GRUPO PLAZA

Seis meses de coronavirus en 2021: días negros, gran mejora y un nuevo repunte

Foto: KIKE TABERNER
4/07/2021 - 

VALÈNCIA (EFE/Loli Benlloch). La pandemia de coronavirus en la Comunitat Valenciana ha dejado un primer semestre de 2021 que empezó con los meses más negros de toda la pandemia, dio paso a una mejora notable de todos los datos, y acaba con un repunte de contagios en junio, que de momento no se ha traducido en presión hospitalaria.

La tercera ola arrasa la Comunitat

Enero de 2021 queda para la historia como uno de los peores meses de la pandemia en la Comunitat Valenciana, donde la tercera ola impactó de lleno, disparó todos los indicadores y pulverizó las marcas máximas de las oleadas anteriores.

Los efectos de 'salvar la Navidad' se tradujeron en más de 14.000 personas ingresadas ese mes (un tercio de las hospitalizaciones de toda la pandemia) y con las UCI llenas de personas que habían comido en Nochebuena o Navidad en familia y a final de enero estaban intubadas y boca abajo.

Fue el mes con más contagios (161.661), el segundo más letal (a pesar de sus 1.827 muertos, febrero aún le superaría), el de la incidencia nunca vista (1.459,82 casos, la peor de España) y el de máximos como 9.810 casos en un día o 537 hospitalizados en una jornada.

El més más mortífero de la pandemia

Febrero fue también un mes negro en la Comunitat, con la cifra de muertes más alta de la pandemia (1.894, lo que supuso que durante los dos primeros meses de 2021 se registraron la mitad de las muertes de toda la pandemia), y el segundo con más contagios.

Se llegó al máximo de fallecimientos notificados en un día (112) y se vivió el peor mes de la pandemia en muertes de ancianos en residencias, con 570, aunque la vacunación conllevó ya una reducción del 56 % de los contagios entre los internos.

Foto: EFE/MANUEL BRUQUE
Pese a todo, febrero marcó un punto de inflexión en la tercera ola, pues cayeron las hospitalizaciones (un 76 %) y la incidencia (se desplomó 1.213 puntos), lo que abrió paso a unos meses de clara mejoría.

Caída drástica de los contagios y las muertes

Esa mejora de los datos permitió iniciar marzo con la reapertura de la hostelería tras 39 días de cierre (aunque solo en terrazas) y dio paso a una caída drástica de los contagios (casi un 90 %) y de los fallecimientos (casi un 76 %), junto a un desplome de todos los indicadores epidemiológicos, como las hospitalizaciones (un 63 %) o los ingresos en la UCI (un 64 %).

La incidencia acumulada experimentó en marzo un claro cambio de tendencia: a partir del día 15 bajó de los 50 casos por cien mil habitantes, situación que implica riesgo bajo de contagio y en la que se mantendría catorce semanas, y desde el 17 de marzo (y durante los tres meses siguientes) fue la más baja de España.

Arranca la vacunación masiva

En abril ya nadie planteó la necesidad de "salvar" la Semana Santa y se consolidó la mejora de todos los indicadores epidemiológicos, al tiempo que se produjo uno de los hitos de la pandemia: el inicio de la vacunación masiva en los llamados 'vacunódromos'.

Fue también el mes en el que la cifra personas inmunizadas superó a la de contagiadas en la Comunitat Valenciana, que cumplió seis meses con cierre perimetral regional y con toque de queda nocturno, y en el que hubo un repunte de los brotes de coronavirus -con uno en el colegio mayor Ausiàs March de València con 127 contagiados- y de la incidencia.

Fin del cierre perimetral

En mayo acabó el estado de alarma, que trajo el levantamiento del cierre perimetral en la Comunitat Valenciana, y siguieron bajando los contagios (hasta los 4.114, la cifra mensual más baja del año), las muertes (por primera vez desde septiembre hubo días sin fallecimientos por covid) y las hospitalizaciones, mientras que la incidenció volvió a bajar, hasta los 29 casos.

Foto: KIKE TABERNER

La vacunación contra el coronavirus tomó impulso en mayo, con la inoculación de más de un millón de dosis en un mes, y se llegó a los 917.000 valencianos ya inmunizados al haber completado la pauta.

Repunte de casos

Junio ha sido el mes del adiós al toque de queda y al límite de personas en las reuniones y de la reapertura del ocio nocturno (hasta las 2 de la mañana y sin baile), que han conllevado un aumento de la movilidad y de la interacción social, y un repunte significativo de contagios, sobre todo entre los jóvenes, que han pasado a ser la diana de impacto de la pandemia.

La incidencia acumulada ha vuelto a superar los 50 casos después de tres meses, por lo que se ha pasado a riesgo medio de contagio, si bien el avance de la vacunación (ya hay 2,5 millones de valencianos vacunados al menos con una dosis, y 1,8 millones inmunizados) ha supuesto que de momento no se haya traducido en un aumento de la presión hospitalaria.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email