X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Unos bolsistas tremendamente confiados

El analista de XTB advierte sobre lo que se está viviendo en Wall Street donde las bolsas marcan máximos históricos en una coyuntura poco dado a ello

5/09/2016 - 

MADRID. Eppur si muove. La frase teóricamente pronunciada por Galileo podría aplicarse a los índices americanos, aunque en sentido inverso. 'Y, sin embargo, no se mueven'.

La bolsa americana prosigue impasible en su zona de máximos donde se mueve con tranquilidad. Lo hace hundiendo a los indicadores de volatilidad, recuperando con velocidad sus suaves caídas y limitando las subidas a pequeños porcentajes para evitar la avaricia e ímpetu de los inversores más agresivos.

Los inversores parecen haber encontrado su Arcadia y el mercado les demuestra que no importan las devaluaciones del yuan, las caídas en materias primas, los escasos márgenes del sector bancario o la salida de Reino Unido de la Unión Europea. No importa lo que ocurra en el exterior o interior del país porque una vez que hemos tenido una caída brusca, el mercado se apresura a comprar para recuperar el terreno perdido.

La imperturbable fortaleza del mercado americano supera todos los argumentos que deberían implicar una fuerte caída en las valoraciones. El CPI de transporte lleva cayendo desde 2014 y alcanza actualmente niveles de 2011, mientras tanto el Dow Jones se sitúa más de un 50% por encima de dichas valoraciones.  Algo similar ocurre con la confianza del consumidor, atascada desde hace meses y sin superar los máximos de 2015 y de 2007, mientras que el mercado ha barrido estos máximos.

Señales bajistas

Son muchas las divergencias que podemos encontrar entre datos manufactureros, precio de vivienda, producción industrial, estimaciones de beneficios (cinco trimestres consecutivos de caídas) y otros datos similares con amplia repercusión en el PIB americano. Sin embargo, esas señales bajistas no son tenidas en cuenta por unas bolsas amparadas en la fortaleza del mercado laboral, en niveles muy similares a los de 2007, y sobre todo por la política monetaria de la FED.

A finales de 2014 se alcanzó el techo en la política monetaria y desde entonces las bolsas han tenido problemas para superar los máximos, el balance de la FED ha marcado los limites alcistas del Dow Jones desde los mínimos de 2008, por primera vez se están superando estos límites.


De cara a un tercer trimestre donde la subida de tipos y, por tanto, un nuevo paso en la normalización del balance parece un hecho, muchos se preguntan qué ocurrirá con un mercado al que le podrían faltar patas para sostenerse.

El gran riesgo de la subida de tipos, sin embargo, vendrá de la mano del mercado de bonos. Una subida de un 1% en el tipo de interés podría provocar pérdidas superiores a los 2,5 trillones de dólares a distintos organismos y entidades financieras como señala uno de los analistas de Goldman. Se pueden imaginar las consecuencias para las bolsas. De ahí las múltiples alertas ante las altas valoraciones americanas. El riesgo empieza a ser demasiado alto, pero las bolsas se mantienen fuertes.

Jorge López es analista de XTB

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email