GRUPO PLAZA

Todo lo contrario que IAG, ACS y Meliá, con pérdidas superiores al 65%

Viscofan, Acciona y Cellnex, únicos del Ibex 35 en subir este año

19/03/2020 - 

VALÈNCIA. Nuevo revés el que sufrió ayer la bolsa española -como también las del resto del planeta- ante la propagación del coronavirus. Ni el veto bajista de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ni las megainyecciones de liquidez de los bancos centrales han devuelto la tranquilidad a unos mercados que siguen cayendo cual fichas de dominó. Ni aún así la Federación Europea de Bolsas (FESE) se plantea cerrarlos; mientras los responsables de la bolsa filipina volverán a abrirla este jueves.

Al cierre de la jornada bursátil de ayer, el Ibex 35 se dejó casi la mitad de lo que ganó el día anterior pero con la particularidad de que la prima de riesgo se disparó por encima de los 160 puntos básicos al cierre de la jornada bursátil. Un hecho que no se producía desde principios de 2017. Claro que todavía habría que remontarse más en el tiempo -hasta el año 2003- para ver un precio del barril de crudo como el actual. Todo un síntoma de que la temida recesión económica se acerca cada vez más.

Y en esta auténtica 'sangría bursátil' solo tres valores del Ibex 35 mantienen el tipo en lo que va de año, tomando el cierre de ayer miércoles. A saber: Viscofan, fabricante navarro de envolturas cárnicas, con una subida del 10,40%; Acciona, grupo multinacional de infraestructuras fundado por la familia Entrecanales, con un avance del 2,40%; y la 'teleco' Cellnex Telecom (+2,22%). Un oasis en pleno descalabro bajista donde IAG (-67,42%), ACS (-66,91%) y Meliá Hotels (-65,09%) se llevan la palma.


Mientras tanto el Ibex 35 se deja en lo que va de año más de un tercio de su capitalización (-34,29%) y casi un 38% desde que iniciara su carrera bajista el pasado 19 de febrero, cuando cerró en los 10.083,60 puntos -máximos de la primavera de 2018- frente a los 6.274,80 puntos de ayer. Un movimiento acompañado de fuertes volúmenes de contratación, lo que significa que hay ganas -y muchas- de vender sin tener en cuenta el precio. Pavor en una palabra.

"El problema es que el pánico es de tal calibre que es imposible saber donde se va a detener el desplome. Habrá rebotes pero la tendencia es bajista y lo único que la cambiaría serían noticias positivas sobre la contención del coronavirus", advertían ayer desde una mesa de contratación consultada por este diario. "Por lo menos tras el cierre de la bolsa española vimos como la prima de riesgo se redujo desde los 161 puntos básicos hasta los 144 puntos y eso es algo positivo". Y no le falta razón. Conviene recordar que la prima de riesgo o también llamado 'riesgo país' es la diferencia entre el bono español a diez años y su colega alemán.

La prima de riesgo italiana supera los 300 puntos

En el caso del bono español con vencimiento a una década, la rentabilidad ofrecida a los inversores se situó al cierre en el 1,241%, alejándose del máximo de 1,367% que llegó a rozar durante la jornada. Por su parte, el 'bund' alemán, que sigue en negativo, presentó un interés del -0,221%, frente al -0,383% de la apertura.

Asimismo, la subida de los costes de financiación también eran llamativos en el caso de Italia, cuyo bono a diez años llegaba a ofrecer una rentabilidad del 3,012%, aunque se relajaba posteriormente al 2,439%, después de despedir la víspera en el 2,346%. De este modo, el 'riesgo país' transalpino se desinfló al registrar 266 puntos básicos desde los más de 300 en los que llegó a estar ayer. Esta tendencia destaca por los intentos del Banco Central Europeo (BCE) de minimizar el impacto de las palabras de Christine Lagarde en la rueda de prensa del pasado jueves, que alimentaron el temor a la fragmentación de las primas de riesgo en la Eurozona.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme