Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el juicio, que ha acabado sin acuerdo, se retomará el próximo 6 de noviembre

Los dueños del perro que mordió a Sandra Gómez admiten que atacó a su can, pero no a ella

19/10/2020 - 

VALÈNCIA. La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, ha acudido este lunes a declarar en sede judicial por el ataque que sufrió el 16 de diciembre de 2018, cuando paseaba a su perro por la playa de la Malvarrosa y fue atacada por otro can de la raza American Staffordshire, considerada potencialmente peligrosa. Lesiones por las que tuvo que permanecer unos días hospitalizada para someterse a una operación. 

El juicio, que ha tenido lugar casi dos años después de los hechos, se ha celebrado únicamente por el delito de lesiones por imprudencia, pero no por el de omisión de socorro como pedía la defensa de la también portavoz del PSPV en el consistorio. Ésta solicitaba seis meses de prisión para el hombre que paseaba al perro y otros seis para la dueña -que se encontraba en casa en el momento en el que sucedió todo-. Por su parte, la Fiscalía no acusaba.

Gómez ha explicado que se encontraba en la arena caminando con su perro -llamado Pep- y se acercó otro. Cuando vio la raza, ha indicado, empezó a hacer gestos a los dueños para que se lo llevaran. A continuación, apareció otro can, el cual "fue el que se tiró encima" del suyo. "Se abalanzó y empezó a asfixiar a mi perro. Yo empecé a estirar para intentar separarlo. Los dueños también se acercaron para hacer lo mismo y lograron separar a uno. Cuando consiguieron hacerlo con el segundo fue cuando éste me mordió. Yo pensaba que habían matado a mi perro y estaba en shock. Les pedí asistencia sanitaria", ha narrado. Las heridas de 'Pep' no fueron finalmente de importancia, mientras que la vicealcaldesa sufrió fractura abierta de falange del quinto dedo con lesión nerviosa por tracción. 

A preguntas del fiscal sobre si se puso en medio de la agresión del otro can al suyo y sobre si conocía la ordenanza que establecía que no se puede acudir a la playa con mascotas, la vicealcaldesa de València ha matizado que, "lógicamente", al ver la situación, estiró del collar de su perro "para que lo soltara" -"quieta no me quedé", ha afirmado- y que la ordenanza lo que regula es que no se acuda con mascotas a la playa cuando existe mucha afluencia en los meses de verano, pero que es "muy habitual" a ver a personas con ellas en otras épocas del año a horas donde no hay demasiada gente. 

No portaba bozal

Por su parte, el joven que acudió con el can de su novia a la playa ha reconocido que éste no portaba bozal, pero ha remarcado que iba atado. Según su relato, él se encontraba con un amigo paseando a dos perros -un macho y una hembra, ambos de raza potencialmente peligrosa que teóricamente no pueden ir juntos- en la Malvarrosa cuando Gómez pasó a cierta distancia de ellos con el suyo suelto. 

"Mi perro se fue jugando detrás del suyo. A ella no la mordió, ella se lanzó. No la vi con sangre", ha señalado. Cuestionado sobre si estaba dispuesto a pedir perdón, ha afirmado que pedía "disculpas", pero que "esos animales tienen instintos". Ha defendido, igualmente, que se quedó allí hasta que llegó la Policía. 

La posibilidad de llegar a un acuerdo entre las partes ha estado a punto de suspender el juicio de este lunes. La vicealcaldesa pedía el reconocimiento de los hechos por parte de los acusados y alrededor de 9.000 euros por las lesiones y los gastos del veterinario. Sin embargo, finalmente ha seguido adelante y se retomará el próximo 6 de noviembre.  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email