GRUPO PLAZA

La Comunitat Valenciana muestra con cautela su optimismo en Fitur y espera batir récords

20/01/2023 - 

MADRID. La Feria Internacional de Madrid ha vuelto a ser la de años anteriores a la crisis del coronavirus. Un certamen con los pasillos repletos de personas, las mesas de los turoperadores y empresas ocupadas para estrechar lazos con otros profesionales, el olor de los showcookings perfumando el espacio y los trajes regionales aportando su carácter festivo. Un certamen donde los políticos han vuelto a pasearse para evidenciar dos cuestiones: estamos cerca de las elecciones y el sector turístico es el motor de la economía y, 2023, el año de su definitiva recuperación.

El sector ha llegado a la cita en una situación de total normalidad y como uno de los principales motores de crecimiento de la economía española. También con la certeza de que 2022 fue un buen año pese a la escalada inflacionista, el incremento de los costes y la subida de las hipotecas, que han mermado el poder adquisitivo de hogares y empresas. Ahora se mira hacia ese 2023 con optimismo pues hoteles, agencias y empresas del sector ambicionan que el sector regrese a datos de 2019 o incluso bata récords en la Comunitat Valenciana. Eso sí, con la cautela.

Precisamente, el president de la Generalitat, Ximo Puig, prevé un 2023 "histórico" para el turismo en la Comunitat Valenciana con un aumento desde los 27 hasta los 30 millones de visitantes y unos ingresos por encima de los 10.000 millones de euros. Asimismo, ha recordado que los buenos datos del pasado año han tenido un impacto positivo en el mercado laboral ya que han permitido cerrar 2022 con 189.000 personas afiliadas a la Seguridad Social.

Asimismo, el turismo aporta el 15,8 por ciento del PIB valenciano con un volumen de negocio que ronda los 19.400 millones de euros, y 2022 se ha cerrado con 27 millones de turistas. Todo ello se tradujo en 25,8 millones de pernoctaciones en hoteles, con datos a noviembre, para recuperar el 91 por ciento con respecto a las cifras prepandemia, de 2019.

Escasa rentabilidad

Un certamen donde el sector ha advertido que el alza de los precios es una cuestión que puede condicionar esa alegría. Así lo ha destacado Víctor Pérez, presidente de la Federación de Ocio, Turismo, Juego, Actividades Recreativas e Industrias Afines de la Comunidad Valenciana (Fotur). “2023 puede ser un buen año para el ocio, entendido en su globalidad y no solo como la noche, pero los costes son más elevados y seguimos con precios de hace cinco años”, ha destacado Víctor Pérez enfatizando que “las expectativas son buenas”. De cara a este 2023 solicita que les tengan más en cuenta: “Parece que la Administración no se cree que el ocio es importante, que solo es Turismo quien lo ve, y eso debe cambiar porque somos el motor de la economía pues el turismo no se podría entender sin el ocio”.

En esa misma línea se ha pronunciado Javier Vallés, director general de SH Hoteles, quién ha mostrado su optimismo y su cautela: “El crecimiento experimentado en el último trimestre de 2022 se está consolidando y 2023 va a ser un buen año para la Comunitat Valenciana y para València”. De hecho, en el caso de València, Vallés espera que sean cifras iguales o superiores a 2019 por la recuperación económica, por las nuevas conexiones aéreas y la certeza de que València esté de moda. Sin embargo, ese mayor numero de turistas no va estrechamente vinculado a la rentabilidad pues “la subida de los costes puede hacer que la rentabilidad se vea perjudicada”. Pese a ello, afirma que se pueden llegar a niveles de 2019, año que se acercaba a los 4.000 millones de euros.

Foto: MARIAN LEÓN

En el sector viajes, Alberto Galloso, director de Soluciones Turísticas, ha mostrado su preocupación hacia el turismo del interior, que puede verse afectado por la inflación y el menor poder adquisitivo de ese perfil viajero. “El 85% de los viajeros del interior son de la Comunitat Valenciana por lo que, la subida de precios y su consecuente menor poder adquisitivo, puede afectar al sector”. Y es que, como ha recordado, mientras en 2008 la activación del turismo fue de los mercados europeos, en los últimos años ha sido el mercado nacional quien lo ha levantado. Ese temor hacia una pérdida del turismo de interior se vendría compensado con el bono viatgem: “Ha sido un incentivo para desestacionalizar el turismo y como activador del turismo de interior”. Tanto, que Galloso considera “imprescindible que el bono viatgem se quede”.

En cuanto a los costes, ha expresado que las empresas deben buscar la rentabilidad: “las empresas deben hacer sus números y ver de qué modo aumentan sus precios sin perjudicar al cliente, y hacerlo de modo paulatino”. Y es que, como ha expresado, “hemos llegado a niveles de pandemia pero no de rentabilidad”. 

Precisamente, sobre el Imserso y el bono viatgem se ha pronunciado el President de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha recordado que la Comunitat Valenciana es la única que refuerza al sector turístico para el mantenimiento de este programa que permite dar continuidad a unos 185.000 puestos de trabajo durante la temporada baja. Asimismo, ha destacado que “el Imserso se debe pagar al precio que vale y no por debajo del coste", y ha pedido al Ministerio de Derechos Sociales y la Agenda 2030 que tenga "fe" en este programa, "que ha posibilitado que miles de personas que no habían tenido la posibilidad, hayan podido disfrutar del turismo".

Todos ellos han participado en el stand de la Comunitat Valenciana, que este año ha batido récord de empresas y asociaciones participantes en el stand, con más de 500 co-expositores, entre empresas, entidades del sector, municipios y marcas presentes en el stand

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme