Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El alumnado del curso no imparte clases todos los días 

Familias de 2º de Bachiller del Luis Vives recurren al derecho de petición ante la falta de soluciones

16/10/2020 - 

VALÈNCIA. El alumnado de segundo de Bachillerato del IES Luis Vives sigue sin soluciones para poder recibir clases todos los días, debido a que el centro afirma que no puede habilitar otros espacios existentes para acoger a los grupos de estudiantes con la distancia de seguridad garantizada, según explica un padre a Valencia Plaza. Es por esta razón que las familias han optado por recurrir al derecho de petición ante el IES para solicitar los documentos que justifiquen la inadaptabilidad de las superficies del instituto que no se emplean como aulas o que no pueden admitir a más alumnos y alumnas.

Una decisión tomada tras una semana de manifestaciones por parte del estudiantado a causa de que solo reciben enseñanza presencial en días alternos sin contar con docencia telemática cuando se quedan en casa. Esta medida ha llevado a que ya se hayan perdido más de diez días de clases y que, por tanto, los jóvenes reciban menos temario que el resto de estudiantes de otros centros de enseñanza, lo que es "una desigualdad de cara a la realización de las pruebas EBAU", según comentó un alumna a este diario.

El derecho de petición permite a los ciudadanos "realizar peticiones a cualquier institución pública, administración o autoridad sobre cualquier asunto", según se expone desde el Ministerio de Justicia. Las familias del alumnado afectado han recurrido a él ante el centro dadas las explicaciones de este respecto a la imposibilidad de adaptar algunos espacios para acoger a más estudiantes o empezar a hacerlo. Todo ello, con el objetivo de ver qué técnicos son los que han analizado las condiciones, ya que "si algunas fueran ciertas el instituto habría que cerrarlo", subraya el padre. 

Manifestación de la semana pasada ante el IES. Foto: EVA MÁÑEZ

Por ejemplo, el hombre comenta que se imparten clases en espacios grandes que podían tener a más alumnos y alumnas con la distancia de seguridad, pero que el IES responde que estos no pueden soportar a más alumnado. "Si el instituto no es capaz de soportar aproximadamente 50 kg por metro cuadrado, entonces debería cerrarse", subraya. Asimismo, también comenta que se les ha argumentado que el salón de actos no se puede acondicionar por falta de iluminación y la biblioteca tampoco al ser un espacio reservado frente a posibles casos de covid en el recinto.

Asimismo, recalca que para la respuesta a la petición se cuenta con un periodo de máximo tres meses aunque se obligue a acusar el recibo en el plazo de diez días. "El tiempo no nos resuelve nada, pero obliga a moverse", destaca.

Educación remarca la atención individualizada

Ante este problema, el instituto no ha querido pronunciarse al respecto. No obstante, desde la Conselleria de Educación se explica a Valencia Plaza que la alternancia no supone que se vaya a dar la mitad del temario, sino que es una "forma distinta" de trabajar donde el profesorado "concentra en las jornadas de clase presencial los puntos más importantes y orienta al alumnado para que en casa trabajen de forma autónoma esos contenidos".

"El alumnado que alterna tiene una atención más individualizada por parte del profesorado, ya que el día que va a clase presencial lo hace en grupo más reducido", comenta la conselleria. Asimismo, resalta que se trata de un alumnado preuniversitario con "edad y madurez suficiente para trabajar en casa de forma autónoma bajo orientación".

Manifestación del alumnado de 2º de Bachillerato del IES Luis Vives. Foto: EVA MÁÑEZ

En cuanto al instituto, explica que este año cuenta con cinco profesores más de refuerzo, del mismo modo que afirma que desde la dirección del centro ya se ha transmitido al alumnado y a las familias que la alternancia se debe al cumplimiento de las medidas de seguridad frente a la covid. Respecto a la prueba EBAU, subraya que se propondrá al Ministerio de Educación que estas mantengan el mismo modelo de opcionalidad que este año para garantizar la igualdad de oportunidad de todo el estudiantado.

Frente a la opcionalidad, un padre comenta que el problema reside en la "desigualdad del alumnado" que está bajando su rendimiento. "No hay ventaja en que sean más reducidos los grupos, puesto que conlleva que el profesor vaya más rápido para abarcar más temario sin tener tiempo después para atender a todos", matiza.

El alumnado disminuye sus notas

Esta semana todavía no ha habido más manifestaciones, debido a que los alumnos y alumnas estaban realizando exámenes. Unos exámenes en los que en general han bajado mucho las notas de los estudiantes, inclusive de aquellos que tenían una media superior al 9, según asegura una alumna del centro a este diario.

Asimismo, la joven afirma que es un "desconcierto y una sensación de inseguridad tremenda", ya que se notan las clases que están perdiendo dada la alternancia. "Personalmente, ya hemos hecho varios exámenes y sí que se he notado mucha inseguridad a la hora de hacer los exámenes. Además, siempre he querido hacer Bioquímica y está muy complicado, puesto que es una nota muy alta y el resto de alumnos irán muchos más preparados que yo", expresa.

Manifestación del alumnado de 2º de Bachillerato del IES Luis Vives. Foto: EVA MÁÑEZ

De esta manera, los padres y madres también están trabajando en proponer una alternativa al centro mediante un mapeado para ver cómo se organizan los tiempos los alumnos para identificar qué asignaturas pueden darse y cuáles necesitan espacios adicionales. A su vez, también están a la espera de ver si el Ayuntamiento proporciona dichos espacios, el cual les ha comentado que están trabajando en el asunto. Para ello, han solicitado una reunión con el alcalde, Joan Ribó, que aún no tiene respuesta, tal y como especifica el padre. 

Algunos profesores, incluso, ayudan a proporcionar enseñanza online a través de recursos como sus propias tablets, mientras que algunos se niegan a poner cámaras en sus aulas. El alumnado de segundo de Bachillerato, por su parte, volverá a manifestarse a las puertas del instituto este viernes para exigir una solución ante la falta de clases.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email