Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El presidente de Ivefa Asegura que no es momento de subir impuestos y carga contra la propuesta de compromís

La empresa familiar 'aparca' por el virus su petición al Consell de bonificarles al 99% Sucesiones

16/10/2020 - 

VALÈNCIA. La bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) del 95% al 99% para todas las empresas familiares de la Comunitat Valenciana ha sido una de las principales reivindicaciones que ha abanderado el Instituto Valenciano para el Estudio de la Empresa Familiar (Ivefa) a lo largo de estos años. Una exigencia de rebajar la carga impositiva para la gran mayoría de empresas valencianas en aras de armonizarse con otras autonomías en las que la carga es menor. No obstante, por el momento, esa petición a la Administración valenciana se 'aparca' ante la pandemia provocada por el coronavirus. 

"Es una reivindicación de Ivefa y de las empresas familiares, pero es evidente que en esta situación que tenemos algunas reivindicaciones pierden su importancia directa, porque hay otras cosas que son más importantes", aseguraba este jueves el presidente de la asociación, Francisco Vallejo, quien puntualizó que, frente a años anteriores, en este ejercicio no han reiterado su petición a la Generalitat Valenciana de cara a los presupuestos de 2021, que en estos momentos se negocian entre los socios del Botànic.

Ya en las pasadas cuentas, el Botànic incluyó una enmienda que recogía la bonificación para aquellas empresas con menos de 10 millones de cifra de negocio y que ya disfrutaban de la bonificación del 95%. Lo hacía con una petición de modificación del artículo 10 -Reducciones en transmisiones mortis causa-, y del artículo 10 bis -Reducciones en transmisiones inter vivos-. Una rebaja que sabía a poco para el empresariado valenciano, tras la promesa del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, de bonificar al 99% impuesto de sucesiones y donaciones para todas empresas familiares. Una promesa que quedó descafeinada.

Y es que, el jefe del Consell, en el discurso de clausura de la asamblea de Ivefa del pasado año, se comprometió con estos empresarios a cumplir su petición. "Yo siempre cumplo con mis compromisos y espero que en los Presupuestos del año que viene podamos cumplirlo", aseguró. De hecho, en el cóctel posterior a esta cita, a preguntas de Valencia Plaza, señaló que su intención era proponer su inclusión en la ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2020, para que entrara en vigor en enero de este mismo año. Pero, finalmente, se quedó a medias.

En el actual contexto de pandemia, los empresarios han preferido no sacar a la palestra su exigencia, aunque sigue como una de sus claras reclamaciones a la Administración autonómica. "Nuestra reivindicación se mantiene y esperamos en que algún día el 'president' cumpla, pero ahora hay otras cosas más importantes", indicó Vallejo a los medios de comunicación tras la asamblea de Ivefa en la que se renovó a su junta directiva. "Confío en que tarde o temprano se armonicen los impuestos. Tenemos diferentes tipos impositivos en distintas autonomías y eso no tiene mucho sentido. Un empresario en Murcia tiene mejoras que no tiene en Valencia", recalcó. Por tanto, espera que una vez pase la tormenta de la pandemia, Puig "cumpla su promesa".

De hecho, a este respecto, Salvador Navarro y José Vicente Morata defendieron también que las cuestiones impositivas para las empresas familiares tengan un "carácter específico" como pide Ivefa y que haya mayores beneficios fiscales para estas compañías, que suponen la mayor parte del tejido empresarial valenciano.

"No es el momento de nuevas cargas impositivas"

Eso sí, Vallejo dejó bien claro que en la actual coyuntura económica no es el mejor momento de subir impuestos. En este sentido, cargo contra la batería de nuevos impuestos que propone Compromís. "En esta situación en la que las empresas lo estamos pasando mal, no es el momento de tocar impuestos al alza. Al contrario, lo que tendríamos que hacer en determinados sectores como turismo o comercio hacer mejoras en el IVA para favorecer el consumo", defendió para considerar que el jefe del Consell tampoco piensa que sea momento de introducir la reforma tributaria que plantea Compromís.

La cita, que se celebró en la Alqueria del Basket, y que contó con la asistencia del presidente de la CEV, Salvador Navarro, y el presidente de Cámara Valencia, José Vicente Morata; la secretaria autonómica de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Consumo, Rebeca Torró; y las intervenciones virtuales del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig; del presidente de la CEOE, Antonio Garamendi; y el presidente de Cámara España, José Luis Bonet.

Certidumbre y confianza

En su discurso, Vallejo apeló a la "moderación y el acuerdo" y se dirigió a los dirigentes políticos para pedirles "que se centren en los que de verdad es importante, generando certidumbre y confianza" y dejando a un lado "las luchas de partidos y entre administraciones". En este sentido, reclamó un "diálogo permanente" entre empresarios y administraciones, a las que reclamó apoyo a la empresa familiar, que en la Comunitat Valenciana representa más del 90% del tejido productivo y cerca del 85% del empleo.

Un año más, Ivefa quiso ser la voz de las grandes reivindicaciones de la Comunitat Valenciana y, en este sentido, se refirió a la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana y a la "falta de apoyo" a las infraestructuras básicas como el Corredor Mediterráneo o la conexión con el Corredor Cantábrico. "Me parece fundamental completar un España radial con un país donde la periferia tenga mas protagonismo y, por ende, mas recursos", enfatizó.

Por otro lado, Garamendi se refirió a la empresa familiar como "el armazón real de la economía española y uno de sus puntos fuertes" y, por ello, señaló que "hay que tenerla muy presente y muy en cuenta y tiene que tener un apoyo muy especial", mientras que el presidente de Cámara España, José Luis Bonet, puso en valor la gran capacidad de resistencia de las empresas a las que animó a no perder fuerzas y decaer. 

En la mesa redonda celebrada bajo el título 'La Empresa Familiar, eje económico post Covid', Salvador Navarro pidió al Gobierno central que atendiera más a los empresarios antes de tomar decisiones y consideró que "falta más diálogo". Pero, además, pidió a las administraciones que trabajen para "generar certidumbre" y "agilidad y eficiencia en la gestión", en especial cuando lleguen los fondos europeos. Para salir de la crisis, Navarro instó a mejorar el modelo productivo hacia uno modelo más industrial. Su receta: innovación, ganar dimensión e industrialización para ser más competitivos. 

Por su parte, José Vicente Morata, apeló al empresariado de la Comunitat Valenciana para que "no se vendan las empresas" a los que animó a "aguantar" para que "la propiedad siga siendo valenciana". En todo caso, reclamó ayudas efectivas y reducir trabas administrativas. "Tenemos que tener capacidad de generar inversión. Es inconcebible que a la velocidad que va el mundo tengamos tiempos de otros siglos", incidió.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email