X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de Inmoglaciar MERCADONA inmobiliario zeeman adu mediterraneo MESTALLA
GRUPO PLAZA

rosa pérez, Consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática

"Abogacía dice que todo está correcto en el caso de las acciones de Puig y eso es lo importante"

29/07/2019 - 

VALÈNCIA. El acuerdo entre Podem y EUPV para presentarse conjuntamente a las elecciones autonómicas situó a Rosa Pérez (València, 1975) como número dos de la lista por Valencia a Les Corts Valencianes. Una posición que le valió para conseguir su acta de diputada y, más tarde, entrar a formar parte del Gobierno del Botànic II como consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática. Por primera vez, Esquerra Unida forma parte del Ejecutivo. 

Ahora bien, el camino con los morados no ha sido sencillo. A unas largas y complejas conversaciones para configurar las listas y establecer el reparto de puestos entre las formaciones -que se resolvió con un 70/30 para Podem y EUPV respectivamente- le siguieron enfrentamientos y recelos en las negociaciones con PSPV y Compromís para definir la distribución de carteras entre los partidos integrantes del Botànic II. El partido que lidera Antonio Estañ acusó al de Pérez de negociar con socialistas y valencianistas a sus espaldas; también exhibieron su malestar por que la coordinadora de EUPV no esté dispuesta a dejar el acta como ya hizo, por el contrario, su candidato a la Generalitat Rubén Martínez Dalmau

La nueva responsable de Participación y Transparencia se reúne con Valencia Plaza para hablar de la relación actual con Podemos, con quien forman coalición. Pérez también se pronuncia sobre la polémica surgida a raíz de conocerse que el president de la Generalitat, Ximo Puig, tiene acciones en un medio de comunicación al que inyecta publicidad institucional y del que cobra dividendos, así como de la quita del IVF a un grupo en el que tiene intereses. 

-¿Cree que el decreto que permite a IVF realizar quitas y que permitió a EPI absorber a Grupo Zeta fue una norma creada ad hoc?
-Quiero pensar que no. De hecho hay un informe que dice que no…

-¿La Oficina de Conflictos de Intereses va a investigar si existe conflicto en el caso de las acciones de Puig en Mediterráneo? ¿Sabe si va a actuar de oficio?
-La Oficina de Conflictos tiene un funcionamiento totalmente autónomo. Eso es así para que no haya interferencia del poder político. Puede actuar y hacer informes a instancias del Consell, pero el Consell no lo hizo porque pensaba que todo estaba bien. Si la Oficina de Conflictos hace una investigación no tendríamos por qué saberlo, y si lo supiéramos seguramente no estaríamos autorizados para decirlo. Sino, lo que es el funcionamiento autónomo se desvirtúa. Por lo tanto, si lo está haciendo lo desconocemos. Pero aunque lo supiéramos, no estaríamos autorizados a decirlo. 

-¿A qué se debe la modificación en la ley de Incompatibilidades del Consell?
-Son modificaciones mínimas que estaban preparadas técnicamente antes de que estuviéramos en la conselleria. No tienen nada que ver con Puig. La interpretación que le está dando el PP es contraria a la realidad. 

-Usted como consellera de Transparencia, ¿cree que hay conflicto de intereses en que Ximo Puig tenga acciones en un medio de comunicación privado al que inyecta publicidad institucional y del que cobra dividendos? ¿Y que el IVF realice una quita en un grupo en el que tiene intereses?
-Quiero entender que el president de la Generalitat si hubiera un ápice de duda de que aquí puede haber un conflicto lo hubiera llevado adelante. Entiendo que está todo bien. De hecho hay un informe de Abogacía de la Generalitat, que es vinculante, los de la Oficina de Conflictos a veces no. 

-Ese informe es llamativo precisamente porque el cometido de Abogacía es emitir informes sobre las leyes del Consell, pero su actividad no suele centrarse en las compatibilidades de los altos cargos... De hecho, esta es una competencia atribuida a su conselleria.
-Si hay un informe de la Abogacía de la Generalitat, decir que no se está de acuerdo con él es ir en contra de quien tiene la responsabilidad de realizar esos informes. 

-Entonces, ¿comparte usted las palabras del señor Dalmau, que consideraba suficientes las explicaciones del president?
-Él explicó cuando finalizó el Consell y son hechos de hace muchos años que evidentemente son así. A mí lo que me parece importante es el informe de la Abogacía que dice que todo está correcto. 

-Antonio Estañ dijo que Puig debía dar explicaciones en sede parlamentaria. ¿Lo comparte?
-Eso no se pone en duda. Ximo (Puig) ha dicho que piensa dar explicaciones… Tiene que ser cuando corresponda. 

-¿Y cuándo debería ser eso? 
-Estamos prácticamente en agosto, va a ir antes Manuel Illueca… Si diera tiempo a todo lo valorarían, pero no creo. 

-¿Cree que Puig debería deshacerse de esas acciones?
-No voy a entrar a valorar si debe deshacerse de esas acciones, si está todo claro… 

-¿Por qué EU decidió renunciar a gestionar la Inspección General de Servicios?
-Esquerra Unida no renunció a gestionar la Inspección General de Servicios. Fue el resultado de una negociación en la que hubo transferencias de unas consellerias a otras. La IGS pasó a la Conselleria de Justicia igual que Memoria Democrática pasó de Justicia a Transparencia, pero no fue una renuncia. 

-Compromís decía que como EU había renunciado a ella, pretendían asumirla ellos dado que ya la gestionaron en la legislatura anterior y no querían que esta pasara a Justicia…
-Yo no estuve en las negociaciones, pero creo que es una cuestión de que en el transcurso de una negociación había otro de los socios que planteaba que se pasara a la Conselleria de Justicia. Tampoco para nosotros era una batalla…

-Usted ha dicho que los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE) no deberían existir. ¿Qué alternativa plantea para los inmigrantes con un expediente de expulsión?
-Creo que toda la normativa debería cambiarse, pero no estamos hablando de competencias autonómicas sino estatales. Evidentemente no estamos de acuerdo con ellos porque en EU consideramos que vulneran los derechos humanos.

-Pero en el margen de maniobra que aquí tienen, ¿qué alternativa plantea Esquerra Unida a los CIE?
-La Conselleria no tiene competencias y doy una opinión sobre los CIE porque la tengo como sobre cualquier otro tema, porque tengo mi punto de vista político. Y lo que plantea EU en políticas migratorias es reformar muchas cuestiones que no son objeto de competencia autonómica. 

-La opacidad de los grupos con las subvenciones que reciben de Les Corts Valencianes ha sido un tema constante de debate a lo largo de varias legislaturas. ¿Qué puede hacer su Conselleria en este sentido?
-La Conselleria de Transparencia se encarga de que haya transparencia en toda la administración pública...

-Enric Morera se ha quejado en numerosas ocasiones y sigue haciéndolo porque ningún grupo detalla en qué se gasta las subvenciones que reciben y la Sindicatura de Comptes ya ha advertido varias veces en sus informes, el último de esta misma semana, que se fiscalicen los gastos de los grupos.
-Creo que la Conselleria de Transparencia ha trabajado en esa línea, en publicitar los gastos de los grupos parlamentarios siempre de acuerdo con la legalidad y la protección de datos. 

-Una de las áreas de la conselleria es Calidad Democrática, ¿es porque nos falta? ¿A los españoles en general o valencianos en particular?
-Creo que falta avanzar en muchas cuestiones. Nosotros, por ejemplo, siempre hemos defendido que en este país han hecho falta políticas de memoria si queremos tener una democracia plena. El trabajo que se hacía con las exhumaciones era una cuestión de devolver la dignidad a un país que no puede mantener sus cementerios y sus cunetas llenos de fosas comunes. Es muy importante el trabajo en memoria, justicia y reparación porque un pueblo que no conoce su historia tiende a repetirla. 

 

-La confluencia Unides Podem con la que se presentó a las elecciones quería que se creara una Conselleria de Feminismos. ¿Qué ha ocurrido para que finalmente este tema no haya sido una conselleria propia y tampoco haya estado en el título de alguna de ellas?
-Yo no estuve en las negociaciones, pero creo que se barajaron distintas cuestiones. Lo que se hizo fue marcar las líneas fundamentales del Botànic y las políticas feministas que se debían hacer. Creo que no se contempló la conselleria de feminismos pero eso no significa que no se hayan incluido políticas feministas. 

-Algo similar ha ocurrido con la Conselleria Cultura propia. Todos los candidatos de los partidos del Botànic la prometieron en campaña para que dejara de estar bajo el paraguas de Educación...
-Nosotros lo defendimos en campaña electoral y nos hubiera parecido muy positivo que Cultura y Educación se separaran porque consideramos que son materias muy importantes. La segunda tiene un volumen muy grande y mucha importancia, y la primera lo mismo. No se llegó a un acuerdo, pero es lo que tienen los pactos de gobierno, que al final no se consigue solo lo que uno o dos quieren, sino que lo tienen que consensuar todas las partes. Esperemos que las políticas que se tienen que desarrollar se hagan, que eso es lo importante. 

-¿Por qué siguen sin estar colgadas las declaraciones de bienes de cada conseller? ¿Está urgiendo su conselleria a que lo hagan? Hace más de un mes que fueron nombrados y sólo están cinco de un total de 12. 
-Supongo que al final vamos todos hasta arriba de trabajo. El otro día yo misma tuve que rellenar la declaración de bienes como saliente de la Diputación de Valencia, de Les Corts, etc. Tenemos dos meses para hacerlo y vamos hasta arriba de agenda. 

-¿Cómo es actualmente la relación con Podem? En Les Corts ya han discutido por cuestiones como el nombre del grupo parlamentario y en las negociaciones del Consell incluso amenazaron con no trasladar su nombre al president...
-Sobre todo con quien tengo relación es con el vicepresidente segundo, Rubén Martínez Dalmau, porque los dos estamos en el Consell y coincidimos muchas veces. La relación con él es muy buena, venimos de la misma facultad, estudiamos más o menos en la misma época, hemos sido los dos profesores de la universidad, hemos hecho campaña codo a codo… 

-A pesar de que ustedes se lleven bien, las diferencias en las negociaciones entre ambas formaciones han sido obvias y públicas. ¿Podría trasladarse este clima a la forma de negociar?
-Espero que no. Lo importante en una coalición, en una confluencia e incluso en un acuerdo de gobierno donde hay varios partidos, lo importante es el respeto a las demás fuerzas políticas. Y eso es lo que debe primar: que una fuerza no se sienta por encima de la otra. Eso ayuda a salvar las diferencias. Es verdad que EU planteó desde el inicio que quería formar parte del Consell, tenemos una trayectoria que nos avala y planteamos que esa era nuestra voluntad. 

-Uno de los principales puntos de fricción que han surgido se debe a la negativa de EU a que sus miembros en el gobierno dejen el acta como sí hacen los de Podemos. ¿Se plantea en algún momento hacerlo?
-Podemos puede plantear a los miembros de Podemos lo que considere. Yo respondo ante mi organización y las decisiones de EU no se toman en los órganos de Podemos. Ellos tienen un código que lo establece y obviamente esa hubiera sido su voluntad, pero nunca hubo un planteamiento formal de este tema, quizá algún comentario informal. En definitiva, no voy a presentar mi dimisión. 

-¿Se siente cómoda con el aumento de altos cargos y asesores que ha aprobado el Gobierno? Suponen un incremento del 36% y 57% respectivamente. 
-Entiendo que quienes han trabajado en esa estructura habrán analizado las necesidades. Yo puedo hablar sobre esta conselleria, que ha pasado de 3 a 4 directores generales, de una secretaría autonómica a dos… Sé y tengo clarísimo que la estructura que nosotros tenemos con el aumento en esta conselleria es la adecuada. No nos sobran direcciones generales, ni secretarias autonómicas, ni personal. Aquí falta mucho personal. 

-El nombramiento de Ignacio Blanco despertó críticas en EU porque un sector decía que no se había contado con todas las sensibilidades...
-Yo propongo a Ignacio porque tiene unas características muy válidas para ser secretario autonómico como también propongo a Rosa Albert como subsecretaria de la conselleria, pero Rosa no acepta. Igual que he propuesto a directores generales dentro de lo que es la organización en su conjunto; hay gente que no ha aceptado asumir ciertas responsabilidades. He de combinar las distintas sensibilidades con la capacidad. Pero esto tampoco se trata de cupos, sino de buscar los mejores perfiles para las responsabilidades que deben asumir. Lo que no pueden decir ahora es que no se ha integrado o intentado integrar.  

-Entonces sí se trató de integrar… ¿por qué surgen voces críticas a su juicio?
-Simplemente creo que hay gente que no se quiere integrar.

-Podemos ha fichado como asesora a su exportavoz en el Ayuntamiento de València, María Oliver, que actualmente está siendo investigada en los tribunales. ¿Qué opinión le merece?
-Desconozco cuál es el momento procesal de este caso… He visto que en la Diputación de Valencia compañeros han ido a declarar y al día siguiente estaba el sobreseimiento.

-¿Cree que hubiese sido mejor esperar a nombrarla a que se resolviera su situación?
-Eso se lo tienes que preguntar al vicepresidente que es quien lo ha nombrado. 


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email