Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 28 de octubre y se habla de coronavirus AYUNTAMIENTO DE VALENCIA IBEX 35 BOLSA ESPAÑOLA
GRUPO PLAZA

análisis

Sombrías perspectivas económicas en Estados Unidos

Desde Scope esperan que la economía estadounidense se ralentice significativamente en los próximos dos años, con una recesión que llegaría en torno a las elecciones presidenciales del próximo año

4/11/2019 - 

MADRID, La bajada de tipos por parte de la Reserva Federal (FED) es un indicativo de las sombrías perspectivas económicas de Estados Unidos, lo que en el contexto de las elecciones presidenciales de 2020 plantea riesgos para las perspectivas fiscales del país. La FED recortó los tipos de interés en otros 25 puntos básicos la semana pasada por tercera vez consecutiva desde julio, reduciendo el rango objetivo de la tasa de los fondos federales a 1,50%-1,75%. Esto refleja el deterioro de las perspectivas económicas para EE UU en un contexto de elevada deuda corporativa y caída de los beneficios, así como un aumento de la incertidumbre económica mundial, incluido el conflicto comercial con China.

Desde Scope esperamos que la economía estadounidense se ralentice significativamente en los próximos dos años, con una recesión en torno a las elecciones presidenciales. Esta es una posibilidad clara por las tres siguientes razones:

  1. En primer lugar, los indicadores de sentimiento de la industria manufacturera y no manufacturera se han deteriorado desde principios de 2019. En septiembre, el PMI manufacturero cayó por debajo de 48, su nivel más bajo desde 2009, impulsado por la incertidumbre que rodea la evolución futura de la política comercial estadounidense. En nuestra opinión, teniendo en cuenta las próximas elecciones presidenciales del 3 de noviembre de 2020, es bastante probable que se produzca una nueva escalada del conflicto comercial en algún momento, dado su supuesto atractivo para parte de la base electoral del presidente Donald Trump.
  2. En segundo lugar, la situación del mercado laboral está respaldando un sólido crecimiento de los salarios del 2,9% en septiembre (ligeramente inferior al 3,3% de finales de 2018), pero está empezando a pesar sobre los beneficios empresariales. Ya en los dos primeros trimestres de 2019, los beneficios empresariales totales después de impuestos de las empresas estadounidenses disminuyeron en unos 10.000 millones de dólares, frente a un aumento de 138.000 millones de dólares en la primera mitad de 2018. Como resultado del deterioro del clima empresarial y de las presiones sobre los beneficios de las compañías inducidas por los salarios, esperamos que disminuya la inversión empresarial, el componente más volátil del PIB. La contribución de la formación de capital fijo por parte de las empresas privadas al crecimiento del PIB real ya fue negativa en el segundo trimestre, tendencia que probablemente continuará en 2020.
  3. En tercer lugar se espera que el impulso económico de la política fiscal de la Administración desaparezca gradualmente a finales de 2019. El Hutchins Center Fiscal Impact Measure estima que las políticas fiscales y de gasto del Gobierno contribuirán en aproximadamente 0,5 puntos porcentuales al crecimiento del PIB real en los dos trimestres restantes de 2019 y en aproximadamente cero en la primera mitad de 2020.

Ya estamos comenzando a ver los efectos de los factores mencionados, con una desaceleración del crecimiento de una tasa anual del 3,1% en el primer trimestre al 1,9% en el tercer trimestre, de acuerdo con las estimaciones anticipadas publicadas esta semana.

Riesgo de aumento de los déficits fiscales

En general, el deterioro de las perspectivas de crecimiento de EE UU eleva aún más el riesgo de que aumenten los déficits fiscales, lo que dificulta todavía más la consecución de los objetivos fiscales de la Administración Trump. Los Presupuestos 2020 del Gobierno contemplan un crecimiento real del PIB del 3,1% para 2019-24, muy por encima de las estimaciones de la Oficina de Presupuesto del Congreso (1,9%) y del FMI (1,8%) para el mismo período.

Según el análisis que hemos realizado desde Scope, dados estos factores, cabe esperar tasas de crecimiento medias de alrededor del 1,7% para los próximos años, o inferiores a la tendencia actual. El FMI ya estima déficits presupuestarios de alrededor del 5,4% del PIB para 2019-24, lo que eleva la ratio deuda/PIB del actual 106% a alrededor del 116% para 2024.

El atractivo de otro estímulo fiscal para aliviar la desaceleración antes de las elecciones, facilitado por el entorno de tipos de interés bajos a largo plazo, aumentaría los elevados y crecientes déficits fiscales, que, en nuestra opinión, constituyen una limitación clave para el rating de Estados Unidos. La próxima fecha programada para la revisión de dicho rating por parte de Scope es el 13 de diciembre de 2019.

Alvise Lennkh es director de análisis de Finanzas Públicas de Scope 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email