GRUPO PLAZA

Entrevista a la nueva decana de la facultad de magisterio de la universitat de valència

Ana Botella: "Es fundamental que el alumnado se implique en la toma de decisiones"

4/03/2021 - 

VALÈNCIA. La Facultad de Magisterio de la Universitat de València (UV) realizó hace justo una semana las votaciones para nuevo decano o decana del centro. Unas votaciones que convirtieron a la profesora del Departamento de Didáctica de la Expresión Musical, Plástica y Corporal, Ana Botella, en la primera mujer en ejercer el cargo tras su elección y su posterior nombramiento que se realizó un día después. Con ello, la docente sustituye a Óscar Barberá en el puesto, quien había finalizado su mandato de tres años.

La nueva decana presenta quince años de experiencia trabajando en la Facultad, puesto que comenzó en la misma en el año 2006 como asociada. No sería hasta hace año y medio que consolidó su plaza como profesora Titular de la Universidad dentro del área de Didáctica de la Expresión Musical. Del mismo modo, Botella presenta experiencia en gestión, dado que ha sido secretaria del Departamento de 2012 a 2015, al igual que directora del Aula de Música del Vicerrectorado de Cultura e Igualdad de 2015 a 2018, directora del Máster en Investigación en Didácticas Específicas de la Facultad de Magisterio de 2016-2018 y 2019-2020, y vicedecana de Ordenación Académica y Posgrado de 2018 a 2020.

Así pues, tras una semana en el cargo, la decana atiende a Valencia Plaza para explicar los objetivos a realizar durante su mandato en compañía de su equipo decanal formado "por gente competente y muy preparada", además de valorar la situación actual. Objetivos entre los que destacan fomentar la participación del alumnado y, sobre todo, impulsar la visibilización de la Facultad en todos los aspectos entre los que destacan la innovación y la investigación, la cooperación ante la creación de los vicedecanatos de Investigación y estudios de posgrado y de Relaciones Internacionales y Cooperación al desarrollo. Todo ello, bajo el lema “Somos Magisterio: abriendo mentes, creando futuros”.

Ana Botella. Foto: KIKE TABERNER

-¿Qué le llevó a presentarse a las elecciones para ser la actual decana de la Facultad de Magisterio de la Universitat de València?
-Sobre todo la ganas de trabajar y de hacer un programa innovador, responsable e ilusionante y con mucha fuerza en la formación inicial de maestros y maestras y también del profesorado, además de realmente querer contribuir a la mejora de la educación, es decir, trabajar por y para la educación e implicar a todos los agentes educativos. La verdad es que era una ilusión compartida y, básicamente, lo que busco es trabajar todos juntos porque todos somos Magisterio, todos somos Facultat.

-¿Cómo es el actual equipo decanal? ¿Qué prevé que podéis aportar a la Facultad?
-El equipo está conformado por gente muy implicada y que tiene una trayectoria en la Facultad de muchos años. Hemos creado nuevas funciones dentro de muchos de los vicedecanatos como, por ejemplo, la participación, la investigación, la sostenibilidad y la igualdad. Además, considero que son personas comprometidas con el Centro y con la institución, suficientemente preparadas para el reto que tienen por delante. Creo firmemente que he elegido a las personas idóneas y perfectas para sus puestos. Lo valoro así, ya que la vicedecana de Innovación, Cultura, Igualdad y Sostenibilidad, Amparo Hurtado, es militante en todo el terreno de la innovación docente con publicaciones punteras en ese terreno; el vicedecano de Investigación y estudios de posgrado, Jordi Solbes, es un referente de investigación a nivel estatal además de una amplia trayectoria en gestión; la vicedecana de Relaciones Internacionales y Cooperación al Desarrollo, María Alcantud, dirige actualmente la cátedra de Cooperación aquí en la Universidad y está muy comprometida con toda la internacionalización y con el alumnado a través de los diversos programas; la vicedecana Prácticas y Participación, Marta Talavera, tiene mucha trayectoria en este campo con ideas novedosas que le darán un nuevo giro al vicedecanato; la vicedecana de Estudios, Profesorado y Calidad, Rosa Isusi, es la presidenta de la CAT (Comisión Académica de Títulos) y conoce muy bien el funcionamiento de los dos títulos que tenemos además de ser una persona comprometida con la educación; y el secretario de la Facultad, Rafael Fernández, ya ha ejercido el cargo en su departamento hace años y conoce muy bien toda la normativa de todos los procesos de gestión. Así que todos ellos forman este equipo conmigo y creo que pueden llevar a buen término a la Facultat porque están preparados e ilusionados, un poco bajo el lema que yo había pensado para el programa: “Somos Magisterio abriendo mentes, creando futuros”. Ganas no nos faltan y llevamos ya una semana de “rodaje”.

"Todos hemos de llevar a buen término esta formación de maestros y maestras y mejorar la cultura de participación con todos los agentes educativos"

-¿Cuáles son los principales objetivos de vuestro programa para la Facultad?
-Uno de los principales objetivos es partir de una gestión guiada por cuatro principios básicos: la proactividad, la transparencia, la participación y la corresponsabilidad. El principio de proactividad es muy importante para que la información fluya desde el equipo decanal a los departamentos, al igual que el de transparencia con actuaciones del decanato que sean conocidas por todos los sectores de la Facultat. También la participación es importante, puesto que queremos organizar actividades que den siempre voz a todas las personas que integran la comunidad educativa. Y, por último, la corresponsabilidad tanto del alumnado, del PDI (Personal Docente e Investigador) y del personal de administración y servicios porque esta idea corresponde al lema que ya hemos comentado anteriormente de “Todos somos magisterio”. De esta forma, no solamente nosotros, sino todos, hemos de llevar a buen término esta formación de maestros y maestras y mejorar la cultura de participación con todos los agentes educativos. Además, estos principios se complementan con respeto, diálogo, apertura, ilusión, esfuerzo y disposición.

Ana Botella. Foto: KIKE TABERNER

-Lleva una semana como decana, ¿cómo se han llevado estos primeros días de gestión?
-Ahora sobre todo estamos redistribuyendo las funciones y estamos un poco estudiando la realidad que tenemos, dónde estamos, dónde queremos ir y cómo lo vamos a hacer. Además, ya nos están llegando algunas propuestas. Así pues, estamos un poco en ese periodo de cambio, donde el equipo se está adaptando y estamos organizando y distribuyendo roles y funciones. Pero bien, muchísimo trabajo esta semana y diría que aún nos queda tiempo de adaptación.

-De las propuestas que me comenta, ¿hay alguna que se repita más que otras?
-Sobre todo hay de organización de jornadas, congresos... Hay varias que estamos estudiando y algunas que hemos lanzado. Pero yo creo que lo que la gente demanda un poco más es difusión, participación, visibilidad y que en la Facultad, como lugar vivo que es, se puedan crear espacios de debate que también sirvan para visualizar lo que hacen los maestros y maestras en las aulas. Visibilizar e instrumentar el importante papel que tiene la Facultat en el contexto de la Universitat. Este lunes hemos tenido una reunión con la Fundación Voces que tiene mucho interés en que Magisterio sea sede del Festival para el Desarrollo Sostenible, un evento anual de referencia en España y Latinoamérica.

"Queremos que toda la información fluya, que se cree un ambiente de trabajo óptimo en el que se implique al alumnado, a través de todas las asociaciones que tienen, en los órganos de gestión que puedan"

-¿Cuáles van a ser los primeros proyectos en llevarse a cabo?
-Pues yo creo que ahora termina un curso muy difícil y es verdad que comienza ya a montarse el curso siguiente a nivel académico, pero realmente no tenemos algo que se vaya a organizar ya porque las condiciones sanitarias no lo permiten. No obstante, bote pronto te diría que queremos que toda la información fluya, que se cree un ambiente de trabajo óptimo en el que se implique al alumnado, a través de todas las asociaciones que tienen (como la Asamblea de Representantes), en los órganos de gestión que puedan. Además, hay un vicedecanato que es el de Relaciones Internacionales y Cooperación al Desarrollo que tiene muchas actividades como, por ejemplo, Motivem o Conéixer. Para nosotros es importante hacer del espacio de la Facultat un lugar con vida en consonancia con los estudios que en ella se desarrollan. También la visibilización de la Facultad, que salga del edificio y que haya una externalización, propuestas que yo llevaba en el programa de la candidatura, lo mismo que el Campus de Ontinyent, que también es Facultad, donde la idea es que parte del equipo decanal se traslade allí junto conmigo para tener reuniones tanto con el alumnado como con el profesorado y potenciar la participación de sus alumnos en los programas de movilidad, por ejemplo.

-Respecto a la participación del alumnado que comenta, ¿qué importancia tiene este aspecto y cómo se pretende mejorar a lo largo de los próximos cursos? 
-Es fundamental porque el potencial de esta Facultad en un porcentaje elevado es el alumnado y nosotros no estaríamos aquí si no estuvieran ellos. Por este motivo, es básico y fundamental que el alumnado se implique en la toma de decisiones; que construya la Facultad; que representen a todo el colectivo, por ejemplo, en la Comisión Académica de Títulos; y que el ADR funcione activamente. Hay que estrechar relaciones con el estudiantado, potenciarlas y motivar su participación a fin de formar maestros y maestras críticos porque, en el fondo, estamos enseñando a enseñar. Eso es lo más importante. Es decir, establecer un marco estable de relaciones con las y los estudiantes a través de las asociaciones y sus representantes e incentivar su participación en los órganos del Centro y en los procesos universitarios.

Ana Botella dentro de la Facultad de Magisterio. Foto: KIKE TABERNER

-¿Cómo valora el modelo híbrido de cara a la formación del alumnado? ¿Considera que ha llegado para quedarse?
-Es una organización que hemos cuidado muchísimo desde la Facultad, ya no solamente en las entradas escalonadas, sino también en las modificaciones de los horarios para que el alumnado no se aglomere en las puertas. Del mismo modo, hemos dividido los grupos en subgrupos de 20 a 25 personas y, aunque este modelo es una novedad para el profesorado que no está acostumbrado, la experiencia y todas las estadísticas que tenemos nos dicen que sí ha funcionado. Aquí me gustaría recalcar la actuación modélica de todos los agentes implicados en esta ordenación académica. No somos una universidad online ni lo pretendemos, yo creo que la grandeza de la Universitat de València, entre otras cosas, es la presencialidad y así seguiremos, pero ha sido interesante ver qué ha funcionado y qué no de este tipo de docencia. En ese sentido, quizá es un reto de cara al punto y seguido de esta pandemia el poder combinar cuando se pueda esa docencia presencial completa con algún tipo de docencia online. Yo no lo descarto, pero no quiero decir que lo vayamos a implementar. Me da la sensación de que seguro que en algunas reuniones y de forma ocasional se seguirá usando el modelo online de manera síncrona antes que el formato presencial. No lo sé, pero es interesante el poder combinar los dos estilos de enseñanza.

-En relación a las prácticas del alumnado, ¿se prevé realizar algunos cambios en el modelo de cara a los próximos cursos?
-Ahora mismo tenemos a los alumnos y alumnas de cuarto en colegios haciendo las prácticas y ya han terminado los estudiantes de Prácticas I. No ha habido ningún problema en ellas y no tenemos ninguna notificación, por lo que todo ha salido perfectamente. Hay que tener en cuenta que la vicedecana de Prácticas lleva apenas una semana en el cargo y estamos estudiando mejorar el modelo porque todo es mejorable. Dentro del vicedecanato, además, también se encuentra la coordinadora de prácticas y la coordinadora de TFG (Trabajo Final de Grado), quienes yo creo que son los tres pilares fundamentales junto con el personal de administración y servicios de esa comisión de prácticas que tiene que velar por el buen funcionamiento de estas. Lo que sí que vamos a crear son las prácticas extracurriculares y si podemos internacionalizarlas, tanto para el alumnado de grado como de máster, mucho mejor. También favorecer la puesta en marcha de actividades extracurriculares que apoyen al estudiante en su proceso de aprendizaje e impulsar su participación en programas de voluntariado universitario y en actividades deportivas, musicales y culturales.

-Tras la derogación de las órdenes que regulaban las titulaciones administrativas que facultaban tanto para la enseñanza en valenciano como en lenguas extranjeras, y entre las que se contaba el Certificado de Capacitación para la Enseñanza en Valenciano, la Facultad de Magisterio reclamó que se valorara la formación en valenciano de los grados. ¿Cómo se está trabajando para conseguirla?
-Lógicamente la Facultad de Magisterio apuesta totalmente por el plurilingüismo y es fundamental que los alumnos y alumnas consigan esta competencia lingüística al terminar tanto el grado en primaria como en infantil. El Vicerrectorado de Estudios y de Política Lingüística está muy implicado para que los estudiantes de esta Facultad adquieran esta competencia. Afortunadamente, ahora el estudiantado de cuarto, que termina en junio, no va a tener ningún problema y estamos intentando buscar soluciones desde todas las posiciones para que en los cursos venideros el alumnado pueda tener esta competencia simplemente terminando el grado y que no tengan que buscar el certificado del C1 de otra manera.

Ana Botella. Foto: KIKE TABERNER

-De manera genérica, ¿qué retos cree que debe afrontar la Facultad?
-Como comentaba anteriormente, la Facultad tiene que darse a conocer ya no solo a nivel de la comunidad, sino a nivel internacional y europeo, pues somos la tercera facultad más importante en número de alumnos de toda la Universidad. Hemos de mostrar que somos Magisterio y que tenemos una tarea muy importante: la de formar a maestros y maestras, lo cual se tiene que saber. Es importante la externalización, que la Facultad salga. Facilitar que la Facultat sea un referente de convivencia académica para la sociedad; un centro de debate plural y enriquecedor, crítico y constructivo, de generación de ideas y propuestas y de convivencia amable para todas las personas vinculadas a la misma: estudiantes, personal de administración y servicios, profesoras y profesores, escuela, empresas, instituciones y sociedad. Con todo, lo que buscamos realmente es trabajar por y para la educación, que es lo que siempre digo. Y, además, queremos lograr que la Facultat de Magisteri sea saludable, sostenible, inclusiva y responsable.

"La innovación es muy importante y la hemos incluido en un vicedecanato de cara a continuar creando esos espacios de debate y de reflexión"

-¿Cómo valora esta visibilidad que se busca de la Facultad dentro de los ámbitos de la investigación y de la innovación?
-Hemos creado un vicedecanato de Investigación y Estudios de Posgrado y yo creo que la Facultad tiene que visibilizarse y prestigiarse en todos los ámbitos científicos, universitarios y sociales. Esto tiene que ser visible, por lo que hay que trabajar en nuestra imagen para fortalecerla y, como decía, para que se dé a conocer no solamente en relación con la calidad de los grados y másteres que impartimos -que también-, sino fomentar un poco esa proyección de la Facultad como imagen. Entonces que se cree un vicedecanato de Investigación que esté en estrecha colaboración con el máster en Investigación en Didácticas Específicas que tenemos y con el doctorado en Didácticas Específicas me parece muy interesante, ya que también podemos implicar a todos los grupos de investigación que tenemos en la Facultad. Además, la innovación es muy importante y la hemos incluido en un vicedecanato de cara a continuar creando esos espacios de debate y de reflexión y fomentar los grupos de innovación que tenemos en la Facultad. Por supuesto, buscamos acoger cualquier tipo de propuesta que venga, participar activamente en actividades de aprendizaje y cooperación en innovación. Somos Magisterio, somos Facultad, somos vida y me parece muy importante lo que estamos haciendo en esta “casa”.

-De cara a los próximos años, ¿cómo ve que los graduados y graduadas van a encarar su futuro profesional?
-Eso es difícil dada la situación pandémica que tenemos. Yo creo que somos una Facultad que forma muy bien a los maestros y maestras. Y, bueno, el futuro de la sociedad está en manos de nuestros alumnos y alumnas en cierta manera y, aunque lo tienen difícil, es un reto que tienen por delante. Les enseñamos todo tipo de metodologías activas, participativas y vivenciadas. Además, ahora llevamos un año en esta situación online, que no es lo mismo que la enseñanza presencial, pero yo confío en que esta situación cambie y podamos volver todos a la normalidad y salgamos adelante.

-¿Qué consideras esencial para el buen funcionamiento del decanato?
-Yo creo que armonía, ganas de hacer las cosas, ilusión y esa proactividad que comentaba, que nos adelantemos un poco a las propuestas y a las necesidades que tengan tanto el profesorado como el alumnado y el personal de administración y servicios. Considero que somos un equipo decanal que está muy unido y cohesionado, lo que es fundamental. Tengo la firme convicción de que una Facultad así, encabezada por un decanato con tanta cohesión, puede alcanzar y hacer frente a todos los retos que seguro que se van a presentar en un futuro cercano. Hoy en día, está siendo complicado con las condiciones para hacer frente a la crisis sanitaria, pero la vuelta a la modalidad híbrida esta semana ha sido excelente y modélica, ya que no ha habido aglomeraciones en la entrada y las clases se han desarrollado con total normalidad. Así pues, yo destacaría el sentido de la responsabilidad y compromiso que tiene el decanato con la Facultad y la institución y con las personas que están en ella empezando por mí, que estoy totalmente comprometida con la educación y con lo que supone llevar el nombre de la Facultad que para mí es muy importante.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email