GRUPO PLAZA

gandia, cullera o torrent ya están ingresando el dinero, mientras que almussafes o carcaixent no han abierto todavía la convocatoria

Doble velocidad en las Ayudas Paréntesis: algunos municipios ya pagan y otros no han abierto el plazo

7/03/2021 - 

VALÈNCIA. Los municipios valencianos ya se han metido de lleno en la gestión de las Ayudas Paréntesis, que están comprendidas dentro del ambicioso Plan Resistir de la Generalitat Valenciana. Estas subvenciones tienen un presupuesto total de 160 millones de euros y están dirigidas a los sectores más castigados por la crisis del coronavirus. Esto es: el pequeño comercio, la hostelería, los negocios dedicados al turismo, la creación o gestión artística y cultural y la actividad deportiva. 

La Generalitat Valenciana será la encargada de facilitar el 62,5% del crédito, mientras que las diputaciones provinciales pondrán el 22,5% y los ayuntamientos el 15 restante. De este modo, los consistorios tuvieron un periodo de tiempo para estudiar su voluntad de adherirse al plan y movilizar la cantidad de dinero que les corresponde para poner en marcha las subvenciones. La respuesta ha sido unánime: la inmensa mayoría de los municipios han dado el sí a estas ayudas que permitirán aliviar la difícil situación de muchos autónomos y pymes. 

Aunque el gobierno autonómico y las diputaciones provinciales ponen la mayor parte del crédito de las Ayudas Paréntesis, son los ayuntamientos quienes han recibido el encargo de gestionar todo el proceso. Así, deberán recibir todas las solicitudes de los interesados, dar el visto bueno a las condiciones y finalmente ingresar el dinero. La cantidad que corresponde a cada municipio se ha calculado de manera exacta teniendo en cuenta la cantidad de negocios dentro de estas categorías que hay en la localidad. Así, cada uno de los negocios con menos de 10 trabajadores tiene acceso garantizado a una ayuda mínima de 2.000 euros, que luego se puede ampliar 200 euros por cada uno de sus empleados hasta un máximo de 4.000. 

Precisamente porque la gestión directa de las ayudas ha recaído sobre los ayuntamientos, cada uno de ellos ha optado por unos plazos y fórmulas para ingresar las subvenciones. Así, hay muchos que incluso han abierto ya el plazo para presentar las solicitudes, a pesar de que la Generalitat Valenciana no vaya a transferir el dinero hasta principios del mes de mayo. De este modo, recurrirán a fondos propios que luego repondrán con el ingreso autonómico. Por su parte, la Diputació de València ha anunciado que ya ha puesto a disposición de los consistorios de la provincia los 17 millones que les corresponden. 

Gandia, Torrent u Ontinyent ya las están ingresando

Gandia es una de las ciudades más avanzadas en esta materia, pues no solo ha abierto ya el plazo para solicitar las ayudas sino que también ha comenzado a ingresarlas. Así, en la Junta de Gobierno que se suele reunir todos los lunes y al margen de los temas a tratar del día, se aprueba las subvenciones de aquellos negocios que ya han presentado la documentación y cumplen con los requisitos, sin esperar a que se cierre el plazo que acaba el próximo 12 de marzo. Esta dinámica ha permitido a Gandia "ser una de las ciudades más rápidas", con un periodo de pago medio de cuatro días entre que se aprueba la solicitud y se ingresa. La ciudad tendrá que gestionar en total 2,7 millones de euros dentro del marco de las Ayudas Paréntesis, de los cuales el ayuntamiento aportará 400.000. 

Torrent tampoco ha querido esperar al cierre del plazo para empezar a ingresar las ayudas. Así, los técnicos del ayuntamiento han estado evaluando las solicitudes conforme llegaban y ya han dado el visto bueno a un total de 480. De estas, se ha aprobado el crédito para ingresar en los próximos días la primera mitad: alrededor de 240. Torrent gestionará dentro de este plan 1,9 millones de euros, de los cuales el ayuntamiento pagará 296.000. El plazo para inscribirse todavía estará abierto hasta el próximo 16 de marzo. 

En la misma línea se encuentra Burjassot, que aunque tiene el plazo abierto hasta el 18 de marzo ya ha pagado 50 ayudas. Una cantidad que supone 110.000 euros de los 1,2 millones que le corresponden gestionar dentro del marco Paréntesis. 

Foto: KIKE TABERNER

También Quart de Poblet ha querido empezar a liberar rápidamente el dinero de las subvenciones, con el objetivo de aliviar la difícil situación que atraviesan ahora mismo sus autónomos y pymes. De momento, ya ha pagado 104 subvenciones por un valor de 238.000 euros, más de la mitad de la cantidad total que correspondía al municipio: 612.000 euros, de los cuales el ayuntamiento aporta 91.000. El plazo de presentación terminaba este mismo viernes 5 de marzo. 

Otro de los municipios que se han adherido a esta modalidad es Paterna. De hecho, este fue uno de los primeros ayuntamientos de la provincia de Valencia en aprobar su adhesión a las Ayudas Paréntesis. Así, aunque los negocios todavía tienen el plazo abierto hasta el día 11 de marzo, ya se han empezado a pagar las primeras subvenciones. El consistorio no ha dicho una cifra exacta sobre las ayudas que ya se han ingresado a los beneficiarios, pero explica que el periodo entre la aprobación de la subvención y su pago es de "un par de días". La cantidad que corresponde a Paterna dentro de las Ayudas Paréntesis es de 2,2 millones de euros, de los cuales el ayuntamiento pone 329.000. 

Paiporta, por parte, abrió el pasado sábado su plazo para presentar solicitudes y lo mantendrá hasta el próximo 29 de marzo. Así, tiene intenciones de empezar a despachar el crédito conforme empiecen a aprobarse las peticiones, aunque todavía no ha podido facilitar ningún dato al respecto. Al municipio le corresponden en total 710.000 euros. Exactamente lo mismo sucede en Catarroja, donde el ayuntamiento asegura que ya ha aprobado el pago de "dos tandas de ayudas", aunque sin especificar cantidad. En su caso, el total de Paréntesis asciende a los 644.000 euros. 

Foto: KIKE TABERNER

Finalmente, Ontinyent también está adelantando el crédito de las subvenciones válidas antes de que se dé por concluido el plazo de presentaciones. Desde el ayuntamiento no dan cifras exactas acerca del número de ayudas que ya se han pagado, pero aseguran que se están ingresando "porque la situación está siendo muy complicada para los negocios y corre prisa". A la capital de la Vall d'Albaida le corresponden 806.000 euros, de los que el consistorio facilitará 121.000. 

Desigual situación en La Ribera

En algunos de los municipios más poblados de la Ribera como Alzira o Cullera hace días que se cerraron los plazos para que los autónomos y pequeñas empresas solicitaran las Ayudas Paréntesis. En el caso de la capital de la Ribera Alta, la administración local cuenta con un crédito de 1,1 millones de euros y ha aprobado por el momento 139 peticiones, mientras que otras 81 serán revisadas por algún defecto de forma. Desde Hacienda explican que el objetivo del consistorio es hacer efectivo el pago durante la primera quincena de marzo.

Por su parte, Cullera, que dispone de casi un millón de euros para repartir entre los sectores perjudicados por la pandemia, también cerró el plazo para solicitar estas subvenciones el pasado 20 de febrero. En este tiempo, han recibido 252 solicitudes que el consistorio ya ha abonado y que suponen 421.800 euros.  

Entre los municipios que ya han empezado a desembolsar parte del crédito destinado a estas ayudas se encuentra Algemesí. En su caso, el consistorio todavía no ha cerrado el plazo, que termina el 14 de marzo, pero ya ha recibido 126 solicitudes. De estas, 53 están siendo pagadas. "Hemos querido dar tiempo de sobra porque nos hemos comprometido a cubrir todas las solicitudes que se presenten y cumplan con los requisitos, añadiendo presupuesto municipal de ser necesario", ha señalado la regidora de Promoción Económica, Palma Egido.

Foto: KIKE TABERNER

Entre las localidades que están cercanas a cerrar el plazo para pedir las ayudas Paréntesis se encuentra Sueca, cuyos vecinos y vecinas tiene hasta el próximo miércoles para solicitarlas. Sin embargo, respecto al número de solicitudes recibidas y cuántas de ellas han empezado a pagarse, desde el consistorio aseguran que "todavía no disponen de esa información".

A una marcha más lenta van otras localidades que todavía no han abierto el plazo para solicitar las ayudas del Plan Resistir. Es el caso de Almussafes, que empezará la próxima semana, o Carcaixent, a la espera de que se publique la convocatoria en el BOP. En Xàtiva, por su parte, los interesados han empezado a pedirla este mismo viernes y tendrán hasta el próximo día 6 de abril. Un tiempo en el cual la administración local podrá repartir hasta 840.000 euros entre los sectores incluidos en el plan.

Mislata o Llíria abren el plazo pero pagarán al finalizar

Otros consistorios han preferido reservar el pago de las ayudas para cuando se acabe el plazo de presentación de solicitudes. Este es el caso por ejemplo de Mislata, donde la semana que viene se publicará un listado provisional con los admitidos, los que tienen documentación por subsanar y los que no cumplen los requisitos. Así, a los primeros se abonará inmediatamente la cantidad que les corresponda, mientras que a los segundos se les abrirá un nuevo plazo en el que poder rectificar los errores. A la ciudad metropolitana le corresponden 865.000 euros en ayudas, de los que el ayuntamiento aporta 129.000.

Llíria también ha preferido reservar el pago para el fin de plazo de solicitud. El municipio movilizará en total 538.000 euros dentro de las Ayudas Paréntesis, y los negocios todavía tienen tiempo para postularse hasta el 18 de marzo. En la misma dirección va L'Eliana, que tiene la presentación abierta hasta el 15 de marzo. "Lo llevamos todo al día. Ahora mismo hemos reforzado al equipo que evalúa las solicitudes, y las estamos resolviendo para que en cuanto acabe el plazo se puedan pagar todas las que sean favorables", explican desde el consistorio. La localidad recibirá en total dentro de este programa 750.000 euros. 

Foto: KIKE TABERNER

Finalmente, cabe resaltar que la cantidad que corresponde a cada municipio se ha calculado en función del número de negocios que tiene dentro de las categorías de la Ayuda Paréntesis. De este modo, ninguna empresa o autónomo que esté contemplado en el paraguas de estas subvenciones se debería quedar sin el dinero, a no ser que no presente la solicitud o lo haga fuera de tiempo y forma. Así, en caso de que sobre crédito, la mayoría de los ayuntamientos valencianos han adelantado que lo reinvertirán o bien en otros sectores duramente afectados por la pandemia, o en ayudas complementarias de carácter municipal. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email