GRUPO PLAZA

ofendidita / OPINIÓN

Entrevista a la portavoz de Nazis, Pero No Mucho

Foto: EP/JORGE GIL
21/02/2021 - 

¡Buenos días una mañana más a Las Cosas Que de Verdad Importan, el programa matinal en el que les contamos sin tapujos las cosas que realmente les importan aunque ustedes no lo sepan! Soy Blanquita Blanqueadórez de Blanqueamiento y les invito a acompañarnos a lo largo de las próximas horas para conocer las claves de una jornada que viene cargadita de actualidad.

Empezamos con la polémica propuesta que han lanzado desde la agrupación Nazis, Pero No Mucho (NPNM): poner en marcha milicias vecinales para capturar a todos los inmigrantes que encuentren en cada barrio, cubrirlos de brea, emplumarlos y colgarlos en las plazas públicas tras un juicio sumario. Una iniciativa que no ha dejado indiferente a nadie.

Como saben nuestros telespectadores, en Las Cosas Que de Verdad Importan creemos que es importante escuchar todas las opiniones, pues para algo estamos en democracia. Por ello, tenemos con nosotros a la portavoz de Nazis, Pero No Mucho, influencer y coach motivacional, Purita Purítez.

— Buenos días, Purita. Sé que tu presencia aquí puede levantar ampollas, pero como periodista, creo que tenemos que estar comprometidos con la libertad de expresión.

— Muchas gracias a ti por invitarme y enhorabuena por tu programa y tu valentía. Antes que nada, quiero aprovechar este espacio para denunciar el silencio al que nos someten los medios de comunicación simplemente porque estamos desafiando los postulados de lo políticamente correcto. Como ya he comentado en el resto de entrevistas que me han hecho esta semana, resulta infame que nos intenten callar de esta manera y traten de impedir que lleguemos a todos esos españoles que piensan como nosotros.

Foto: EVA MÁÑEZ

— Entrando en materia, al conocer vuestra proposición de cazar y ahorcar inmigrantes han surgido algunas voces que os tildan de fascistas y racistas. ¿Qué opinas de ello?

— Me parecen unas acusaciones gravísimas que no pueden quedar impunes. Como portavoz de Nazis, Pero No Mucho, quiero dejar muy claro que ni yo ni ninguno de nuestros integrantes se siente representado por esas ideologías de las que me hablas. Nosotros lo que queremos es paz en las calles, orden en las calles y trabajos para todos los españoles de verdad. Igual que lo desean millones de nuestros compatriotas. ¿Cómo vamos a ser racistas o fascistas si tenemos un concejal que es un poco negro y otro cuyo bisabuelo estuvo afiliado a la CNT en los años 30?

—¿Y no crees que algunas personas consideran excesivo matar a gente por no tener los papeles en regla?

— Lo que es excesivo es la presión migratoria que está sufriendo España desde hace años. Ya no valen las medias tintas. Frente a una progrez buenista, optamos por la contundencia. La derechita cobarde piensa que es mejor encerrarlos en un CIE, pero eso supone un gasto tremendo de alimentación, agua y electricidad para las arcas públicas que creemos que debe ser empleado en cuestiones mucho más urgentes, como hacer homenajes a Mussolini.

— Entiendo. Según se comenta, vuestra aspiración es extender esta iniciativa a otros colectivos problemáticos, como los okupas, las feministas y la gente gay que dice en público que es gay en lugar de callarse como se ha hecho toda la vida…

Foto: EVA MÁÑEZ

— En Nazis, Pero No Mucho, somos ambiciosos y contamos con una batería de medidas que vamos a ir haciendo llegar a la sociedad poco a poco. Como dijo Walt Disney, si lo puedes soñar, lo puedes lograr. Sabemos que no estamos solos y que todavía tenemos margen para corregir esta sociedad degenerada y sin principio de la que se han apoderado los filocomunistas y el resto de enemigos de España.

— Sin duda, unas palabras controvertidas las tuyas que dan para mucho debate. Abrimos la tertulia ahora a nuestros colaboradores, Señoro Señórez y Moderno Modérnez, que seguro que están deseando hacerte muchas preguntas. Señórez, adelante.

— Antes que nada, quiero decir que te queda genial esa camisa azul, menudo estilazo. ¡Cómo se nota la percha!

— Muchas gracias, Señoro. Es una de las piezas vintage favoritas de mi armario, la heredé de mi abuela, una gran mujer.

— Podremos estar de acuerdo o no con las ideas que promulga, pero no se puede negar que Purita Purítez ha expuesto con solvencia sus planteamientos y que NPNM está poniendo sobre la mesa algunos temas sobre los que merece la pena detenerse. En cualquier caso, yo más que una pregunta tengo una reflexión…

— Disculpa, Señoro, pero tenemos que hacer una pausa. Me avisan desde control de una última hora: ¡está ardiendo un contendor en una calle! Al parecer, en una protesta por algo que no tenemos muy claro qué es y que tampoco nos importa demasiado, unos vándalos le han prendido fuego a un contenedor de basura orgánica. Por suerte, la policía ha respondido a tiempo y ha cargado contra los manifestantes hasta conseguir neutralizarlos. Hay 354 heridos, varios de ellos con lesiones graves. Qué horror, ¿verdad, Moderno Modérnez?

— Efectivamente. Desde aquí, toda mi solidaridad hacia el Gremio de Mobiliario Urbano y sus familias. Me consta que las papeleras y las marquesinas de autobús están pasando momentos muy duros. Es un deber de todos los demócratas condenar esos ataques. Por otra parte, quiero recordar a esos manifestantes que si se hubieran quedado tranquilitos en su casa haciéndose un gin-tonic y escuchando Spotify, no les habría pasado nada.

Foto: EVA MÁÑEZ

— Señoro, tú un día corriste delante de los grises, ¿qué puedes contarnos sobre estos disturbios que estamos viendo hoy?

— Es indignante, Blanquita. Nunca, jamás, en la historia de la humanidad se ha producido violencia en una protesta ciudadana. Esta deriva de agresividad que estamos viviendo en las calles es muy preocupante, unas nuevas muestra de que los jóvenes actuales son una panda de indocumentados. La culpa de todo es de los videojuegos, que les meten ideas violentas en la cabeza.

— Siempre certero, Señoro. Debemos dar paso a publicidad, pero no se muevan de la pantalla. Volvemos en seguida con un testimonio desgarrador: la madre de un contenedor de vidrio colocado en las inmediaciones de la manifestación nos cuenta lo mal que lo está pasando su hijo. En nuestra sección sobre la Corona hablaremos sobre si su Majestad el Rey Felipe V es maravilloso o muy maravilloso. Y, además, nuestros analistas políticos abordarán los preocupantes sondeos que indican un aumento del 80% de apoyo al fascismo entre la población española. ¿Cómo ha podido suceder esto? No tenemos ni la más remota idea. Luego les enseñaremos cómo preparar un estofado de ternera. Nos vemos en unos minutos.

Noticias relacionadas

Foto: A. MARTÍNEZ VÉLEZ/EP
Foto: A. MARTÍNEZ VÉLEZ/EP
la nave de los locos

La derechina patina

Son incorregibles, como dijo Borges de los peronistas. Las derechas españolas andan de nuevo a la gresca. La culpa del último desencuentro la tiene la derechina de Casado, crecida con las últimas encuestas. Pero aún queda mucho partido. El PP, le guste o no, necesita a Vox para gobernar los restos de España

XEITO I ESPENTA

Entre Waterloo y Salamanca

No es una ruta vacacional como la que muchos de ustedes empiezan ahora. La cumbre autonómica puede ser una foto o el inicio de algo. La mayoría de los comparecientes no se fían. No va Cataluña y el País Vasco acude tras haber conseguido unas cuantas bagatelas. Mientras Sánchez celebra su gestión de la pandemia y la recuperación económica.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email