GRUPO PLAZA

OPINIÓN

Las innovaciones chinas en salud afectarán a la economía mundial

El sector sanitario nunca en su historia había experimentado un despliegue de recursos como el de los últimos 15 meses, sin duda como respuesta a la covid-19

17/06/2021 - 

MADRID. El sector salud ha subido muchos puestos como uno de los más importantes a nivel global. Ha ocurrido para el subsector de dispositivos y equipamiento médico y también para el de las vacunas. Nunca en la historia el sector sanitario había experimentado un despliegue de recursos como el de los últimos 15 meses. Sin duda, uno de los grandes descubrimientos ha sido como ha funcionado y las perspectivas que tiene el sector salud chino. El país ha controlado aparentemente el virus mejor que la mayoría, pero además las reformas de su sistema de salud que se hicieron en los últimos años han impulsado el desarrollo de sus medicamentos y su investigación.

En opinión de Invesco, el sistema sanitario chino destaca sobre todo por su investigación y desarrollo y sus iniciativas para estimular la innovación. En el campo de la biotecnología, por ejemplo, las compañías chinas son capaces de alcanzar el nivel de innovación exigido por los organismos reguladores globales de EE UU y también europeos. Esto hace que los medicamentos que sacan al mercado obtengan la aprobación de las agencias del medicamento extranjeras. La previsión de Invesco de que el sector salud chino se vea impulsado por las reformas durante los próximos diez años. Por eso, como inversores a largo plazo este mercado nos genera entusiasmo.

Hace seis años, el Ejecutivo chino hizo una serie de cambios de relevancia en su antigua Administración de Alimentos y Medicamentos. El objetivo era que fuera tan eficiente y de alta calidad como otras homólogas mundiales como la FDA en Estados Unidos o la EMA en la Unión Europea. Pekín dio un paso más en el año 2017 al convertirse en miembro de la ICH, que es un consorcio mundial de autoridades reguladoras de diez países. Nuestros analistas creen que esta medida puede representar para el sector sanitario chino lo que supuso para la industria manufacturera la entrada de China en la Organización Mundial del Comercio en 2001. Una revolución.

Otro movimiento de importancia fue suprimir la exigencia que antes hacía China a las empresas dispuestas a innovar en fármacos para que tuvieran una planta de fabricación propia en el país. Además, en los últimos tres o cuatro años, en China se han fundado y ampliado más de 50 compañías de este tipo. Estas biotecnológicas, a su vez, proporcionan una fuerte demanda de socios para subcontratar su I+D. Gracias a estos cambios estructurales y a los avances científicos, China cuenta con una amplia comunidad de profesionales e inversiones privadas en salud, que han dado lugar a una gran cantidad de empresas de biotecnología de alta calidad.


Históricamente, el mercado sanitario chino se caracteriza por tener un gran número de pacientes y escasez de tratamientos. Por poner un ejemplo, un 84% de los pacientes diagnosticados de cáncer de esófago proceden de China, lo mismo pasa con el 66% de los pacientes con cáncer gástrico y hasta un 36% de los que se les diagnostica cáncer de pulmón. Por su parte, se calcula que los tratamientos convencionales, como los de anticuerpos monoclonales contra el cáncer, se prescribieron a menos del 15% de los pacientes chinos elegibles en 2019⁴.

El Gobierno chino quiere cambiar esto y mejorar la accesibilidad de los pacientes. Pero esto no significa necesariamente que todas las empresas farmacéuticas del mercado, que incluyen a las grandes empresas farmacéuticas tradicionales (en su mayoría con negocios de genéricos) y a las biotecnológicas más novedosas, vayan a tener éxito. El sistema de salud chino se centra sobre todo en contener el gasto general en sanidad a la vez que paga más por los nuevos fármacos con más eficacia.

Papel relevante

En nuestra gestora creemos que las biotecnológicas están en un buen posicionamiento para crecer en este entorno de mercado. Las medidas estatales que tienen como objetivo ajustar el gasto han provocado una caída en los precios de los genéricos con patentes caducadas y una reducción del volumen de los medicamentos que tienen una eficacia limitada. Para China, estas dos categorías son las principales fuentes de ingresos para susgrandes farmacéuticas tradicionales. Por lo tanto, las 'big pharma' chinas tienen delante de sí una enorme presión en su actividad actual y un gran número de ellas integran el índice MSCI Emerging Markets.

En conclusión, las empresas biotecnológicas chinas y sus subcontratas de I+D van a tener un papel cada vez más importante a nivel mundial. Ya hoy en día son capaces de alcanzar el nivel de innovación establecido por los organismos reguladores mundiales, como la FDA estadounidense y la Agencia Europea del Medicamento, y esto va a hacer posible que más fármacos sigan obteniendo aprobaciones en el extranjero y por lo tanto puedan potencialmente multiplicar sus fuentes de ingresos.

Puede leer más artículos sobre China y los mercados emergentes en este link de Invesco

Íñigo Escudero es director de Invesco para Iberia, LatAm, US Offshore e Israel

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email