GRUPO PLAZA

cacsa ejecuta el acuerdo que firmó con avanqua para aplacar pérdidas

La Generalitat compensa a la gestora del Oceanogràfic con 6,7 millones por la covid

Foto: ESTRELLA JOVER
4/06/2021 - 

VALÈNCIA. La Generalitat valenciana, a través de la empresa pública Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa), ha decidido compensar a Avanqua, gestora del Oceanogràfic de València, con 6,7 millones de euros a causa de los inconvenientes generados por la covid. Así lo recogía este jueves el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), donde se refleja una transferencia autorizada por la Conselleria de Hacienda a Cacsa con dicho fin.

La compañía, participada en su mayoría por Global Omnium, firmó el pasado mes de julio con Cacsa un acuerdo para el mantenimiento del equilibrio económico financiero del contrato - tal y como adelantó Valencia Plaza- después de que, tras varios meses con el acuario cerrado por el estado de alarma, no salieran las cuentas. Un replanteamiento que ya eximía a la empresa presidida por Celia Calabuig de abonar el canon desde el 13 marzo, víspera de la declaración del estado de alarma. La cantidad abonada por Avanqua a la empresa pública Cacsa en concepto de canon, fijo más variable, en 2019 ascendió a 10,9 millones de euros.

Un millón de euros a Avanqua para 2020

A esta primera fase en la que se eximía el canon se sumaba una segunda enmarcada entre el 1 de julio, cuando el acuario volvía a abrir sus puertas con el 75% del aforo, hasta el final de 2020. En este plazo ya se contemplaba que la gestora dirigida por Eduardo Nogués no hiciera frente al canon mínimo garantizado a favor de Cacsa si no existían beneficios. De hecho, en el caso de pérdidas Cacsa asumiría hasta un millón de euros de las mismas y así ha sido, tal y como recoge el DOGV. 

Mientras, la tercera fase ponía punto de partida al inicio de 2021, donde el canon variable será del 59,22% sobre el resultado de explotación y se establece un canon fijo mínimo garantizado equivalente al 25% del importe previsto en la oferta económica adjudicada para el sexto año, que es de 2 millones de euros a falta de la actualización del IPC. Unas medidas que no llegarán a aplicarse en el caso de que el resultado de explotación sea negativo.

Enrique Vidal, director general de Cacsa. Foto: MARGA FERRER

Inyección de 5,7 millones para 2021

Sin embargo, la transferencia sí que marca que la cifra de 2021 asciende a 5,7 millones de euros para el ejercicio actual a pesar de no haberse finalizado. Según explican desde Cacsa, este cálculo se ha realizado al contabilizar el 70% de los costes fijos no cubiertos por la contribución a los beneficios del periodo, cuyo cálculo se ha realizado sobre la base del presupuesto del año 2021. 

Ese importe se ha transferido de la secciones Gastos diversos -5,7 millones- y de Servicio de la deuda -un millón-, donde había fondos disponibles a consecuencia de la subrogación por parte de la Generalitat de la deuda de Feria Valencia, de la reestructuración de préstamos de mecanismos del Estado, y de la evolución de los tipos de interés respecto a las previsiones realizadas en la elaboración del presupuesto para este ejercicio.

Según recogía el DOGV, la empresa gestora del Oceanogràfic registró en 2020 una cifra de negocio un 71% inferior a la de 2019 mientras que, para 2021, no espera mucha mejoría. Como ya se apuntaba en el acuerdo, las medidas se revisarán de forma trimestral teniendo en cuenta la incertidumbre y dan margen a que, en 2022, vuelva a revisarse la situación para ver si se puede cumplir el contrato en su totalidad o si se deben mantener determinadas medidas que garanticen el equilibrio económico-financiero de la gestora. 

Alargar la duración del contrato un 15%

Cabe recordar que el acuerdo también plantea alargar la duración del contrato original, previsto para 15 años a partir de 2014, con el objetivo de reequilibrar el importe 'perdido' en las fases 2 y 3. El periodo de gestión se extenderá un 15% para restituir el equilibrio económico de la sociedad y compensar a Cacsa de los cánones no ingresados en los ejercicios 2020 y 2021.

En este periodo, aunque la explotación del negocio se desarrollará en las condiciones previstas originalmente en el contrato, el canon mínimo garantizado correspondiente a Cacsa será una cifra cierta que se corresponderá a la cantidad que haya dejado de percibir durante el plazo comprendido entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email