GRUPO PLAZA

la compañía espera facturar cinco millones por ventas en el exterior

El reto de exportar casas desde Valencia: Casas inHaus pone el foco en Francia, Alemania y Suiza

27/02/2022 - 

VALÈNCIA. La industrialización de la vivienda ha pasado de ser una cuestión experimental del sector de la construcción a una apuesta firme por parte de las compañías. Y así lo entendió la valenciana Casas inHaus hace más de cuatro años, cuando los arquitectos Sergio y Rubén Navarro decidieron lanzarse al diseño de casas para ser confeccionadas dentro de un fábrica, y no sobre el terreno. 

Ahora, con más de 56 millones de euros facturados a sus espaldas en viviendas 'plantadas' entre la península y las islas, han decidido dar paso a la exportación y abrir su mercado a otros países, concretamente a Francia, Alemania y Suiza. En este camino, el objetivo para 2022 es el de facturar entre 4,5 y 5 millones de euros. "Hemos obtenido una respuesta del cliente objetivo en estos países por encima de las expectativas iniciales", explican desde la compañía, de la que una gran parte de sus clientes en España son extranjeros.

En su fábrica de Almussafes (Valencia) construyen varias viviendas simultáneas que pueden ser de una o varias alturas. Empiezan por la estructura de metal, a las que sigue el hormigón y el aislamiento que recubre el revestimiento elegido por el cliente, desde piedra a cerámica. En su interior; ventanas, puertas, cocinas y baño se dejan instalados antes de montar en el camión para salir a destino, donde una grúa de 30 metros diseñada por ellos mismos levanta parte de una casa lista para instalar en la parcela elegida por el cliente.

A día de hoy, el catálogo de la compañía tiene 111 modelos de vivienda como punto de partida, aunque adaptan cada construcción a las necesidades del cliente y de la parcela. Una método bautizado como Emoha que elimina salientes y tiene una alta resistencia, además de máximo aislamiento acústico y térmico de la vivienda. Según apuntan desde la empresa, lo que más valoran los clientes son las altas calidades, por encima de los estándares de gama alta en estos países, y especialmente el diseño arquitectónico.

Para afianzar estos mercados, la compañía ha lanzado web propia específica para Francia y Alemania y ha reforzado los equipos del departamento internacional con diferentes profesionales, entre los que ha fichado a arquitectos multilingües con experiencia en estos mercados, en las áreas Ventas y Proyectos. Aunque sus mercados principales serán Alemania, Suiza, Francia y Mónaco, también se han marcado otros secundarios como Luxemburgo, Liechtenstein, Austria y Bélgica. Como experiencia previa, la compañía ya ha implantado su primera casa en Francia, cerca de Nantes.

El reto: la logística

Entre los desafíos de la exportación de viviendas, desde Casas inHaus destacan el reto logístico, debido a las diferencias en las normativas de transportes especiales como, por ejemplo, los máximos de anchura. En España y Alemania, éstos son de 5 metros, en Francia de 4 metros y en Suiza 4 o 5 metros. A esto, se suman las necesidades de adaptarse a los procedimientos y trámites administrativos de los distintos países.

Desde la compañía aseguran que el sistema de construcción industrializada de módulos permite un sistema de trabajo mucho más eficiente. A pesar del traslado al lugar de la implantación (terrestre o marítimo), el total de las emisiones acaba siendo mucho más reducido que en la edificación ‘de ladrillo'.


Con un centenar de empleados, Casas inHaus es especialista vivienda modular desde todos sus aspectos, desde el desarrollo del proyecto hasta la entrega final de la vivienda, incluyendo la fabricación y venta con la modalidad precio llave en mano y precio cerrado desde el inicio. También  ofrece la posibilidad de incluir el mobiliario, con un estudio de interiorismo que permita combinar un resultado integral con total armonía.

Los hogares son fabricados por un equipo de operarios especializado que trabaja como una cadena de montaje. Después, son implantados en sus parcelas con una logística que permite que la vivienda esté acabada en apenas unas horas. Todo el proceso de fabricación y remates de la casa se concluye en unos seis meses.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme