Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Quioscos y 'take-away': València estudia nuevas actividades para revitalizar los puestos de prensa

16/11/2020 - 

VALÈNCIA. Periódicos, revistas -muchas revistas-, juguetes, gominolas y miscelánea varia constituye en esencia el stock de uno de los múltiples quioscos repartidos a lo ancho y largo de una ciudad como València. Pese a ello, se acumulan los cierres en este sector. A la debacle en la venta de las publicaciones en papel, se suma ahora la crisis del coronavirus, que ha conllevado restricciones a la movilidad y la consiguiente caída en picado del turismo. Sin embargo, los quioscos quieren vivir, buscan sobrevivir.

Es por ello que ya se está planteando una nueva forma de entender estos puestos, islas de atención entre elevadas fincas. ¿Qué tal si diversificamos más los productos a la venta en estos enclaves? Es lo que propone el sector: ampliar el abanico de aquello que se puede encontrar en un quisco para atraer nueva clientela, y si puede ser más joven. Que la sociedad y las nuevas generaciones, al fin y al cabo, se reencuentren con los quioscos de toda la vida.

Por ello, la Asociación Profesional de Vendedores de Prensa de Valencia y Provincia (APVPVP),  que cuenta con más de 250 quioscos repartidos por la urbe, se reunió esta semana con la edil de Actividades, Lucía Beamud, para trasladarle una boceto de un nuevo modelo de instalaciones a partir de las que ya funcionan en el Cap i Casal. Es un proyecto a aplicar en los diferentes puestos de la ciudad, que ahora estudia el consistorio.

Lucía Beamud, concejal de Actividades de València. Foto: KIKE TABERNER

La idea pasa por dividir los quioscos en dos departamentos. Por un lado, mantener la actividad que en estas instalaciones se ha venido llevando a cabo hasta el momento. Y por otro, introducir un nuevo servicio de venta de productos alimentarios. No se trata de convertirse en una cafetería dado que no se proyecta ninguna terraza ni espacio similar para el consumo de los productos, sino que sería un servicio para llevar, al estilo take-away, según explica la presidenta de la Asociación Profesional, Ana Valle, quien detalla que ya se han puesto en marcha modelos similares en otras ciudades como Barcelona.

"Con la bajada de la prensa escrita, necesitamos sobrevivir para evitar cierres", asegura Valle, "y también para abrir aquellos que están cerrados". Con estos cambios, dice que podría conseguirse renovar la clientela habitual y atraer un perfil de público más joven. Esto podría, por otra parte, repercutir también en la clase de interesados que hay para gerenciar un quiosco de estas características.

La Asociación ha planteado al departamento de Beamud iniciar un proyecto piloto en lugares concretos de la ciudad, con el propósito de probar el planteamiento y ver el resultado. Valle asegura que, con la regulación actual, sería suficiente con una autorización otorgada por los técnicos municipales para empezar a funcionar en estos puntos.

En el consistorio ven con buenos ojos la iniciativa: "Grosso modo nos parece correcto", aseguran en este sentido fuentes del área de Actividades. Ahora bien, están en fase de estudio para dilucidar si esta nueva actividad tendría un encaje legal con la actual normativa municipal o si, por el contrario, sería necesario abordar una modificación de la misma. "Toda vez establecida la forma jurídica, se tendría que perfilar la idea y entrar de lleno en materia", concluyen.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email