GRUPO PLAZA

la principal consultora del sector pierde un 80% de su negocio en 2020

La pandemia corta en seco la inversión rusa en vivienda en la Costa Blanca

13/12/2021 - 

ALICANTE. El mercado ruso venía siendo en los últimos años uno de los más interesantes para los promotores alicantinos especializados en segundas residencias para extranjeros. No por su volumen agregado, lejos de otros como Reino Unido o el Benelux, sino porque el inversor ruso suele adquirir viviendas de lujo con precios muy por encima de la media. 

Sin embargo, la irrupción de la pandemia del coronavirus en 2020 frenó en seco la trayectoria ascendente. Rusia es uno de los países desde donde más complicado ha sido volar a España en los últimos meses, incluso en las temporadas de baja incidencia del virus y relajación de restricciones. Y la contraparte del negocio, los consultores asentados en Alicante especializados en traer compradores, lo ha notado.

El mejor ejemplo es Orion Tour, una empresa a la que le bastaba una pequeña oficina en el centro de negocios Business World Alicante (hoy, Regus) en el puerto para funcionar con dos empleados, y que en 2020 vio cómo se esfumaba el 80% de su volumen de negocio. De facturar 95 millones un año antes a apenas 18 millones el año de la pandemia. No en vano, el negocio de Orion Tour es traer a Alicante a inversores rusos interesados en adquirir propiedades y organizarles un tour para conocer la oferta.

El negocio de Orion Tour, que cobra por organizar el viaje del inversor desde Rusia hasta Alicante, gestionar el alojamiento, los desplazamientos a las viviendas en venta y ponerlo en contacto con el vendedor, mantenía la misma senda ascendente que el interés de los inversores rusos por el ladrillo alicantino. En 2019 su facturación aumentó un 18%, antes de que la pandemia acabase con su modelo de negocio.

La consultora ofrece dos posibles paquetes. Uno eminentemente profesional, de menor duración, en el que la mayor parte del tiempo se dedica a visitar propiedades potencialmente adquiribles. Y un segundo que combina el negocio con el turismo, pues además de dedicar varias jornadas a conocer el producto y cerrar tratos, reserva varios días más para que el inversor se dedique a disfrutar de las playas y la oferta turística de la provincia.

Antes de que estallase la pandemia, el mercado eslavo suponía aproximadamente un 15% de los compradores extranjeros de vivienda en la Costa Blanca, fundamentalmente en localidades como Torrevieja, Altea, Calp o Xàbia. Uno de los principales atractivos de este mercado para los promotores es que suelen optar a viviendas de lujo, en no pocas ocasiones para conseguir la golden visa, lo que implica un desembolso de al menos 500.000 euros. Desde el inicio de la pandemia, Rusia es uno de los países donde más cuesta volar hacia España, aunque algunas operaciones se han mantenido de forma telemática, según fuentes del sector.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme