Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

casi 1.300 millones tiene en dublín

El Corte Inglés confía más en el mercado irlandés que en el español a la hora de emitir deuda

26/06/2019 - 

VALÈNCIA. "Habrá que esperar al nombramiento de Marta Álvarez, hija de Isidoro Álvarez, como nueva presidenta de El Corte Inglés para ver si el gigante de la distribución opta por no llevarse fuera sus grandes emisiones de deuda como sucede actualmente. Aunque no va a ser presidente ejecutiva sí va a tener el peso por su apellido". Son palabras de un gestor de fondos de inversión consultado por este diario para conocer su opinión sobre el impacto que puede tener el cambio en la presidencia de El Corte Inglés (ECI), que deberá dar su consentimiento el consejo el mes que viene y que será el tercero en un año, a la hora de no sacar fuera sus emisiones.

Pero lo cierto es que hoy en día la firma presidida por Jesús Nuño de la Rosa tiene su mayor emisión de bonos cotizando en la Bolsa de Dublín (Euronext Irlanda), que corresponde a la que lanzó en otoño de 2018 por valor de 600 millones de euros y que tuvo que ampliar en 90 millones más ante el éxito cosechado. Una operación dirigida a inversores institucionales (fondos de inversión, planes de pensiones, sicavs, aseguradoras...) donde Bank of America Merrill Lynch, Goldman Sachs International y UniCredit Bank AG actuaron como agentes colocadores de una operación utilizada para amortizar deuda.

El grupo de distribución optó por aprovechar los tipos de interés bajos de entonces para diversificar sus fuentes de financiación, a través de unos bonos senior que devengan un cupón anual del 3% y vencen en marzo de 2024. "La operación supone un hito en la historia financiera de la compañía, ya que se trata de la primera emisión con rating asignado y que ha sido presentada en los mercados con notable éxito", informó entonces la empresa a través de una nota.

A salir del 'bono basura'

La respuesta que está teniendo dicha emisión de ECI en Dublín está siendo buena, dado que los bonos se emitieron a la par (100%) y ayer cotizaban en el 104,65% como se aprecia en la imagen inferior. Conviene recordar que el precio de todos los bonos se mueve a la inversa de su rentabilidad y que la política monetaria ultralaxa del Banco Central Europeo (BCE) tiene mucho que ver en ello.

Fue la primera emisión de bonos de ECI con un rating asignado -'bono basura' eso sí mientras sigue tratando de conseguir el grado de inversión y de ahí sus desinversiones- pero no la primera vez que acudía al mercado irlandés en busca de financiación, dado que en 2015 -a través de su filial Hipercor- lanzó otra por valor de 600 millones -primero fueron 500 millones y dado el éxito tuvo que ampliar en 100 millones más como contó entonces este diario-, con vencimiento en enero de 2022, con la garantía del gigante de la distribución y con un cupón anual de 3,875%. 


Y es que Dublín siempre ha tenido una querencia especial -por su buen trato fiscal- para empresas españolas como Acciona, Adif, Banco Santander, BBVA, CaixaBank, El Corte Inglés, Iberdrola y Telefónica, entre otras. Y una de las ventajas que tiene cotizar allí es no tener que elaborar un informe anual de gobierno corporativo como sucede actualmente en España, lo que obliga a tales empresas a llevarse sus emisiones a países como Irlanda o Luxemburgo. Bien es cierto que actualmente la Ley de Sociedades de Capital contempla eliminar tal requisito, lo que abriría las puertas de par en par para cotizar en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) o en el AIAF, el mercado de deuda corporativa o renta fija privada de Bolsas y Mercados Españoles (BME).

"Se modifica la disposición adicional séptima de la Ley del Mercado de Valores para exceptuar de la obligación de publicar los informes anuales de gobierno corporativo a los emisores de valores que no tengan que difundir su informe financiero anual y a las entidades para las que España no sea su estado miembro de origen", dice el borrador del texto que todo apunta a que será aprobado a finales del presente ejercicio. Todo ello con una exención será para aquellas emisiones de deuda con un nominal de al menos 100.000 euros como las dos que tiene El Corte Inglés actualmente en el parqué dublinés.

Éxito de colocaciones en el MARF

Tales emisiones contrastan con el programa de pagarés que tiene ECI en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF), que comenzó con un importe por valor de 300 millones de euros y lo amplió posteriormente hasta los 500 millones. Conviene tener en cuenta que el gigante español de la distribución ha tirado históricamente entre sus empleados de estos activos financieros, que normalmente se han emitido a un año a partir de 600 euros pero que el año pasado se abrieron a los dos años de vencimiento y con una inversión mínima de 100.000 euros, es decir, como si de un inversor cualificado se tratara.

Cuando ECI lanzó el primer programa de pagarés por valor de 300 millones de euros -diciembre de 2015-, fuentes del grupo ya destacaron dos años después la buena acogida que había tenido en el MARF. Una tendencia que se ha mantenido en el tiempo y que los responsables de dicho mercado confían en que la cadena de grandes almacenes siga financiándose a través de pagarés... y también de bonos. Tiempo al tiempo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email