GRUPO PLAZA

las razones de Eulalio, un transportista autónomo asfixiado por la escalada de precios  

"Ahora me gasto 1.500 euros más al mes en combustible. Somos más pobres que antes"

23/03/2022 - 

VALÈNCIA. Los nueve días de paros de los transportistas están provocando un verdadero caos en la cadena de suministro. La industria ya acusa falta de materias primas y surtido, lo que está poniendo en serio peligro el abastecimiento de las empresas y derivando en un aprovisionamiento extra en la cesta de la compra. Un pánico que está dejando a los supermercados con problemas de stock de ciertos productos como lácteos, conservas o legumbres, además de pescado fresco y algunos productos frescos. Y el problema irá a más.

Así lo avisa ya la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc) en un comunicado en el que advierte de que la situación "ya es, en estos momentos, insostenible" y alerta de que numerosas empresas y cooperativas han tenido que interrumpir sus procesos de fabricación y cerrar temporalmente sus plantas ante la falta de suministro. Se trata de compañías como Calvo, Azucarera, Cuétara, Dcoop, JaenCoop, Agrosevilla o fábricas de pienso, mientras que otras como Danone, Estrella de Galicia o Heineken- Cruzcampo han anunciado que deberán hacerlo próximamente.

Y mientras tanto los transportistas rechazan las medidas del Gobierno y siguen adelante con las movilizaciones, convocadas por la Plataforma en Defensa de Sector del Transporte, para denunciar la "situación precaria del sector". Así lo asegura Eulalio, que lleva dos décadas en el sector del transporte como autónomo trabajando para varias empresas y cargando mercancía desde el Puerto de València. 

Entró en el sector tras perder su anterior trabajo por la crisis económica con la esperanza de encontrar estabilidad. Pero lamenta que en los últimos años solo ha encontrado "precarización" y muchos dolores de cabeza. "Al final las grandes empresas tienen sus flotas con camiones propios y con nosotros actúan como agencias. No tenemos ningún contrato, solo acuerdos verbales, y a los autónomos nos llaman solo para ocuparnos de los peores trabajos. Nos utilizan como sobras", lamenta. Y eso con suerte, porque, según explica, pueden estar días sin cargar. 

"Hacemos los peores viajes y los de más peso de mercancía y todo ello muy mal pagado. Hay veces que tenemos incluso que poner dinero porque se come nuestro margen de beneficio. Ya no podemos ni comer en los bares de carretera y acabamos con tupper en nuestros camiones. Hemos hecho muchos sacrificios", explica. 

Foto: EVA MÁÑEZ

En este sentido, afirma que en los últimos diez años ha habido una devaluación de los precios por kilometraje que también ha afectado a la economía domésticas de las familias que viven de la profesión, lo que ha llevado a varios compañeros a buscar un nuevo oficio. "En el 2008, cuando empecé, el kilómetro se pagaba a 1,12 euros y el litro de gasoil a 0,75 euros. Ahora está el kilometro a 0,74 euros y el gasoil a 1,30 euros. Es una barbaridad. Estamos al 50% de cómo estábamos entonces", reprocha.

Por ello, insiste en que una de sus principales reclamaciones es la intervención de la Administración en la contratación de los autónomos y que se fijen unos precios. "El Gobierno negocia con la patronal, que está formada precisamente por esos empresarios que determinan los precios y nos dan los viajes más baratos porque entre ellos también se hacen la competencia", asegura.

"El paro se lleva fraguando un año"

Aunque el precio del carburante ha sido un lastre más, Eulalio asegura que el paro, que desde el pasado lunes está llevando a cabo una parte del sector, se lleva fraguando desde hace un año. "Llevamos tiempo haciendo rondas de contactos porque había mucha desorganización, pero ya veníamos calentando motores", señala. La subida de precios ha sido la gota que ha colmado el vaso. En su caso, gastaba al mes 3.000 euros en gasoil y ahora su factura se ha subido en 1.500 euros. "Somos más pobres que antes", lamenta.

Porque, además de depender de la carga que se les asigne, también deben correr con los gastos de las averías o problemas en su vehículo, y pueden estar más de 15 horas trabajando subido al trailer. Eulalio, que se jubilará en poco tiempo, dice que lo hará con deudas porque tuvo que pedir un préstamo para costearse un daño en su camión. "Todavía sigo pagándolo y acabaré mi actividad arrastrando la deuda. Muchos compañeros han vendido sus camiones por cuatro duros porque no podían seguir tirando de la hucha y se han buscado la vida. Ahora mismo no salen los números", subraya.

Foto: KIKE TABERNER

A su juicio, la situación en el sector es "super precaria" y, por eso, hay un déficit de profesionales en este momento. Y es que, según apunta, con la pandemia se agravó aún más su situación porque al ser un sector esencial han estado trabajando pero "sin poder acogernos a ayudas". "Estamos sobreviviendo desde hace años con las sobras que nos dan. Este es un sector desregulado y en manos de poderosos que negocian con el Gobierno y deciden lo que quieren. Por eso, hemos convocado el paro: para ganar nuestro espacio. No somos ogros, pero queremos que se dignifique", reivindica.

Por ello, secunda la protesta e ironiza con el trato recibido por el Ejecutivo de Pedro Sánchez: "Seremos una minoría, pero estamos haciendo mucho ruido. Además, cada vez se unen más compañeros porque el problema es de hace tiempo. Si no nos den una solución al final pararán todos", subraya. De hecho, patronales como Fenadismer, que integra a más de 32.000 empresas de transporte con más de 50.000 vehículos, ya se han sumado a la movilización.

Peticiones de los transportistas que secundan el paro

La que no lo ha hecho es la Federación Valenciana de Empresarios del Transporte y la Logística (FVET) que "no apoya un paro en estos términos", aseguran a este diario, pero sí que reconocen que la situación es "crítica" y "todavía no hay medidas concretas y efectivas que den respuesta al problema".

Entre las peticiones de la plataforma convocante de la protesta se encuentra no trabajar por debajo de costes de explotación, el pago máximo a 30 días sin posibilidad de pacto en contra, un buen convenio nacional para que no haya desigualdades en salarios dependiendo del área geográfica, y la jubilación a los 60 años.

Asimismo, reclaman que se les reconozcan como enfermedades profesionales las derivadas de la profesión al igual que los accidentes de tráfico cuando desempeñan su trabajo, seguridad y vigilancia por parte del Estado en áreas de descanso y polígonos industriales, espacios acondicionados para conductores en los puntos de carga y descarga y poder satisfacer unas mínimas necesidades de alimentación e higiene y la eliminación de la carga y descarga por parte de los conductores sin posibilidad de "salvo pacto en contra".

Foto: EP

La ministra a los protestantes que confíen en las medidas

Mientras tanto, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, pidió un "voto de confianza" a los transportistas porque, aunque sigue sin concretarlas, las medidas en las que trabaja el Ejecutivo para ayudar al sector ante al alza de los carburantes serán "efectivas" y se concretarán "en los próximos días". "Somos muy conscientes de las reclamaciones del sector y, en concreto, de los autónomos. Las medidas que se van a aplicar están muy pensadas en ellos y, por tanto, yo les pido un voto de confianza. Esas medidas van a ser efectivas y las concretaremos en las próximos días. No se ha realizado esa concreción porque queremos plantear un conjunto de medidas que sean más integrales", dijo Sánchez en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

Ante ello, cada vez son más las organizaciones empresariales que piden al Gobierno que actúe ya para evitar las consecuencias del paro en el transporte. Es el caso de ATA, cuyo presidente, Lorenzo Amor, consideró "alucinante" que tras ocho días de paro el Gobierno sólo haya ofrecido un fondo de 500 millones de euros al sector "sin aclarar nada de cómo se va a repartir o cobrar".

Amor ve "lógico" que organizaciones como Fenadismer, Fetransa y Feintra hayan decidido no mover sus camiones hasta que el Gobierno concrete sus medidas para compensarles por el alto precio de los carburantes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme