GRUPO PLAZA

Análisis VP

Cambio de ciclo: el PP de Mazón irrumpe en los actos de la plataforma Per un Finançament Just

Foto: EDUARDO MANZANA
15/06/2021 - 

VALÈNCIA. La plataforma Per un Finançament Just exigirá este martes en Madrid la reforma del modelo de financiación autonómico, caducado desde 2014, antes de que finalice el año. Una cita en la que representantes de esta comisión se reunirán con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y realizarán además un acto simbólico a las puertas del Congreso de los Diputados. 

Una acción similar a la que tuvo lugar en 2018, pero con un cambio sustancial respecto a entonces: el Partido Popular de la Comunitat Valenciana sí participará en él. Al menos, su futuro presidente Carlos Mazón no faltará a la foto de familia reivindicativa a las puertas de la Cámara Baja en la que hace tres años no pudo verse a nadie del PP. No acudirá solo, pues también le acompañará la actual síndica de los populares en Les Corts Valencianes, Eva Ortiz, pero sin lugar a dudas el hecho resulta especialmente significativo por el cambio de talante y estrategia que supone para el partido y que coincide ahora con la renovación de la dirección regional. 

Es la primera ocasión en la que el PPCV desea participar en un acto organizado por la plataforma. La nueva cúpula autonómica de los populares es consciente de la importancia que tiene ganar visibilidad en la defensa de los principales problemas de la agenda valenciana. No en vano, Mazón trata de ganar presencia en la calle en cuestiones clave para la Comunitat Valenciana y en las que no puede obtener visibilidad en el Parlamento valenciano porque no es diputado en Les Corts en esta legislatura. 

De hecho, cabe recordar que el futuro presidente del PPCV fue uno de los que acudió a la manifestación en Madrid para defender el trasvase Tajo-Segura y desde hace semanas trata de sacar la acción política de los debates parlamentarios para poder formar parte de ellos. Una cuestión de la que es consciente el PSPV, donde ya lo ven como un rival a batir y al que mencionan en intervenciones en la tribuna del hemiciclo de Les Corts cada vez que tienen ocasión para cuestionar su gestión en la Diputación de Alicante. 

Mazón en una manifestación por el Tajo-Segura. Foto: VP

Con todo, Mazón no quiere borrarse ni del debate del agua -que recuerda a la línea de oposición del PP de Eduardo Zaplana en los años 90 en la denominada "guerra del agua"-, ni de la reivindicación de una financiación justa. Y el cambio en la predisposición a participar en estos actos de protesta son una clara muestra de ello que, además, rompe con la estrategia marcada por su predecesora, Isabel Bonig

Durante su mandato, la exlíder de los populares rehusó participar en la manifestación convocada por los sindicatos CCOO, UGT y la patronal autonómica CEV l 18 de noviembre de 2017 para reclamar al Gobierno central que entonces presidía Mariano Rajoy un cambio urgente del modelo de financiación autonómica que acabara con el agravio que supone para la Comunitat Valenciana ser la peor financiada de España. Nadie del Partido Popular acudió junto a los sindicatos, la patronal y diputados de PSPV, Compromís y Podemos al Ministerio de Hacienda que entonces dirigía Cristóbal Montoro a reclamar una quita de la deuda y la celebración del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF).

Con el cambio de morador en Moncloa tras la moción de censura de Sánchez a Rajoy, tampoco el PPCV quiso virar en su planteamiento. Ni siquiera a pesar de que Pedro Sánchez sería un interlocutor más cómodo al que exigirle con mayor vehemencia la reforma del sistema, o de que Ciudadanos decidiera entonces pasar a ser integrante de la Plataforma Per un Finançament Just con un ojo puesto en las elecciones autonómicas. Su diputado nacional y más tarde candidato a la Generalitat, Toni Cantóirrumpió en los actos de esta comisión siete meses antes de que se adelantaran las elecciones para ganar visibilidad como ahora lo hace Mazón. Y con ello, los populares se quedaron solos. El PP fue el único partido que quedó fuera de esta plataforma de la que a día de hoy sigue sin formar parte, si bien no descartan que la dirección nueva decida ahora integrarse en ella. 

Los representantes de la CEV, Salvador Navarro y Perfecto Palacio, con Carlos Mazón

Desde entonces, aunque la actividad de la plataforma se ha visto mermada, tampoco el partido de la gaviota ha querido participar en la agenda de la plataforma: no buscaron alianzas con Murcia y Andalucía después de que se sellara con Baleares, ni participaron en las lecturas de manifiestos a las puertas de los ayuntamientos en el aniversario de la manifestación, ni tampoco formaron parte de la "cadena humana" que hace un par de años hicieron representantes de la Plataforma que cubría el tramo comprendido entre las puertas de la Delegación de Gobierno y las Torres de Serrano.  

Mejorar la relación con la CEV

La asistencia de Mazón a las puertas del Congreso de los Diputados para reclamar una financiación justa, no solo es significativa por la visibilidad que ganará su partido en esta cuestión, sino que también lo es por el cambio de talante con los empresarios que lleva implícito este movimiento. Durante el liderazgo de Bonig, la relación del Partido Popular en la Comunitat con la CEV se resintió de manera significativa. 

De hecho, el grupo parlamentario incluso llegó a presentar enmiendas a los Presupuestos de la Generalitat de 2018 para evitar que tanto los sindicatos como la patronal recibieran ayudas directas por parte de Presidencia de la Generalitat. La petición de que estas se repartieran por concurrencia competitiva y no mediante líneas nominativas fue un punto de inflexión en la relación entre ambas partes y muchas voces a nivel interno en el PPCV lo consideraron un error por parte de la dirigente. 

La crisis solo fue a peor cuando un año más tarde, el PPCV volvió a plantear la misma enmienda para eliminar la asignación directa a la CEV, CCOO y UGT. Precisamente, los dos sindicatos y la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) que preside Salvador Navarro eran los que habían constituido la Plataforma Per un Finançament Just y habían encabezado la marcha que reclamaba a Rajoy una reforma del sistema. La maniobra de Mazón ahora, por tanto, no pasa desapercibida por las implicaciones que tiene en ambas cuestiones: visibilidad y mejora de la conexión con los empresarios. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email