GRUPO PLAZA

LA empresa trabaja con productores locales y con nutricionistas para elaborar los platos

Lalola Urban Food: el 'delivery' de comida 100% valenciana en táperes semanales

24/01/2021 - 

VALÈNCIA. El reparto de comida a domicilio o delivery –como se le suele llamar- es un servicio que no deja de desarrollarse y ampliarse en los comercios de restauración. Tanto es así, que se busca innovar dentro de este concepto para poder ofrecer al cliente una mayor variedad de elección y calidad gastronómica. Con esta premisa, el valenciano Fernando Mouriño decidió constituir hace aproximadamente un año una empresa de delivery programado de venta online de comida “saludable, variada y honesta” bajo el nombre de Lalola Urban Food, tal y como explica el CEO a Valencia Plaza.

En concreto, la idea surgió tras asistir a una feria en Londres donde el empresario, junto a su socio Paco Dolz, vio el tema del take away y el delivery enfocado a los alimentos. Provenientes ambos del sector del control alimenticio desde hace 18 años, observaron al regresar a España que había un hueco en el mercado para este concepto al no haber tanta oferta y comprobar que en el resto de Europa se estaba implantando a mucha velocidad. De esta forma, decidieron poner en marcha Lalola Urban Food hace tres meses con la ventaja de contar con el conocimiento de todos los procesos de producción derivado de su experiencia.

Así pues, la empresa valenciana ofrece una venta de platos caseros a través de internet con su respectivo reparto a domicilio a nivel autonómico. Unos platos que se encuentran divididos en tres líneas a fin de ofrecer una mayor variedad al cliente acorde con sus necesidades: la línea de urban food, donde se pueden encontrar boles asiáticos y sopas, entre otras comidas; la línea de sport food, elaborada junto a un nutricionista a fin de que los deportistas puedan seguir su rutina saludable, y la línea de business food, en la que las empresas pueden ofrecer a sus empleados la opción de un menú equilibrado semanal.

Plato de LaLola Urban Food. Foto: MARGA FERRER

Como comenta Mouriño, todos los platos están elaborados por dos cocineros y un ayudante con ingredientes frescos provenientes -sin conservantes ni aditivos- de productores valencianos porque conoce “cómo trabajan, cómo producen y cómo cuidan el producto y las normativas”. Además, al trabajar bajo stock únicamente se solicitan los productos en función a los pedidos que se reciben, de modo que se comienza a producir lo que se entrega al día siguiente con objeto de “trabajar con los ingredientes más frescos posibles”.

Asimismo, cada barqueta de comida cuenta con una etiqueta en la que se detalla el modo de empleo y conservación junto a la fecha de caducidad, que suele ser catorce días después de su entrega. Estos mismos recipientes se encuentran hechos de polipropileno, mientras que con las cajas de reparto se trabaja con material compostable. Según el empresario, se emplea el polipropileno al ser “el material más seguro que hay para los alimentos y que es reciclable”.

Después, el periodo semanal para que el cliente pueda solicitar los menús se abre los miércoles y se cierra los martes. De esta forma, los pedidos realizados durante ese periodo se recibirán el lunes siguiente en Valencia capital y área metropolitana, o el martes para el resto de la Comunidad Valenciana. El pedido mínimo es de 25 euros y los precios de los platos oscilan entre los 4 y los 7,5 euros aproximadamente.

Cocina de LaLola Urban Food. Foto: MARGA FERRER

Mouriño detalla que de momento los platos se van cambiando cada semana en la línea de urban food manteniendo una línea equilibrada, a la vez que los que cuentan con un mayor éxito -como los yakisoba y en general casi todos los boles- se van quedando. En la línea de sport food, por el contrario, los platos son más estables porque están desarrollados por un nutricionista y entre ellos se puede encontrar la lubina al horno con jamón curado y nueces o el arroz integral con tofu y verduras con crema de miso.

En lo que respecta al reparto de los platos, este se realiza con una empresa externa de logística de frío. Sin embargo, se está trabajando para que este pueda efectuarse en triciclos por la zona de Valencia capital, del mismo modo que se está comenzando a incorporar vehículos de gas licuado. A la semana, Lalola Urban Food puede contar con aproximadamente unos sesenta pedidos.

Barritas energéticas y zumos para el nuevo año

De cara al nuevo año y en base al pequeño crecimiento que está experimentando la empresa, el empresario busca desarrollar nuevos productos como yogures, los cuales serán mezclados con una base de verdura y frutas. También se encuentran desarrollando barritas energéticas y zumos ecológicos, y en breve contarán con un certificado ecológico. Asimismo, buscan enfocar platos para los teletrabajadores a fin de ahorrarles tiempo.

Fernando Mouriño, CEO de LaLola Urban Food. Foto: MARGA FERRER

En cuanto al feedback del cliente, Mouriño destaca que la respuesta es “estupenda” y resalta la importancia de que el cliente pueda comunicarse directamente con ellos a fin de conocer sus opiniones respecto a los platos. “En la venta online vimos que existía esa carencia de no saber quién está detrás del producto y para mí era importante tener una relación con el cliente y tener una consulta de los platos con el nutricionista”, subraya el CEO. A su vez, también destaca los acuerdos que tienen con deportistas y gimnasios, los cuales usan como punto de venta o de recogida.

Con todo, el empresario busca hacer ver que el delivery no solo consiste en comida rápida, sino que también puede ofrecer platos de calidad donde se pueda comer bien y de manera sana. “A la gente le diría que pruebe y que experimente, ya que con el delivery puedes comer bien al apostar por lo saludable. Además, con este servicio ya no hay que ocuparse de crearse los táperes”, concluye Mouriño.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email