X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 25 de junio y se habla de CÓMICS Caso Alcàsser el saler HISTORIA valència rnb
GRUPO PLAZA

contrato de 9,7 millones 

FCC, Acciona, Pavasal y Bertolín, entre los aspirantes al soterramiento de las vías en Burjassot

16/01/2019 - 

VALÈNCIA. Es uno de los contratos más apetecidos por las empresas de infraestructuras, a la vista de los candidatos que se han presentado. El soterramiento de la estación de Empalme de Burjassot ha concitado el interés de las principales constructoras de España. En total, 13 firmas agrupadas en ocho candidaturas que se disputarán los 9,7 millones presupuestados por la Generalitat.

Se trata del proyecto de infraestructuras más caro de cuántos tiene en cartera este año la Conselleria. Es, a su vez, el segundo más caro de los relacionados con MetroValencia, sólo superado por las obras de la línea L10, que está gestionada directamente por FGV y que será presentada este miércoles en el barrio de Nazaret por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de València, Joan Ribó. Esta obra tiene un presupuesto total de 50 millones pero se dividirá en varias licitaciones.

El concurso por el soterramiento de vías de la estación de Empalme tiene un par de circunstancias que le dan un gran valor simbólico. La primera de ellas, que se trata del primer soterramiento de vías que afronta el Pacte del Botànic; la segunda, que es también el primero que se realiza desde el soterramiento de las vías de Benimàmet, una obra que se inició en 2006 y se inauguró en 2011.

Al margen de cuestiones metafóricas, el elevado presupuesto es el principal argumento que explica el interés de esta docena larga de empresas. Algunas de ellas se presentan en UTE con socios habituales, como es el caso de FCC, quien optará con Becsa. Ambas han trabajado ya juntas, por ejemplo, en la ampliación de los accesos a El Altet.

También en UTE se presentan Rover Alcisa y Construcciones y Promotores Balzola; Acciona y Torrescamara y CIA de Obras; Vías y Construcciones y Grupo Bertolín; y Comsa y CHM Obras e Infraestructuras. Junto a estas UTE’s se presentan en solitario la valenciana Pavasal, la centenaria Azvi SA y la empresa especializada en el sector ferroviario Vialobra.

Reivindicación histórica

El soterramiento de Empalme es una reivindicación histórica de los vecinos de Burjassot. En este sentido, desde la Conselleria se hizo hincapié en el compromiso de la Generalitat por concluir una obra que llevaba paralizada desde 2011, cuando el ejecutivo del PP la detuvo por falta de presupuesto.

Así, la consellera María José Salvador, cuando anunció la licitación el pasado mes de noviembre, hizo mención expresa a esta voluntad y relacionó el proyecto con la apuesta del Consell por la seguridad viaria y el fomento del transporte público, al tiempo que le aseguró al alcalde de esta localidad, Rafa García, que esta obra ha sido una prioridad “desde el primer momento”.

La actuación programada consiste fundamentalmente en la conexión ferroviaria de la estación de Empalme con el soterramiento existente, y de este con la vía en sentido Bétera. También contempla la finalización de la urbanización de superficie sobre las vías soterradas, que permitirá dar continuidad a la avenida Burjassot de València hacia el núcleo urbano de la localidad de L’Horta a través de la calle València, mediante la retirada de la vía que quedará fuera de servicio.

El túnel terminado en 2011 que no se usa

Actualmente, a la salida de la estación de FGV de Empalme en Burjassot, hacia Bétera, existe desde abril de 2011 un tramo de vía que incluye un túnel de 288 metros, con rampas de acceso y las correspondientes instalaciones de electrificación, señalización y seguridad ferroviaria. No se encuentra en servicio porque falta ejecutar las conexiones ferroviarias del lado Empalme y del de Bétera.

La infraestructura y superestructura ferroviaria se completará con las instalaciones de electrificación, señalización y seguridad ferroviaria, así como la instalación del sistema de ventilación en el interior del túnel existente.

Durante la legislatura, en la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio han trabajado para poder poner en marcha esta obra. Fuentes consultadas admitían que había sido un proceso largo. “Ha costado, pero al final se ha logrado”, señalaban.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email