Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

opinión

La reunión del BCE, clave para para conocer su nueva hoja de ruta

A juicio del analista se antoja decisiva también en lo que se refiere a la gestión de las consecuencias económicas que ha tenido el virus en términos de valoración

27/04/2020 - 

MADRID. La reunión del Banco Central Europeo (BCE), que tendrá lugar este próximo jueves, se presume clave en lo que a gestión de las consecuencias económicas que ha tenido el coronavirus en términos de valoración se refiere; y sobre todo a la hoja de ruta que seguirá la institución presidida por Christine Lagarde. Por el momento ha conseguido frenar la incertidumbre existente en pleno pico de la crisis, pero esto no parece ser suficiente en un futuro próximo.

Lo que se empieza a valorar es la posible flexibilización por parte del ente económico a la hora de comprar activos, y que este comience a aceptar deuda sin grado de inversión como garantía, es decir, que no sea tan estricto en la aceptación de deuda que acepta para dar una mayor flexibilización a la financiación. Por el momento el BCE ya está aceptando bonos basura.

Para el BCE es fácil: si necesita realizar más políticas de inyección y facilidad de crédito solo debe seguir los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED). El primero de ellos sería comprar bonos de alto rendimiento dentro de compañías con una calidad mejor que la 'BBB-', pero esta medida podría no ser vista como muy buenos ojos ya que no sería una medida de ayuda a la liquidez y estabilidad mirada desde el corto plazo. Sin embargo, no debemos olvidar que este tipo de empresas serán las que incentiven el crecimiento económico en los próximos meses.

Un plan completo de contigencia

De nuevo es el BCE el que tendrá que tomar medidas, y por el momento será la reducción de disponibilidad de garantías a la hora de evaluar la clasificación de las deudas. Pero se espera más por parte del ente europeo como que elabore un plan completo de contingencia y una propuesta firme al camino que se debe tomar para salir de la actual crisis. Pero el la institución monetaria europea también solicitará mas implicación fiscal a los diferentes líderes políticos de los diferentes países, que por el momento solo se agarran a la unidad de la agrupación actual y a la solidaridad.

Las previsiones de calificación son a la baja y si el BCE no hace este levantamiento de las condiciones que tenía actualmente muchos países podrían tener dificultades para utilizar de colateral una deuda que no servirá como garantía. De este modo serían también dañados los emisores de esos países, principalmente el sistema bancario de los mismos; pero no exclusivamente solo este sector, ya que hay deuda corporativa que entraría dentro de esta categoría en la próxima revisión.

En este último apartado es donde se abre la puerta a la actuación del BCE a la compra de 'bonos basura' también dentro del ámbito corporativo, minimizando los riesgos y ayudando a suavizar el alto interés al que se someten los emisores de esta deuda.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email