GRUPO PLAZA

Comienza este martes y las sesiones están previstas hasta el próximo diciembre 

Parra, Izquierdo y los Calabuig se enfrentan a cuatro años de prisión en el juicio de Costa Bellver

Foto: EDUARDO PARRA/EP
1/11/2021 - 

VALÈNCIA. Los exdirectivos del Banco de Valencia y de Bancaja Domingo Parra y Aurelio Izquierdo se sentarán a partir de este martes 2 de noviembre en el banquillo junto a los hermanos Calabuig Gimeno, propietarios del grupo Global Omnium –constituido a partir de Aguas de Valencia –, por el caso Costa Bellver. La Audiencia Nacional los juzgará a lo largo de más de 15 sesiones hasta diciembre por un presunto delito de administración desleal en la operación inmobiliaria en este paraje de Oropesa del Mar. La Fiscalía pide para todos ellos cuatro años de prisión

En aquel momento, 2009, Parra habría actuado como consejero delegado del Banco de Valencia y, a su vez, como consejero de la sociedad de cartera Inversiones Financieras Agval, propietaria de la mayoría accionarial de Aguas de Valencia. Agval estaba participada al 50% por Banco de Valencia y los Calabuig. 

La Fiscalía Anticorrupción relató en su escrito de acusación que Parra, junto a los hermanos Calabuig representados en Agval, incumplieron las normas básicas de actuación bancaria "de forma consciente y deliberada" con la compra de unas acciones de la empresa Costa Bellver. Una operación realizada en marzo de 2009 a través del Consejo de Administración de Agval "sin que conste que fuera supervisada por ningún otro órgano bancario". 

Ésta, de acuerdo con el Ministerio Público, se llevó a cabo posteriormente en dos tramos superando el límite acordado y con un valor muy por encima del precio real de mercado "sin que conste una causa que justificara el incremento económico". 

 Terrenos de Costa Bellver, en Oropesa del Mar. Foto: VP

"Una operación que fue aceptada por el Consejo de Administración de Agval a pesar de que existía un conflicto de intereses entre una de las titulares de la sociedad, Fucsa, perteneciente a los hermanos Calabuig, y Costa Bellver, perteneciente en gran parte a los mismos", sostiene la Fiscalía. Con ello, prosigue, se benefició de forma fraudulenta a la vendedora al transmitirse acciones a Agval por un precio de 84.088 euros por acción, cuando los vendedores las habían adquirido unos tres meses antes por un valor medio de 30.664 euros. 

Con ello "se beneficiaron de forma injustificada los hermanos Calabuig y la empresa Fusca, ocasionando un perjuicio económico a Agval y a Banco de Valencia cuantificado en 5.494.291 euros", señala Anticorrupción. 

La compra por Bancaja

Días después de la operación con Agval, Bancaja Habitat compró otro paquete accionarial de Costa Bellver a un precio muy superior al pagado por sus acciones poco antes. Bancaja Habitat llegó a ostentar el 46,4% de dicha empresa pagando un 195% más del valor pagado por Fucsa y los Calabuig dos meses antes, "sin que se haya acreditado una causa que justificara ese aumento del precio de la acción". Motivo por el que, incide Anticorrupción, de igual forma actuó Aurelio Izquierdo como directivo de Bancaja al intervenir, ordenar y permitirlo. 

La Fiscalía considera, por todos estos motivos, a Parra e Izquierdo autores de un delito de administración desleal y a los hermanos Calabuig como cooperadores necesarios. 

El juicio llega casi diez años después de que la Asociación de Pequeños Accionistas del Banco de Valencia (Apabankval) presentara, en febrero de 2012, una querella contra la cúpula de la centenaria entidad valenciana que incluía esta operación. Apabankval, representada por el abogado Diego Muñoz-Cobo y al frente de la cual se encuentra Juan Broseta, estará en el juicio como acusación.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email