X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

 director del consorcio valencia 2007

Vicent Llorens: "Estoy dispuesto a sentarme con ARC Resorts, pero con un proyecto más sólido"

10/04/2016 - 

VALENCIA. Vicent Llorens está recién aterrizado en la Marina Real para dotar de sentido a un proyecto que ha ido avanzando a trompicones y sin una intención clara, además de con una deuda a las espaldas que siempre ha hecho dudar de su viabilidad. Ahora, Llorens llega a la dirección del Consorcio Valencia 2007 con una clara intención de hacer una Marina Real para todos y dar su toque cambiando algunos puntos del anterior plan de usos.

Llorens es director del Área de promoción económica y social del Ayuntamiento de Gandía, coordinador de proyectos y Servicios Públicos y Turismo, profesor del máster de Gestión y Marketing de centros urbanos y del máster de Desarrollo Local, así como director ejecutivo del Plan Estratégico de Recuperación del centro histórico de Lima (Perú).

-¿Cuando le propusieron este proyecto qué fue lo primero que pensó?

-Que tengo unas instalaciones preciosas y empresas concesionarias. También tengo trabajadores que después de un tiempo de cierto desasosiego están bastante ilusionados con el proyecto. Además, hemos tenido una primera reunión con los empresarios de la Marina, quienes tienen muchas iniciativas que en años anteriores, incomprensiblemente, no se habían llevado adelante como por ejemplo el tema de la estación náutica. Se tienen todas las condiciones para que en un par de años la Marina tenga todas las condiciones para ser una zona magnífica para el ocio, la restauración, la náutica deportiva y la náutica de recreo. Pienso que he tenido la suerte de llegar en un momento magnífico. 

-¿Qué más piden los empresarios?

- Los empresarios piden cosas con mucho sentido común. La primera es que se llegue fácil a la Marina. El tema del acceso por la avenida del Puerto, JJ Domine, los restos del circuito de Fórmula 1, porque los restos son incómodos para llegar y circular. Lo segundo que piden es una  buena señalización. Para que sepan lo que hay en la Marina Norte, lo que hay en la Marina Sur, qué servicios, si hay restauración, si hay motos náuticas. Cosas que son de bastante sentido común.

"Los empresarios de la dársena piden cosas con mucho sentido común"

Lo tercero que piden es que exista una presencia infinitamente mayor de lo que hay en la Marina en redes sociales, en la propia página web del Consorcio, que incomprensiblemente es una cosa que no existe o es muy poquita.

En Facebook la Marina tiene 2700 amigos, una cosa casi miserable. ¿Cómo un consorcio público que gestiona tantas cosas solo tiene esos amigos en Facebook? Y la cuarta cosa que piden es facilitar el desarrollo de su actividad económica y que se organicen eventos como el triatlón, la media maratón, cuestiones relacionadas con la gastronomía. También que contemos con ellos para realizar estos eventos o que en otros casos el desarrollo de los eventos no dificulte su actividad económica.

-¿ A qué se está dedicando estos primeros días?

-Básicamente a tres cosas. La primera a hablar con los concesionarios que tienen aquí su negocio. Me parece que es la parte más importante, las empresas que han confiado en la Marina. También hablar con la gente que quiere venir a la Marina y tiene proyectos interesantes para desarrollar ya que hay bastantes iniciativas que nos han presentado. Ponerme un poco al día de la parte administrativa y la parte técnica y hablar con los trabajadores, que es una de las partes más importantes. 

-¿Qué no le gusta del actual plan de actuación? 

-No me gusta la poca definición de las cosas. Es un poco vago  y genérico. Pero eso también tiene su parte positiva porque permite sobre el propio plan actuar, tomar decisiones y realizar proyectos sin tener que ir necesariamente a modificarlos. Sí que es verdad que la ida es, a medidos de junio, presentar unos programas de acción y unos proyectos concretos, y a partir de ahí si hay que modificar el plan especial, hacerlo.

-¿Va a paralizar algunas de las adjudicaciones que están en marcha?

-Está en licitación el varadero, los paseos náuticos, los paseos en barco y un pequeño kiosco en la Marina Norte. Las licitaciones van a seguir su curso, sobre la única que tengo dudas es con el edifico histórico de varadero. No tengo claro si paramos la licitación, suspendemos el concurso o si la vamos a mantener.

"El varadero tiene usos más interesantes que un restaurante"

Se lo plantearé a la abogada del Estado y a la Interventora de la Generalitat para ver si es posible cancelar la licitación sin causar perjuicios a empresas que quisieran presentarse y pudieran pedir alguna indemnización. El varadero tiene usos más interesantes relacionados con el tema cultural, con el tema histórico, con el museo naval que se está planteando en las antiguas drassanes, y va a dignificar mucho más el edificio que un restaurante. 

-En la revisión del plan de usos, ¿incluiría algo que le pareciera imprescindible?

-El plan de usos, en general, contempla lo que se debe hacer en una Marina. Posiblemente yo iría a un mayor nivel de definición. Cuando se habla de uso comercial, sería mucho más específico, porque es muy genérico. Pero en general, creo que deberíamos considerar un poco mejor el tratamiento paisajístico de la Marina, la integración de los edificios históricos con las nuevas edificaciones.

"Hay construcciones que sobran donde están"

Hay construcciones que sobran donde están, como el cubo de color negro que está entre el Edificio del Reloj y el Tinglado número 2. La Casa de la Copa afea absolutamente porque es un pastiche que metieron ahí en su momento. Esa especie de rotonda es la entrada desde la Avenida del Puerto.

Es una entrada bonita porque en una parte tienes el Edificio del Reloj, a la otra parte el Tinglado y ese edificio ahí no tiene ningún sentido. En este momento debemos recuperar las armonías de la edificación y los contrastes entre la edificación contemporánea y la edificación histórica y sobre todo, lo que no resuelve nada bien el plan especial, es el entronque del perímetro de la Marina con JJ Domine, con la Avenida del Puerto. Esos aspectos de movilidad tienen que estar mucho más concretados. 

-¿Se fija en algún modelo concreto nacional o internacional que le guste?

-Yo creo que los modelos son difíciles de transponer. Cada ciudad, cada puerto, ha recuperado su entorno portuario de una manera distinta. Como modelo de implantación al 100%, no considero ninguno. Pero me gusta el modelo de desarrollo francés de la náutica. Para mí, la parte más importante de la Marina es la náutica. Con toda su extensión y sus consideraciones, tiene una dimensión formativa y educativa, tiene una dimensión industrial, de innovación, de creación de empresas, de turismo, y creo que la zona de la bretaña francesa, que empezó con la escuela náutica, con la formación, con la reparación de embarcaciones para el mantenimiento, es un modelo válido y muy sostenible.

"La parte más importante de la Marina es la náutica"

Lo que se basa en la educación es muy sostenible porque un evento es fútil. Pero cuando tú formas a muchas generaciones en el mundo de la náutica, navegar, que salgan al mar, que tenga un pequeño barquito, que les guste la pesca deportiva, todo eso es muy sostenible porque genera el binomio de consumidor, usuario y empresas que crean servicios. 

-El otro día se hacía referencia a su preferencia o no por el hotel. ¿Hace falta un hotel a la Marina Real?

-No es sencillo tener un hotel en un área portuaria porque la ley de Puertos es muy restrictiva en ese sentido y en el ámbito de la Marina tenemos la posibilidad de tener dos. El Docks puede acoger una instalación hotelera y el solar que está detrás de la estación Marítima también. Es interesante ese uso, hay que ver como combinarlo, pero una instalación hotelera añade mucho valor.

-¿Hace falta un hotel asequible a todos los bolsillos?

-Yo creo que hace falta un hotel que sea asequible. Un hotel cuatro estrellas, no hace falta uno de seis y de lujo, que ya es tan exclusivista que sesga excesivamente a los posibles usuarios. De hecho, mucho de los usuarios de un hotel en la Marina va a ser gente que va en su embarcación y que quiere parar un par de días y ducharse, descansar, y no van a pagar por una noche 400 euros. Tiene que ser un gran hotel pero accesible a gran parte de la gente. 

-El consistorio ha recibido críticas por dejar marchar a ARC Resorts. ¿Qué opina usted personalmente?

-Mi visión del proyecto es que es poco sostenible. Que yo no digo que no exista una empresa que se llama ARC, que sea de promotores, pero el currículum de ARC como una empresa que desarrolle proyectos como el de Valencia en la página web no es muy visible. Los tres proyectos de los que habla son virtuales. Yo creo que ese proyecto merece más rigor y posiblemente su estrategia no ha sido la más correcta porque no se puede presentar el todo.

Hay que ser mucho más sencillo y formal. Si nos interesa los Docks ir a por eso. Y cuando hay negociaciones con la administración lo que no hay que hacer es romper la baraja de una manera tan evidente y radical. Luego, entre ellos mismos son bastante contradictorios. Una vez son 2.000 millones de inversión, otra 1.000 millones.

"No hace falta rasgarnos las vestiduras y decir que hemos perdido una inversión"

Yo, estoy dispuesto a volver a sentarme a hablar con ellos, retomar la iniciativa, pero con un proyecto más sólido. Luego están los informes de la dirección general de economía, la fiabilidad de los avales. Yo no soy especialista, me fío de su criterio, pero es un añadido más. Hay dos iniciativas más alrededor. La de Las Animas y otra que se presentará la semana que viene. Por eso no hace falta rasgarnos las vestiduras y decir que hemos perdido una inversión. Hacia la Marina están viniendo todos los días. 

-¿La tercera iniciativa va en el mismo sentido?

Sí, va en la línea de hotel y de la promoción de la actividad cultural. 

-¿Cree que va a ser fácil atraer a nuevos inversores?

-La Marina es un sitio perfecto para invertir. Lo que estaba retrasando un poco la presentación de las iniciativas era la incertidumbre sobre la gestión del Consorcio, la actitud de las administraciones que forman parte, por el tema de la deuda donde ya hay un anuncio explícito de que se va a resolver y de que el Estado va a tener un papel importante. Resuelto el tema de la deuda y de la provisionalidad de la presidencia del Consorcio, yo creo que los inversores que tienen interés en la Marina ya están llegando.

-¿Y qué le gustaría que hubiese en el Edificio Docks?

-Con lo que se puede edificar, es un contenedor perfecto para una instalación hotelera, para temas relacionados con servicios, con actividad cultural, con restauración, con cuestiones relacionadas con comercio y la náutica. Es un contenedor perfecto y tiene un capacidad increíble, 5.000 metros cuadrados por planta. Y luego, es un edificio muy interesante desde el punto de vista arquitectónico. Tiene una arquitectónica industrial de finales del XIX y principios del XX y es una pieza magnífica. Que cuando se recupere la concesión pase a ser parte del Consorcio, pues es realmente interesante. 

-¿Cree que hay exceso de planificación de bares y tiendas?

-Existe demasiada superficie destinada a restauración y usos comerciales. Prefiero que la restauración y los usos comerciales le den mucho valor a la lámina de agua. Que le aporten valor. Que formen parte de lo que es el núcleo duro estratégico de la propia Marina.

La Marina tiene que servir como polo de desarrollo de los Poblados Marítimos por lo que la demanda de comercio y restauración que no aporte valor a la propia Marina es mejor que se implante en los Poblados Marítimos ya que tienen una capacidad de acogida más importante y puede contribuir a su desarrollo. Pero no es cero  restauración y cero comercio. Tiene que ser restauración de alto valor añadido y comercios relacionados con las actividades que se desarrollan en la Marina. 

-En la etapa anterior algunos festivales quisieron acceder a las instalaciones de la Marina, pero se les puso condiciones restrictivas. ¿Se les va a dar facilidades?

-Siguiendo el plan especial que prevé realizar eventos musicales que superen los 70 decibelios pues vamos a gestionar las iniciativas que ya se están presentando por parte de las promotoras musicales. Estudiaremos las condiciones, temas de la ocupación disponible, los recursos que se generan, la accesibilidad al recinto, un problema latente como el botellón que lo tienes con o sin festivales. Se va a facilitar el que realicen los eventos.

-¿Se va a intentar atraer más eventos?

-El Consorcio se reunió con la Asociación de Empresarios de la Marina y quedó muy claro que queremos que se hagan muchos eventos, que los organizaremos conjuntamente, que les ayudaremos a la organización y a la difusión y de hecho, para nosotros, que la gente del Veles e Vents tenga una clarísima vocación de gestión de eventos, de presentación de productos, de presentación de marcas. No solo por la gente que atrae y el consumo que genera en restaurantes y hoteles, sino por la visibilidad que da a la ciudad, porque todo evento va ligado a una imagen. 

-¿Cómo van a integrar a los barrios con la Marina Real?

-La idea es que algunos espacios que aún no tengamos en concesión tenga un uso ciudadano. Independientemente de que ese el espacio lo gestione una empresa, tiene que estar combinado con el uso popular, lúdico, festivo y artístico. Específicamente se reservarán días para poner a disposición de colectivos vecinales, fallas, semana santa y que tomen el espacio como un espacio propio. Los días que ellos no lo utilicen que la gente que gestiona el espacio pueda organizar una feria del Libro, una feria del sello, una feria de antigüedades. Lo que ella pueda entender que es interesante para dinamizar y generar ingresos.

Para ese uso tenemos pensado el Tinglado Número 2. Pensamos que es el perfecto porque está muy accesible, porque tiene unos 4.800 metros cuadrados donde se pueden hacer muchas cosas, se puede sentar mucha gente, puede estar de pie. Está cerca de JJ Domine. Se llega fácil desde el Cabanyal, desde el Grao, y por lo tanto tiene que ser el tinglado de la gente, donde pueda hacer, por ejemplo, cine en verano.  

-¿Es optimista con una condonación de la deuda por parte del Estado?

-Yo soy optimista porque hay un compromiso de las tres instituciones de pagar la deuda más preocupante que es la del Santander. 40% administración del Estado, 40% Generalitat Valenciana y 20% Ayuntamiento hace que sea más llevadero. Eso nos permitiría ir con un poco más de alivio. Y en el tema del ICO, es consciente de que la Marina no puede devolver el dinero. Dicho en el propio convenio de los estatutos de constitución del Consorcio, el Estado tendrá que asumir la devolución del préstamo si la Marina no puede, y es necesario. Estamos en un momento de provisionalidad porque la administración está en funciones, pero tenemos claro que tienen que asumirlo. Además, Valencia es una de las pocas ciudades donde el Estado no ha asumido el coste de un evento de este tipo. 

-¿Cree que la fórmula jurídica más idónea para gestionar la Marina Real es el Consorcio o sería mejor otras modalidades como la de empresa para que fuera más ágil?

-El día a día del Consorcio no es una gestión donde el componente político esté muy presente. Yo creo que la fórmula no es negativa, lo que hay que entender, y tienen que hacerlo las administraciones que está presentes en el Consorcio, es que esto no es un foro de política sino que se está gestionando un espacio estratégico para Valencia y que la discusión política tiene que ser responsable e ir en la línea de mejorar la Marina, de que las cosas se pueden hacer de una manera más sencilla. El Consorcio es una fórmula de la administración española y creo que es buena. 

-Se ha hablado de la remodelación de la Avenida del Puerto, ¿qué otras obras de accesibilidad se tienen en mente?

-Las dos obras importantes y que nos gustaría que se desarrollaran con consenso y estudios, porque solo hemos lanzado la propuesta, es la remodelación de la Avenida del Puerto, y ordenar el frente de la Marina, JJ Domine, la parte del circuito que está provisional con ladrillos que se pueden mover, la entrada a la propia Marina por enfrente del tinglado a la lonja. Esto hay que ordenarlo mucho mejor. El transporte público llega con bastante comodidad. Tenemos que facilitar unas calles agradables para que la gente llegue de una forma sostenible, con bicicleta. Llegará un momento en el que prohibamos el paso de vehículos a motor y solo se permitirán los eléctricos, bicicletas. Me gustaría que hubiera dos bases de Valenbisi, una en la Marina Norte y otra en la Marina Sur, para que gente que tiene los barcos pueda salir de los propios amarres con la bicicleta y no tenga que venir aquí al Veles e Vents. 

-¿Qué otras actividades le gustaría ver en la Marina Real?

-El tema de la náutica es muy interesante, pero hay una que puede ser curiosa y es poder contratar un producto turístico que sea ir a pescar con los pescadores con una barca de pesca tradicional y comer lo que ellos pescan y guisan. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email