GRUPO PLAZA

Epsar apuesta por la mejora de la calidad del agua y la gestión de los recursos hídricos

18/11/2021 - 

VALÈNCIA (VP). La Entitat de Sanejament d’Aigües (Epsar), está trabajando en la ejecución y mejora de cuatro estaciones depuradoras de aguas residuales urbanas: Bétera, Villena, Cheste-Chiva y Almoradí. Unos proyectos que cuentan con la financiación de la Unión Europea y la Generalitat Valenciana dentro del Programa Operativo del Feder de la Comunidad Valenciana 2014-2020. El objetivo perseguido con estas actuaciones es mejorar el estado de las aguas y la gestión de los recursos hídricos. Además, estás instalaciones están dotadas de la última tecnología.

Así, la Estación Depuradora de Agua Residuales (Edar) de Bétera ha ampliado en un 145% su capacidad tras finalizar las obras de ampliación, que se han diseñado para tratar un caudal de 5.875 m³/día y permitirá dar servicio a una población de 29.800 personas. La ampliación supone la construcción de un nuevo edificio pretratamiento, un tanque de homogeneización, un edificio de soplantes, un reactor biológico, un decantador secundario, una caseta de agua tratada, una arqueta caudalímetro de salida, bombeo de fangos, tolvas de fangos deshidratados y un espesador de fangos, además de la adecuación del entorno en viales y jardinería. Las obras, que finalizaron en noviembre de 2019, contaban con un presupuesto de 7,5 millones de euros.

Edar Villena.

Por lo que respecta a la estación depuradora de Villena, las obras finalizaron a principios de este mes de noviembre. Ha sido una actuación de 8,75 millones de euros que mejorará el saneamiento de aguas de Villena, Beneixama, Camp de Mirra y Canyada, dando servicio a 58.000 habitantes. La reforma integral, iniciada en junio de 2019, convierte a la estación depuradora (Edar) de Villena en una de las más innovadoras de la provincia de Alicante con un potencial de recuperación de 10.000 metros cúbicos diarios de agua de calidad para el uso agrícola. La renovación se ha producido, además, sin que en ningún momento haya cesado la actividad de las anteriores instalaciones.

Por su parte, la reforma de la Edar de Cheste- Chiva, supondrá un avance considerable en cuanto a la depuración de vertidos y aguas residuales. Se mejorará el servicio y además el agua depurada podrá destinarse a la agricultura en ambos municipios. Concretamente, la construcción de la nueva depuradora pondrá a disposición de los agricultores un volumen total de agua regenerada de 1,6 hectómetros cúbicos por año, y tendrá una inversión de 18,21 millones de euros.

Edar Cheste-Chiva.

Y la población de la cuenca del Segura se va a ver beneficiada con la construcción de la nueva nueva Estación Depuradora de Agua Residuales de Almoradí, dotada de tratamiento biológico con eliminación de nutrientes y tratamiento terciario, que permitirá que parte del agua depurada se utilice para riego de jardines, así como baldeo de viales, uso industrial, etc. La nueva Edar, que contará con una superficie de 55.000 metros cuadrados y con un presupuesto de 20 millones de euros, sustituirá a las dos actuales, la del Bañet y la del Saladar, ya que tendrá un caudal de 5.000 m3/día y una reserva para futuras ampliaciones de hasta 10.000m3/día.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email