Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

COn capacidad para producir 600.000 mascarillas diarias

Nueva UTE textil: seis empresas valencianas se alían para captar contratos sanitarios del Consell

16/09/2020 - 

VALÈNCIA. La reconversión de muchas empresas valencianas ha sido su tabla de salvación en estos tiempos de pandemia. Y es que el coronavirus paró en seco la actividad de muchas compañías que vieron en la fabricación de productos sanitarios no solo una vía de escape, sino una forma de ayudar en la lucha contra el virus. Ahora, aprovechan esa transformación para seguir con líneas de producción dedicadas a suministrar material sanitario a la sociedad. No obstante, la mayoría son pymes que han dado un giro de casi 180 grados a sus negocios, acometiendo importantes inversiones, pero que no cuentan con potentes estructuras para fabricar a gran escala. 

Con el objetivo de ganar músculo, seis empresas de la Comunitat se han aliado en una Unión Temporal de Empresas (UTE) para reivindicar el potencial valenciano en la producción de material sanitario y conseguir optar a algunos de los contratos de la Generalitat Valenciana. No es el único caso. También surgía Prosan Medicare, una UTE compuesta por las compañías Mila-Rosa SA y Casa Mediterránea 1967 SL, Pro Safe Plus SL (Grupo Ferrotall), Aupa Hogar SL y Uniformidad Laboral Barberá SL con el mismo fin: ir a la caza de los contratos públicos para la elaboración de productos sanitarios. Y es que este tipo de alianza es muy recurrente en la contratación pública para ampliar las posibilidades de adjudicación.

Esta alianza de empresas, ubicadas en la Vall d'Albaida, está formada por las firmas Cotoblau, Belpla, Funcotex, TST, Cándido Penalba SL y Vayoil Textil, según avanzó El Confidencial, quienes se encuentran desde hace unos meses fabricando productos destinados a combatir el virus. Bautizada como La Vall Blanca, esta UTE quiere conseguir algunos de los lotes incluidos en el macrocontrato que ha lanzado la Generalitat Valenciana para la producción de material sanitario y que de forma individual cada empresa tendría difícil acceso. La unión hace la fuerza. 

"Si no nos hubiéramos unido, hubiera sido imposible acceder por las condiciones que se exigen", explica Càndid Penalba, presidente del Consejo Intertextil Español y vicepresidente de Ateval. "Con esta alianza conseguimos músculo y ampliar la producción. Hemos reconvertido parte de nuestra producción a la fabricación de material sanitario, pero por las cantidades que precisa la administración necesitábamos aunar esfuerzos. Entre las seis empresas es más sencillo conseguirlo y dar garantías de no fallar en el suministro", recalca. A la convocatoria lanzada por el Ministerio de Sanidad han decidido no presentarse ante las exigentes condiciones que se solicitan.

Fue precisamente este el motivo que llevó a la Administración valenciana a lanzar un acuerdo marco propio para la adquisición de material sanitario y equipos de protección, desligándose de la convocatoria de Sanidad. Y es que las exigencias del Ministerio dejaban prácticamente sin opción a las empresas locales. Desde la Generalitat, en cambio, se quiso premiar el esfuerzo de las compañías por adaptarse a la situación, licitando un pliego menos rígido.

Así, el acuerdo marco de la Generalitat Valenciana prevé gastar hasta 240 millones en compras de emergencia durante los próximos dos años. Esa cantidad se suma a los más de 200 millones que la Comunitat lleva ya gastados desde que se declaró la pandemia, lo que le ha permitido hacer acopio y tener cubiertas las necesidades de los próximos seis meses. El contrato tiene una duración de un año, prorrogable por meses hasta otro año más, y se divide en 16 lotes para la compra de material fungible, como batas, delantales, buzos, gorros, calzas y mascarillas. Esta UTE aspira a hacerse con los contratos de batas y mascarillas.

600.000 mascarillas diarias

De hecho, diariamente producen este tipo de producto, que ya desde hace meses comercializan. Pero ahora el reto es más ambicioso. Juntas son capaces de confeccionar 600.000 mascarillas diarias y 100.000 batas semanales, todas ellas homologadas por la Agencia Estatal del Medicamento y con los certificados de Aitex. En ambos casos, el material será tanto en la modalidad de higiénico, es decir, reutilizable, como quirúrgico, que en el caso de las mascarillas será con tres capas. 

"Hemos invertido muchísimo en maquinaria, en sacar personal del ERTE y en algunos casos en ampliar en superficie con el alquiler de una nave", recalca Penalba, quien pone en valor la decisión del Consell al flexibilizar sus condiciones y permitir que las empresas puedan presentarse. "La gran mayoría de empresas textiles son pymes y no somos expertas en material sanitario, pero hemos empezado haciendo un gran esfuerzo. Es una buena noticia que se hagan este tipo de concursos que, de otra forma, haría inviable el acceso, porque hay grandes corporaciones muy fuertes que suministran a nivel mundial", explica 

Aunque esta unión es temporal, no descartan que pueda repetirse en otras ocasiones si hubiera algún pedido con un volumen importante. De hecho, entre ellas ya han colaborado en la producción de material para supermercados. "Una empresa sola no llegaba y hemos colaborado. Esta alianza podría repetirse e ir más allá si fuera necesario", concluye.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email