GRUPO PLAZA

opinión

Una rápida recuperación económica podría acabar generando inflación

Las fuerzas deflacionarias de la economía real han logrado compensar la influencia inflacionaria de los estímulos monetarios y fiscales

5/03/2021 - 

MADRID. Las vacunas contra la covid-19 nos hacen confiar en que podremos controlar la pandemia y han animado a los mercados en general. Sin embargo, una rápida recuperación económica podría acabar generando inflación. Durante la pandemia, las fuerzas deflacionarias de la economía real han logrado compensar la influencia inflacionaria de los estímulos monetarios y fiscales. El principal peligro de aquí en adelante es que aumente la inflación y las autoridades se queden por detrás de la curva a la hora de realizar los ajustes necesarios.

Si, al llegar a la mitad del año, la recuperación económica avanza a toda máquina y la inflación ha alcanzado, o supera, el 2%, la atención pasará a centrarse en si los bancos centrales subirán sus tipos de interés. Si reaccionan con demasiada lentitud, los activos de riesgo podrían verse presionados y las bolsas podrían tambalearse, provocando la caída de los rendimientos de los bonos.

Teniendo en cuenta que las perspectivas siguen siendo muy inciertas y que es probable que la inflación repunte en algún momento, 2021 podría ser un año complicado para los mercados de bonos. Quienes inviertan en estrategias de renta fija que no sean capaces de adaptarse a un entorno cambiante se arriesgan a que las rentabilidades se deterioren con el tiempo.

Dicho esto, los temores inflacionarios llevan vivos desde hace tiempo, ya que parecía que algunas de las tendencias deflacionarias a largo plazo presentes en los últimos años estaban tocando a su fin. Las tendencias demográficas y los indicios de que la globalización está perdiendo terreno sugieren que los costes y los precios aumentarán, dadas las medidas proteccionistas que observamos en los principales mercados y el retorno de las presiones inflacionarias.

Aunque podríamos decir que el potencial inflacionario es mayor ahora que antes, el mercado de bonos sigue mostrando una sólida capacidad de resistencia y oportunidades para invertir en nuevas emisiones de empresas que pueden refinanciarse a tipos de interés muy atractivos.

Paul Brain es gestor del BNY Mellon Global Dynamic Bond Fund y responsable de Renta Fija en Newton, parte de BNY Mellon Investment Management

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email