GRUPO PLAZA

UBICADA EN UNA DE LAS ARTERIAS PRINCIPALES DE LA CIUDAD, ARRASTRA 20 AÑOS DE REIVINDICACIONES

Alzira adquiere la polémica gasolinera de Luis Suñer y abre el espacio a la participación ciudadana

24/09/2021 - 

VALÈNCIA. La gasolinera de la Avenida de Luis Suñer de Alzira, una de las principales arterias de la ciudad, tiene los días contados. Tras más de dos décadas de reivindicaciones, el Ayuntamiento de Alzira alcanzó en el mes de julio un acuerdo con los propietarios que se ha formalizado en la compra de estas instalaciones que permanecen en desuso desde hace años.

Ahora, esta parcela de 2.114 metros cuadrados que incluye unas oficinas, un almacén y una zona de área de servicio, así como varios depósitos para el almacenamiento de combustible, ya es de titularidad municipal. Así, los planes a corto plazo del consistorio incluyen su eliminación definitiva para finales de este año. "Este acuerdo es muy importante, que soluciona una reivindicación de la Asociación de Vecinos del Alborgí desde hace 20 años, cuando surgieron los problemas de olor de hidrocarburos", ha reconocido el regidor de Servicios y Obras Públicas, Fernando Pascual.

El acuerdo alcanzado con la familia Cucarella-Pérez, hasta ahora propietarios de la gasolinera, contempla un precio final de 186.900 euros por la parcela. A ello hay que sumarle el coste de las tareas de descontaminación y recuperación del suelo contaminado, que asciende a 63.000 euros, y los trabajos de demolición presupuestados en 23.500 euros, ya que según los informes técnicos el valor residual total del suelo es de 255.000 euros.

Cabe recordar que el interés del ayuntamiento por estas instalaciones empezó hace años. Concretamente en 2015: "cuando se constata la falta de actividad de la gasolinera y su cierre, con la consiguiente preocupación por el estado de los depósitos y la contaminación del suelo", relata la regidora de Seguridad, Infraestructuras y Urbanismo, Sara Garés. La edil también ha recordado que, entonces, el consistorio abrió dos expedientes contra esta gasolinera, uno por la contaminación del suelo, que actualmente continúa sin resolverse, y otro por su condición de desuso, y los trasladó a las respectivas consellerias de Medio Ambiente e Industria.

Foto: EFE

Y fue a partir de 2016 cuando la administración local se puso en contacto con el dueño de la gasolinera para iniciar las negociaciones y resolver la situación. Sin embargo, según señala el ayuntamiento, las conversaciones se paralizaron tras la aparición de algunas dudas sobre quien era realmente el propietario de la parcela. Esta cuestión quedó resuelta tras el fallecimiento de su dueño y, entonces, pasó a manos de sus cinco herederos con quienes, finalmente, el consistorio ha firmado la compra-venta.

Participación ciudadana para decidir cómo será el espacio

Con la mirada puesta en el futuro de ese espacio, el consistorio ya se ha marcado un calendario de actuaciones previstas para la zona. E principal objetivo es lograr derribar las instalaciones y limpiar la parcela donde actualmente se ubica la gasolinera antes de que finalice el año. Para ello, la empresa encarga de llevar a cabo el proyecto empezará los trabajos la próxima semana.

Así, esperan que en un plazo de entre tres y cuatro semanas hayan eliminado la gasolinera, hayan limpiado los cinco depósitos que hay en el subsuelo y hayan desmontado la zona del surtidor. Tras realizar estos primeros trabajos, utilizarán un georadar para detectar el nivel de contaminación que existe todavía en el subsuelo. Cuando obtengan los resultados del informe, llevarán a cabo las tareas de descontaminación, esto es, extraer la tierra que está contaminada y sustituirla por nueva.

Sin embargo, los planes a largo plazo del consistorio contemplan la participación ciudadana para decidir cómo será en el futuro este espacio. Según han concretado, tras acondicionar la parcela abrirán, elaborarán una bases para un concurso de ideas en el que podrán participar arquitectos o paisajistas y plantear proyectos para el espacio. También establecerán un jurado que elegirá tres de las iniciativas que se hayan presentado y la ciudadanía podrá elegir cuál de ellas es la que, finalmente, llevarán a cabo.

Por el momento, el alcalde de Alzira, Diego Gómez, ya ha adelantado que en el espacio se incorporarán el mural de la antigua Avidez y el busto dedicado a Luis Suñer, "que eran dos compromisos adquiridos con anterioridad". Respecto al acuerdo alcanzado para la compra-venta de la gasolinera, el primer edil habla de "acuerdo histórico" y lo valora de forma muy positiva: "se da solución a una reivindicación vecinal de hace muchos años".

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme