GRUPO PLAZA

la última vez que cobraron fue en 2018

Los accionistas de OHL tendrán que esperar hasta marzo de 2026 para cobrar dividendos

4/06/2021 - 

MADRID (EFE). El grupo OHL, dirigido por los hermanos mexicanos Amodio, ha confirmado al mercado que no prevé repartir nuevos dividendos hasta el 31 de marzo de 2026, siendo la última vez que abonó esta retribución entre sus accionistas con cargo al ejercicio 2018. Tras esta decisión, las acciones de OHL se anotan pasadas las 9:30 la segunda mayor caída de la bolsa española con un descenso superior al 2 %, hasta los 0,6 euros. Como consecuencia del plan de recapitalización y refinanciación en el que está inmersa, OHL reconoce que tendrá limitada su capacidad de repartir dividendos entre sus accionistas, según consta en el folleto registrado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de las ampliaciones de capital, que supondrán una inyección de 37 millones de euros de los Amodio y de 5 millones del fondo Tyrus Capital.

En este sentido, de conformidad con los términos y condiciones asociadas a la refinanciación de las emisiones vidas de bonos de la compañía y las principales líneas de avales y financiación del grupo, OHL no prevé repartir dividendos hasta el vencimiento íntegro de los nuevos bonos, esto es, el 31 de marzo de 2026, y las principales líneas de avales y financiación del grupo. Pese a que la única deuda financiera que inicialmente tenía vencimiento en 2021 era la otorgada por el ICO, se ha aplazado la fecha hasta el 30 de octubre de 2024.

Entre los riesgos que figuran en el folleto existe incertidumbre acerca de la capacidad de OHL de continuar operando como negocio en funcionamiento debido a las significativas pérdidas registradas (de 151,2 millones en 2020 y de 142,9 millones en 2019). Además, la situación de liquidez se ha visto deteriorada como consecuencia de los proyectos judicializados, la falta de tesorería para garantizar determinadas obligaciones financieras o las dificultades de desinversión de determinados activos.

Riesgo de liquidez

De hecho, el riesgo de liquidez podría no verse mitigado tras la ejecución de la reestructuración y podría dar lugar a un déficit de tesorería a medio y largo plazo y provocar dificultades para que OHL implemente su plan de negocio. También hay riesgo de que en caso de incumplimientos financieros, los acreedores puedan apropiarse del negocio de las filiales más productivas, así como con una parte muy significativa de los activos del grupo si se ven obligados a ejecutar las correspondientes garantías.

El elevado endeudamiento de OHL, que podría incrementarse en el futuro, también figura entre los principales riesgos ya que ello podría reducir su flexibilidad y competitividad y el grupo requiere un volumen considerable de capital para hacer frente a sus necesidades de liquidez y para financiar proyectos de construcción, industriales, de servicios y de concesiones. Además, está inmerso en numerosos procedimientos judiciales y arbitrales, entre los que destaca el que mantiene con la Qatar Foundation, que reclama 1.011,1 millones por el hospital de Doha, mientras que las empresas adjudicatarias piden 324,3 millones.

OHL, que espera entrar en beneficios este semestre y lograr un ebitda de 80 millones este año, prevé que todos los aumentos de capital sean ejecutados en torno al próximo 25 de junio y que las nuevas acciones comiencen a cotizar el día 29. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email