GRUPO PLAZA

debate entre los socios de gobierno sobre el futuro pai de benimaclet

Pisos, huerta, dotaciones...: Compromís y PSPV exponen sus modelos urbanísticos para Benimaclet

5/03/2021 - 

VALÈNCIA. Los dos socios de gobierno del Ayuntamiento de València, Compromís y PSPV, se dieron cita este jueves en el primer debate político acerca del futuro urbanístico del barrio de Benimaclet tras las diferencias mostradas públicamente durante las últimas semanas. La portavoz de Compromís en València ciudad, Papi Robles, y su homólogo socialista, Borja Sanjuán, estrenaron el nuevo canal de Valencia Plaza en la plataforma de emisión en directo Twitch, y si bien sólo pudieron encontrar algún punto en común, tuvieron la oportunidad de detallar y contraponer sus proyectos para el PAI de Benimaclet.

El debate se articuló en torno a tres bloques fundamentales: por un lado, la gestión directa o indirecta del PAI; por otro lado, la edificabilidad prevista para este sector urbanístico, el número de viviendas y de suelo terciario proyectado; y finalmente, las dotaciones y espacios públicos pensados para este suelo. Todo ello precedido por un minuto introductorio y otro de cierre, además de la respuesta a algunas de las preguntas que el público lanzó a través del chat.

Bloque 1: gestión directa o indirecta

En cuanto a la primera parte, la portavoz de Compromís recordó que "desde el principio" la postura de la coalición valencianista ha sido la gestión directa del PAI por parte del Ayuntamiento, tal y como contempla preferentemente la normativa urbanística. A juicio de Robles, "cuando quieres implicar a la ciudadanía en el modelo de barrio que quiere, debes tener la capacidad de gestionar lo que pasa". Pero ¿cuál es la diferencia entre la gestión directa o indirecta del desarrollo urbanístico?

Según el portavoz socialista, "el problema no está en la gestión" sino que que el sector "se dirija desde lo público, que es lo que determina el modelo". Según explicó Sanjuán, "la única diferencia" entre la gestión directa o indirecta del PAI es que en la primera es el Ayuntamiento el que "hace la contratación" de la urbanización de la zona "y después lo repercute" a los propietarios que tendrán un aprovechamiento en el sector. Si bien hasta el momento la concejalía de Urbanismo que dirige la socialista Sandra Gómez todavía no había mostrado intención de pasar a la gestión directa del PAI, Sanjuán sí admitió que "no hay problema" y que al PSPV le parece "bien".

Bloque 2: edificabilidad, huerta, viviendas y terciario

En cuanto al segundo bloque, la propuesta planteada desde el PSPV aboga por mantener la edificabilidad -los metros cuadrados a construir en el nuevo desarrollo urbanístico- proyectada por el propietario mayoritario del suelo, Metrovacesa, aunque pide reducir el peso del suelo residencial en favor del terciario. Sanjuán puso sobre la mesa que lo fundamental es detallar los problemas a resolver "cuando hablamos de edificabilidad": el problema de acceso a la vivienda o la falta de infraestructura educativa en Benimaclet. Así, dijo que "el territorio es finito y hay que usarlo de una manera responsable" y señaló la necesidad de presencia de suelo terciario "de valor añadido" por su proximidad con las universidades y de existencia de oferta laboral a una distancia prudente de sus vecinos. Así, sentenció que no "perdería ni una vivienda pública" por reducir la edificabilidad.

Compromís defiende una menor edificabilidad, la desclasificación de un tercio del sector y su mantenimiento como huerta. Robles aseveró que la edificabilidad "se ha revisado en algún momento y se puede volver a revisar porque para eso somos la administración". Asimismo, incidió en que para hablar de este aspecto "hay que ver qué es lo que tenemos ya" porque lo que se está intentando es "acabar" un barrio. En este sentido, instó a buscar "cuáles son las necesidades" del barrio y cuestionó la necesidad de vivienda en la zona por la pérdida de población experimentada desde 2015. Dijo también que la solución al problema de la vivienda "no sólo la podemos centrar en cuántas viviendas públicas construimos", sino que hay muchas vías, y recordó que hay muchos locales terciarios vacíos en el barrio ya, además de insistir en que la ciudad "no se puede permitir perder ni un metro cuadrado de infraestructura verde" y apuntó la necesidad de "recuperar la conexión que teníamos con la huerta y que hemos perdido con la Ronda Norte".

Sobre la indemnización que ha exigido Metrovacesa en el caso de que se desclasifique suelo en el PAI, Sanjuán aseveró que si esto se produce, "hay una indemnización mínima que es cierta y otra que sería discutible o judicializable". "Solamente la cierta supone regalar muchos millones de euros a una promotora", señaló, y dijo que además estos terrenos seguirían siendo de su propiedad: "Probablemente el suelo acabe vallado y quede un solar perenne". Por su parte, Robles le acusó de "no conocer" estos terrenos porque son "zonas que están cultivadas de las cuales el propietario no es la constructora". Zonas, en definitiva, "que son huerta productiva", señaló. La dirigente de Compromís dijo que su fuerza política entiende que la desclasificación "no se ha de indemnizar" y que supondría la protección de la huerta periurbana. Y Sanjuán respondió recordando que el Plan de Acción Territorial de l'Horta, aprobado por la Generalitat, no recogió esta huerta para protegerla.

Bloque 3: dotaciones y espacios públicos

Precisamente la edificabilidad acaba condicionando en cierta medida también las dotaciones planteadas por los diferentes modelos. Por parte de Compromís, la diputada autonómica, Papi Robles, destacó que su propuesta incluye un centro para personas mayores, un centro cultural, un aparcamiento en superficie, una escoleta infantil y unas zonas deportivas. Sanjuán le afeó la ausencia de un colegio, algo que sí recoge el planteamiento socialista, y Papi explicó que como la idea de Compromís es reducir "a la mitad la población nueva en el barrio" se entiende que no será necesario, habida cuenta que "en los colegios actuales no se están llenando las aulas". "El colegio público, depende de cómo vayan evolucionando la población", sentenció Robles.

El representante del PSPV detalló que su proyecto incluye el colegio, la escoleta municipal, un campo de fútbol y otras infraestructuras deportivas "como el río [el antiguo cauce]", un centro de mayores, una universidad popular y un centro cultural. A juicio de Sanjuán, el mantenimiento de huerta -que en el proyecto socialista sería sustituida por unos huertos urbanos- no puede darse "en función de renunciar a dotaciones o espacios libres como un gran parque". "El uso exclusivo no puede ir en contra del resto de usos", subrayó el también edil de Hacienda de València. 

Así, Sanjuán hizo referencia a parte de las zonas de huerta actuales como zonas de uso "exclusivo" frente a los usos públicos de un futuro gran parque. Ante ello, la representante de Compromís destacó el trabajo de autogestión realizado por las asociaciones vecinales en esos terrenos ante la falta de respuesta de la administración de centros culturales. "Tirar por tierra todo eso y decir que el CSOA es un espacio privatizado es como mínimo irrisorio", sentenció.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email