Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

pagará 240 millones para cerrar el contencioso con la ciudad

Ferrovial hace las paces con el Ayuntamiento de Birmingham

28/06/2019 - 

MADRID (EP). Amey, filial británica de Ferrovial, pagará 215 millones de libras (unos 240 millones de euros) a Birmingham en virtud del acuerdo alcanzado con el Ayuntamiento de esta ciudad por el que ponen fin al contencioso que mantenían desde hace cinco años sobre un contrato de mantenimiento de carreteras, que quedará así rescindido. Ferrovial realizará el pago de forma fraccionada y a plazos en cinco años, según informó 'Sky News' y otros medios locales, que indican que el acuerdo se firmará en los próximos días.

Ferrovial realizó a comienzos del pasado año una provisión de 236 millones de euros para cubrir los eventuales fallos judiciales que derivaran del proceso judicial hacia el que habían desembocado sus discrepancias con el Ayuntamiento de Birmingham, desaveniencias que finalmente se han resuelto por la vía de la negociación. El acuerdo alcanzado ahora allana el camino para que el grupo que preside Rafael del Pino cierre la venta de su división de Servicios, que tiene el grueso de su actividad en Reino Unido. La operación, con la que la compañía reducirá su exposición a este país, se enmarca en su estrategia de centrarse en construcción y gestión de grandes infraestructuras.

El pacto entre Amey y Birmingham se registra después de que en mayo la ciudad acordara negociar con la compañía para rescindir este contrato en el menor plazo posible. De hecho, fijó la fecha del 25 de junio para proponer "los términos finales" del acuerdo. En virtud del acuerdo logrado ahora se rescinde el contrato y Ferrovial abonará a la ciudad inglesa 130 millones de libras (unos 145 millones de euros). La empresa pagará otros 15 millones de libras (16,7 millones de euros) en septiembre y 15 millones más tres meses después. 

Origen del contencioso

Los 55 millones de libras (unos 61,5 millones de euros) restantes se abonarán en cinco años. De su lado, el Ayuntamiento, que volverá a contratar los trabajos con otra empresa, retendrá 85 millones de libras (95 millones de euros) por deducciones y multas impuestas a Amey en el marco del contencioso. Fuentes oficiales del Consistorio declinaron realizar comentarios sobre las negociaciones con Amey, que aseguraron están en un "avanzado estado" y son "confidenciales", hasta que no se cierren. De su lado, la empresa rechazó realizar comentarios.

El origen del contencioso reside en los desacuerdos surgidos entre Ferrovial y Birmingham respecto al alcance de los trabajos a realizar en el marco del contrato de mantenimiento y gestión de carreteras que la ciudad adjudicó al grupo a finales 2009 para un periodo de 25 años y un importe de 3.000 millones de euros.

El contrato fue entonces calificado como el mayor de este tipo firmado hasta la fecha en Reino Unido. Suponía mantener 2.500 kilómetros de carreteras, 5.000 kilómetros de aceras, unos 850 puentes, la iluminación urbana y las zonas verdes. Además, Amey debía acometer distintas obras, con sus correspondientes inversiones, trabajos sobre los precisamente giran las diferencias que originaron el contencioso en 2014.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email