GRUPO PLAZA

los distintos actores rebajan la tensión tras varias semanas de conflicto

El Botànic se pasa al descafeinado con la tasa turística

31/07/2022 - 

VALÈNCIA. Si un asunto ha tensado la cuerda en las últimas semanas entre los socios del Govern del Botànic (PSPV, Compromís y Unides Podem), ese ha sido la tasa turística. El voto unido para la toma en consideración en Les Corts de esta ley que debe regular un impuesto para las pernoctaciones no implicó que públicamente desaparecieran las diferencias: es más, en este mes se han producido varios rifirrafes por esta cuestión, si bien desde todas las partes implicadas parece haberse apostado estos días por relajar las posiciones.

Pese a que esta tasa, de aprobarse, se implantaría a partir de 2024 y sólo en los ayuntamientos que lo desearan, ha generado en los últimos años un fuerte debate entre PSPV -alineado con el sector en contra del impuesto- frente a Compromís y Unides Podem, favorables al gravamen. Unas discrepancias que resurgieron tras la citada votación en Les Corts, que reabrió la discusión en el ámbito público.

De hecho, el propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ausentó de la votación, prueba de que no se sentía demasiado cómodo con ella. Es más, reiteró antes y después su opinión de que no consideraba un momento apropiado para seguir adelante con la medida. Ahora bien, el grupo socialista se encontraba en parte obligado por el acuerdo alcanzado en diciembre por el anterior portavoz del PSPV en Les Corts, Manolo Mata, quien pactó con los socios del Botànic -tras largas negociaciones- seguir adelante con la tasa.



Tras aceptarse la tramitación en Les Corts, también emergió de forma destacada la figura del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, quien ha sido uno de los más firmes opositores a este impuesto durante los últimos años, y que en sus distintas manifestaciones públicas insistió en su rechazo a la tasa, algo que molestó notablemente a Compromís y Unides Podem y, en cierta medida, también a parte del entorno de Puig, puesto que más allá de coincidir con la visión de Colomer, consideran que ahora la prioridad es recuperar la estabilidad del Botànic después de la crisis acaecida con la salida de Mónica Oltra y la entrada de Aitana Mas como vicepresidenta del Consell, que también ha mantenido enfrentamientos dialécticos con Colomer.

En ese momento, la situación posiblemente más crítica se produjo con la presentación por parte del área de Turismo que dirige Colomer del estudiando encargado y pagado por su departamento a investigadores de la Universidad de Alicante sobre los posibles efectos de la tasa, cuyos resultados invitaban a no implantarla. Desde Turismo defienden que era un informe solicitado meses antes, por lo que tenía sentido no esconderlo y presentarlo públicamente, especialmente cuando era conocida su existencia. 


Tras esos días de tensión, la situación parece haberse reconducido a una calma propiciada por todas las partes. Fuentes del Ejecutivo señalan que, a principios de semana, desde el entorno de Puig se solicitó a Colomer que contribuyera a la paz en este asunto evitando entrar en una espiral de declaraciones.

Colomer, durante la presentación del informe sobre la tasa turística días atrás en Benidorm. Foto: AP 
En esta línea, desde el entorno del secretario autonómico aseguraron que no existía ninguna intención de avivar el debate, especialmente tras haber presentado el estudio que sí consideraban obligado difundir. En cuanto a Compromís y Unides Podem, tanto públicamente como en privado, parecen haber pasado página al menos de momento sobre el asunto, por lo que si ninguno de los actores hace movimiento alguno, podría ser un agosto tranquilo respecto a la tasa turística. Habrá que verlo.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme