GRUPO PLAZA

El prototipo reducirá la transmisión de la covid por aerosoles

Quimeltia CV presenta un medidor de CO2 como solución al problema del frío en las aulas 

12/12/2020 - 

VALÈNCIA. La asociación de pequeñas empresas químicas Quimeltia Comunidad Valenciana presentó este viernes un prototipo de medidor de concentración de CO2  para las aulas escolares. Un aparato desarrollado de cara al invierno para controlar el tiempo de apertura de las ventanas y evitar la transmisión de la covid por aerosoles -partículas infecciosas que se expulsan al respirar o al hablar y que flotan en el aire-, tal y como explica el presidente fundador de la asociación, Pedro Rodríguez, a Valencia Plaza.

La idea del proyecto se basó en la investigación del químico de la Universidad de Colorado y experto en aerosoles, José Luis Jiménez, respecto a la utilización de medidores de COpara reducir la propagación del virus. Así pues, algunas de las pymes y micropymes -no más de 50 trabajadores- de Quimeltia optaron por diseñar los aparatos en España que a día de hoy se encuentran en fase de fabricación de la mano de un fabricante valenciano.

Como comenta el fundador de la asociación, el nivel óptimo de concentración de dióxido de carbono en un recinto cerrado no ha de superar los 750 ppm (partes por millón), ya que si oscila entre los 750 ppm y los 1500 ppm se ha de proceder a ventilar el aula. En caso de que se excedan los 1500 ppm se estaría ante una situación de riesgo para el alumnado.

El medidor se instalaría en las clases mediante displays (monitores) que realizan la lectura de CO2 e informan "como un semáforo" del nivel de concentración mediante luces de colores. En concreto, el color verde es para menos de 750 ppm, el naranja para valores entre 750 ppm y 1.500 ppm y el rojo para más de 1.500 ppm.

Medidor de CO2 de Quimeltia CV. Foto: PEDRO RODRÍGUEZ

Al poder saber si el aula está bien ventilada con la concentración óptima de CO2, las escuelas podrán ver en qué momento pueden proceder a cerrar las ventanas a fin de no tenerlas abiertas de forma indefinida ante las bajas temperaturas. De esta forma, Rodríguez urge a la instalación de los sensores, puesto que permiten la ventilación, reducen la transmisión del virus en espacios cerrados y dan "solución a las bajas temperaturas de estos meses". 

Junto a esta propuesta, el presidente también señala que es "fundamental" realizar una ventilación adecuada de los establecimientos de forma frecuente, dado que la concentración de CO2  en espacios interiores aumenta rápidamente en presencia de personas que exhalan el dióxido al respirar. 

"Reducir las concentraciones de CO2 en el interior de las aulas favorece la atención y el rendimiento escolar, ya que la exposición a concentraciones de dióxido de carbono demasiado elevadas produce aletargamiento y falta de atención según todos los indicadores médicos", matiza Rodríguez en un comunicado.

Dos modelos diferentes de medidores

Aparte de este modelo enfocado al ámbito profesional, Quimeltia CV también va a presentar una forma personal en la que el medidor se conectará al móvil por bluetooth. Mediante la conexión, el usuario podrá conocer la cantidad de dióxido de carbono presente en un sitio. 

En cuanto a la comercialización del medidor, el presidente de la asociación señala a este diario que el precio se pondrá acorde a la "gran calidad y la no necesidad de calibración, ya que los que valen menos de 100 euros no presentan una buena calidad".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email