no tardarán mucho-; la Bolsa de Moscú no abrió ayer -hacerlo hubieran sido miles de millones de pérdidas-; y, lo más importante, la palabra 'corralito' comienza a hacerse más palpable porque los bancos rusos están contra las cuerdas por la retirada de depósitos... y eso podría dar lugar a manifestaciones de los propios rusos contra Putin viendo que no pueden sacar dinero...

Todo ello sin haberle aplicado completamente -de momento porque países como Corea del Sur ya lo han hecho- a la Administración Putin el 'efecto swift', es decir, echarla de la Sociedad para las Telecomunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales. O lo que es lo mismo: aislarla completamente de las transferencias bancarias con el exterior más allá de China y sus 'países satélites'. Algo que pide por activa y por pasiva -y con razón- Ucrania a Estados Unidos y la OTAN; mientras Rusia se ha visto obligado a subir espectacularmente los tipos de interés desde el 9,5% hasta el 20%. La razón no es otra que tratar de contener la fuerte subidas de precios que acarrean las sanciones internacionales impuestas por la invasión de Ucrania.

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania
Un Putin cada vez más acosado por la coalición internacional, mientras los mercados financieros siguen apostando por una guerra de muy corta duración. Basta un par de ejemplos: el Ibex 35 ayer neutralizó una espectacular caída de más de 200 puntos para cerrar cediendo apenas una décima; y, por otro lado, el llamado 'índice del miedo' o Vix Index se situaba ayer a media tarde por debajo de los 30 puntos, es decir, el umbral que marca la inestabilidad en los mercados.

Y hablando de bolsas, la última del presidente ruso ha sido la de suspender las sesiones pre y postmercado del parqué moscovita hasta -de momento- el próximo viernes. "El Banco de Rusia valorará la viabilidad de abrir el trading a otros mercados dependiendo del desarrollo de la situación", señalaba en un comunicado el banco central del país. Por lo pronto ayer lunes solo se pudo operar en divisas, repos y mercados monetarios, pero no con acciones.

A la espera de acontecimientos

Analistas, operadores, gestores e inversores en particular no pierden de vista los acontecimientos, pero lo que es un hecho es que las cotizadas siguen presentando resultados -ayer lunes no pocas lo hicieron-, y en su mayor parte batieron las previsiones del mercado. "Si el mercado tuviera claro que la guerra se iba a extender en el tiempo el Ibex 35 estaba ya por debajo de los 8.000 puntos, eso no te quepa duda", así respondía a la llamada de este diario un gestor de fondos de inversión tras el cierre de la jornada bursátil. 

"La prima de riesgo ha bajado de los 100 puntos básicos y el petróleo de los 100 dólares, dos señales más de que Putin no tardará en ceder en las conversaciones que mantienen rusos y ucranianos en Bielorrusia. La presión internacional, sin duda liderada por Estados Unidos, está siendo clave", añadía.


Y no le falta razón porque la Administración Biden elevó ha elevado las sanciones contra Rusia, prohibiendo a las entidades estadounidenses cualquier operación con el Banco Central de Rusia; además de congelar todos los activos en dólares de esta entidad. De esta forma, el Gobierno norteamericano impide a la entidad rusa acceder a sus reservas en dólares en el mundo pero también prohíbe a cualquier institución financiera o empresa estadounidense hacer transacciones u operaciones con el Banco Central de Rusia...  y hablamos de unos 600.000 millones de euros al cambio en reservas de divisas y oro...

Mientras tanto concluyó este lunes la reunión al más alto nivel entre rusos y ucranianos sin acuerdo alguno, pero con con el compromiso de seguir dialogando en los próximos días. Vladimir Medinski, asistente de Putin, informó a la prensa que la próxima reunión tendrá lugar en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, una cuestión sobre la que también hay acuerdo según la agencia de noticias rusa Interfax. Por su parte, Mijailo Podoliak, jefe de la oficina del presidente de Ucrania, manifestó que ambas partes "han identificado una serie de temas prioritarios sobre los que se han perfilado determinadas decisiones", según recogió la agencia Unian.

Pero lo cierto es que la primera reunión para tratar de llegar a un acuerdo tuvo lugar en Bielorrusia, un país que dista mucho de ser un observador imparcial en el conflicto por los lazos que mantiene con Rusia. Precisamente el ministro de Exteriores bielorruso Vladimir Makei, valoraba que las negociaciones en curso son "extremadamente importantes" porque pueden convertirse "en el comienzo de un proceso que evitará una 'primavera eslava' e invitan a un optimismo cauteloso".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme